Milton Avery, el “Matisse americano”

16 / 06 / 2021
POR Nuria Miralles

El poder del color y las formas abstractas guiaron la carrera del pintor, quien desarrolló una pintura figurativa con un peculiar lirismo.

Milton Avery. March with a Green Hat,1948

Milton Avery (1885-1965) fue un pintor muy importante para la pintura abstracta americana a pesar de que gran parte de su obra fuese figurativa. Era conocido por algunos como el “Matisse americano” por la semejanza a la hora de aplicar el color con pinceladas sueltas y crear grandes planos de color. Desde el primer momento de su carrera, este artista mostró un especial interés por los paisajes. Resultado de esto fueron algunos lienzos de Hartford, lugar donde vivió, sobre los que aplicaba grandes cantidades de pigmento de colores brillantes.

Milton Avery. Interlude, 1960

Es difícil clasificar el arte de Avery dentro de los géneros habituales. Si bien sus obras caen debidamente en las categorías de paisajes, figuras, retratos, autorretratos y naturalezas muertas, la obra de Avery incluye una serie de combinaciones como la figura en el paisaje, que también puede identificarse como un retrato, lo que hacen que las categorías mismas carezcan de sentido. Lo importante de las obras del pintor es que se derivan de su observación y su insistencia de representar el mundo real de las cosas y las personas.

Milton Avery. Greenwich Villagers, 1946

Avery se convirtió en uno de los mayores coloristas entre sus contemporáneos. Los pigmentos llamativos fueron elementos dominantes dentro del arte del artista, quien eliminó de sus obras los detalles ilusionistas innecesarios y simplificó las formas en formas planas. El color del pintor es original, expresivo y, en gran parte, interpretado de una manera intuitiva y personal, ya que nunca basó su estilo en teorías mecánicas del color o prescripciones estéticas.

Milton Avery. Nude on the beach, 1943

El ingenio jovial y el sentido del humor de Avery, mencionado en casi todas las descripciones de su personalidad y aparente en muchas de sus declaraciones registradas, también es claramente evidente dentro de su arte. Era un hombre tranquilo que no se ajustaba a la noción romántica y bohemia del artista moderno y vanguardista. Su objetivo era transmitir la forma por encima del contenido, lo que le llevó a hacer de su arte un verdadero ejemplo a tener en cuenta.

Milton Avery, Clover Leaf Park, 1942

Milton Avery. March in Red, 1950

Milton Avery. Three Friends, 1944

Milton Avery. Portrait of the artist’s daughter reading, 1951

Milton Avery. Sketchers on the Rock, 1943

_