Tendencias sostenibles de 2021 a tener en cuenta

15 / 07 / 2021
POR Julia González

Tintes orgánicos, materiales reciclados o técnicas alternativas de confección, entre otras formas de hacer responsables con el medio ambiente.

Conjunto de Tach Clothing.

Según un estudio llevado a cabo por Samsung Newsroom UK para la fundación Graduate Fashion Week en nuestro armario hay una media de cuatro prendas que no nos ponemos nunca, pero también establece que el 60% de la población joven está lista para dejar atrás el fast fashion.

La sociedad cada vez es más consciente de lo que supondrá el cambio climático dentro de unos años y se ha vuelto más exigente con industrias como la de la moda, que ante la demanda de cambios por parte de los consumidores ha tenido que actualizarse introduciendo transformaciones y tendencias como las que aquí te mostramos.

El minimalismo como concepto

Colección L’AMOUR de Jacquemus 2020.

El estilo de vida minimalista se caracteriza por reducir nuestras pertenencias a lo esencial, simplificar todo al máximo y deshacernos de aquello que no nos hace falta. Esto en moda se traduce a prendas atemporales, para distintas ocasiones y fáciles de combinar, o lo que también se conoce como tener un armario cápsula.

Porque sí, menos es más y esto lo estamos viendo en colores neutros, los cortes y las siluetas más limpias. Como por ejemplo, los diseños de Jacquemus que ahora Zara ha llevado a sus tiendas en esta temporada.

Prendas y complementos de crochet

Cardigan Palmira de Tach Clothing.

Con esta tendencia nos volvemos a acercar al saber hacer y al lado artesanal de la moda, que recordemos no sólo está en la Alta Costura.

En concreto este cardigan es de Tach Clothing, la firma de Sabrina y Patricia Tachdjian dos hermana uruguayas, que produce de forma local y en un ambiente de comercio justo. Se inspiran en tendencias vintage y las reinventan para adaptarlas al presente.

Bolsos artesanales

Bolsos de Bielo.

Realmente en la sostenibilidad está todo muy ligado, ya que el fin último es la durabilidad de todo aquello que se produzca, por lo que tanto el diseño como los materiales y la forma de fabricación son importantes a la vez que complementarios.

En Bielo, mezclan técnicas de artesanía japonesa con artesanía catalana procedente de un taller de punto de La Llacuna activo desde los años 80. Los tejidos con los que trabajan también son de estas dos partes del mundo y con lo que consiguen piezas distintivas como los bolsos que presentamos en la imagen.

El cuero vegano entra en la escena del lujo

Victoria Bag de Hermès x MycoWorks.

A principios de este año Hermès anunciaba la reinterpretación de su Victoria bag en un nuevo material llamado sylvania, creado gracias a la alianza entre la firma francesa y la star-up estadounidense MycoWorks.

Esta alternativa presenta ventajas como la reducción del impacto de la huella medioambiental, ya que para producir cuero animal hacen falta grandes cantidades de agua y el proceso puede durar meses. En cambio, con el cuero vegano se reduce el tiempo de producción así como los recursos. Además de que ningún animal sufrirá ningún daño.

Innovación en los tejidos y en las técnicas de producción

Vestido de BITE STUDIOS.

La producción de seda a través de pétalos de rosa, es uno de los últimos avances en la investigación y desarrollo de la industria. Con esta alternativa  se evita la cultivación y muerte de los gusanos de seda.

Los creadores de este tipo de tejido son Bite Studios que a través de pétalos de un rosal específico de la India han conseguido llegar a este tejido biodegradable. Además, lo bueno de esta especie de rosal es que no son necesarios los fertilizantes ya que su crecimiento es muy bueno.

Pensamiento circular

Parte de la colección ganadora en la categoría Women’s Wear de la última edición de los premios Redress Desing.

La única definición conocida hasta la fecha es la proporcionada por Anna Brisman, fundadora de Green Strategy: “la ‘moda circular’ se puede definir como ropa, zapatos o accesorios que se diseñan, obtienen, producen y proporcionan con la intención de ser utilizados y distribuidos de manera responsable y efectiva en la sociedad durante el mayor tiempo posible en su forma más valiosa, y en lo sucesivo regresar de manera segura a la biosfera cuando ya no sea de uso humano”.

Para esta definición, se basó en iniciativas como la que ha lanzado la fundación de Ellen MacArthur, Make Fashion Circular, en la que se ha unido en colaboración con grandes grupos empresariales y diseñadores para proporcionar liderazgo en este ámbito con la intención de guiar a la industria de la moda hacia un camino más sostenible.

O los premios Redess Desing, donde las bases de las colecciones que se presenten deben ceñirse a la moda circular.

Tintes orgánicos

Foto de Colorfix.

Éstos están hechos a base de plantas, minerales, huesos de animales o cáscaras de frutos que se consideran deshechos en otras industrias, pero se pueden aprovechar en esta.

Por ejemplo, la empresa de biotecnología como Colorfix, es capaz de fabricar tintes a través de la melaza, un subproducto del azúcar, en colorante. Al ser un cultivo primario se aplica en áreas donde el azúcar ya es cultivado, lo que crea un impacto positivo en el medio ambiente puesto que no hace falta emplear más terreno del necesario.