Las alfombras voladoras de Alexandra Kehayoglou

29 / 06 / 2016
POR Caro Urresti

Llegar al recién habitado estudio de Alexandra Kehayoglou es un ejercicio físico y mental para entrar en su mundo. Salir del centro convulsionado de la ciudad de Buenos Aires en dirección a Munro, barrio suburbano inundado de fábricas, galpones y talleres, nos sitúa en un lugar poco transitado. Atravesar una pared de ladrillos para acceder por un boquete que obliga a uno a agacharse es sentirse un niño descubriendo un nuevo universo, un nuevo escondite.

 

PIEZAS_MG_9240

Alexandra nos recibe junto a José García Huidobro, Project manager e ingeniero-constructor del estudio A. K. José fue quien convenció, impulsó y agarró fuerte de la mano a Alex para aceptar la propuesta de una productora de moda que los llamó en representación de Dries Van Noten después de haber visto trabajos de ella en la web para encargarles el proyecto, a cambio de un gran pastizal, del desfile de la semana de la moda en la Paris Fashion Week del verano de 2015. Ese trabajo los hizo vivir en carne propia la vorágine de la moda, transpirar y no dormir para llegar a cumplir con los 24 días de producción, armar un equipo grande de trabajo y vivir la “locura” del PFW mientras montaban la alfombra en la pasarela. Alex y José al unísono adjetivan esas 12 horas previas al desfile como “dementes”. Dries conectó mucho con Alex, la cuidó sabiendo del impacto que la exposición de su obra iba a depararle y durante un año los acompañó como padrino y los invitó a Hong Kong.

Olafur Eliasson contactó con Alex para idear una alfombra 3D. Van Notten, Olafur y Alex compartieron encuentros y fueron cómplices de la energía típica de las personas creativas que se van apoyando unas a otras.

PIEZAS_MG_9245

Alfombras que vuelan

“Al haber nacido en una fábrica, vengo de lo industrial, que tiene una escala diferente a la de un taller artesanal” nos cuenta Alex.

Los sábados, acompañando a su padre, Constantino, recorría el ambiente fabril en silencio, con su ascensor enjaulado, escalera de caracol y revestido de conos de lana de todos los colores.

A los 8 años de edad, Alexandra, respondiendo a la tarea escolar de qué ser cuando uno es grande, inventó la palabra alfombrera. Esta anécdota se la relató su padre, quien aprendió el oficio de tejer de Elpiniki, madre de Constantino y alma mater de la empresa El Espartano, fábrica de alfombras y césped sintético de Argentina.

Alex estudió artes visuales en el IUNA. Inquieta, transitaba por varias disciplinas como fotografía, diseño gráfico o dirección de arte. “Cuando estudiaba, estaba muy, pero que muy obsesionada con hacer algo puramente mío, lograr algo auténtico”. En el último año de la carrera, su trabajo final incluyó el material de descarte de El Espartano. A la pregunta de qué conexión tenía con el objeto-pieza alfombra, responde: “lo que puede ejemplificar un poco mi vínculo es que en mi casa hasta los baños estaban revestidos de alfombras”. Naturalmente se fue convirtiendo en su materia de experimentación artística.

ALEXyJOSE_MG_9311 ALEX_MG_9381 DETALLES_MG_9396

Sus primeros trabajos fueron los Troqueles de Vaca (2), donde con el tejer, elige decir. Imitando las tradicionales alfombras de cuero vacuno, Alex reemplaza el material que escenifica el sacrificio de las vacas por la lana de oveja que no genera ningún daño animal. Hoy esa conciencia sobre el medio ambiente y la investigación sobre el paisaje están presentes en los cuadernos de bocetos, dibujos y proyectos que Alex plasma de forma cotidiana.

Alex y Elpiniki no se conocieron. Durante su embarazo, mientras con la “pistola” (su padre le recomendó esa herramienta para tejer pintando) recién comprada iba tejiendo  Refugio para un Venado de las Pampas (3), se preguntó qué pensaría su abuela de su actividad. Y tomó conciencia de que ella es un punto en la línea de la historia de la fábrica y de su familia y que seguirá habiendo otros puntos, como su hijo, que algunas tardes la acompaña y la mira tejer. Ese recorrido puede ser pensado como las lanas que van recorriendo la urdimbre.

“Mi trabajo se da en las intersecciones”. El ejercicio de transcribir en diagramas de Venn lo que uno hace o quiere hacer a Alexandra la ayudó a entender que su trabajo está en las intersecciones. Artesanía e industria, arquitectura y arte contemporáneo, suelo y pared, tradición griega y paisajes pampeanos.

PIEZAS_MG_9284 PROTOTIPOS_MG_9332 PROTOTIPOS_MG_9333

Las alfombras de Alex son piezas que generan una espacialidad nueva; uno no sabe si entrar y pisar o sólo observar esos pastizales infinitos de lana donde el tiempo se detiene. Donde el paisaje es la Pampa, lo nativo y lo que rodea a Alex. Esa Pampa tan diferente a Isparta, ciudad turca reconocida por la fabricación artesanal de alfombras que cobijó a su abuela y fue el germen para el desarrollo de la empresa familiar. Hoy traza un puente y un homenaje a esos abuelos inmigrantes a partir del trabajo comisionado por la marca Hermès para las vidrieras de Atenas. Son líneas que van en una dirección y otra, que interpelan, conectan, reflejan, continúan.

 

Extracto del texto escrito por Caro Urresti con fotografías de Ana Armendariz para #VEIN07