Celebration: el final de la carrera de Yves Saint Laurent

26 / 11 / 2018
POR Mariana Martinez

Inicialmente prohibido por Pierre Bergé, el que fuera su pareja sentimental, el filme traza los últimos años profesionales del diseñador francés.

 


 
Una vez más, vivimos un momento Yves Saint Laurent este otoño con el estreno del controvertido documental Celebration, dirigido por Olivier Meyrou, en el cual se expone una imagen conmovedora del diseñador durante los años previos a su retiro en el 2002.
 

 
Es el filme que Pierre Bergé, quien fue su pareja sentimental y socio en la marca, no quería que viera la luz. Ver a un Saint Laurent envejecido, un poco errático y con una salud deteriorada, en sus últimos años de carrera, no es como Bergé hubiera querido que se le recordara. Sin embargo, es un documental que desmiente los mitos creados alrededor de la industria de la moda y de su última etapa como director creativo.
 

 
Grabado entre 1998 y el 2001, Celebration se sumerge en la actividad cotidiana de la casa de moda, capturando la intensa preparación de los desfiles, las colecciones y otros eventos importantes. Un silencioso y tímido Saint Laurent, siempre acompañado de su famosa mascota Moujik, se filma en blanco y negro, mientras que otros miembros de la casa de alta costura como; la premier d’atelier Madame Colette, la jefa de P.R. Dominique Deroche, Bergé, Loulou de la Falaise y Betty Catroux, aparecen a color.
 

 

En un principio, todo parecía prometedor, el Sr. Bergé le dio un amplio acceso a Meyrou para seguirlo a él y al Sr. Saint Laurent durante ese período. Sin embargo, después de un tiempo, se fue desencantando con el proyecto, ya que no quería que se representara la relación “padre e hijo” que tenían en ese momento, y demandó al director para prevenir su lanzamiento. Al parecer, Bergé pidió ver el documental antes de su estreno y Meyrou lo impidió, lo que causó mucha fricción entre ambos.

 

 
A finales del 2015, siete años después de la muerte de Saint Laurent, Bergé finalmente aprobó el lanzamiento oficial del documental. Después de un intenso trabajo de restauración, el filme se grabó hace veinte años en un película Super 16mm.