Jesús Lafuente: “El problema social que más me preocupa, lo que me toca de frente, es la homofobia.”

02 / 07 / 2018
POR Belén Rubiales

Transgresor en contextos artísticos; cercano en las distancias cortas.

Con motivo del lanzamiento de #VEIN13 en Madrid, nos aliamos con SEBASTIAN PROFESSIONAL para celebrar la fiesta #VEINANDSEBASTIAN, donde reunimos a 5 de las caras más destacables en el activismo social, quienes fueron pasando uno a uno por un salón de peluquería efímero creado para la ocasión, y en el que compartieron mundología con los miembros del CULT TEAM SEBASTIAN.

En episodios anteriores, Ángela Huete y Mercedes Bellido. Hoy, Jesús Lafuente, más conocido como Fideoindazopa, en manos del estilista Oscar Coello, comparte con nosotros sus inquietudes, deseos y preocupaciones. Este modelo, miembro de la escena creativa madrileña, comenzó su romance con la moda con tan sólo 20 años, de la mano de Palomo Spain, participando en sus desfiles. De belleza clásica y gustos eclécticos, el gaditano encandila con su despreocupada personalidad. Frecuenta poco las tendencias, con looks que se matizan eclécticos y que como él, siempre conquistan. “La moda es frívola cuando no tienes un mensaje que transmitir, cuando no hay nada detrás”, nos dice.

Jesús es atípico, variable, capaz de llevar un vestido transparente a la escuela. Descarado como él solo, a Donald Trump le preguntaría, sin titubeos, por su ritual de belleza: “el pelo, la piel tan naranja…”. Se pegará unos trotes de salones y de cuidados de locos”. Sin embargo, no lo tiene tan claro cuando le preguntamos por una de sus virtudes: “creo que no tengo ninguna”, comenta, y tras unos segundos de reflexión, añade: “bueno, creo que soy un poco madre, y eso es una virtud a mi edad. Soy un poco señora de mi casa, y mis amigos son como mis niños.”

Trata su sexualidad de la forma más espontánea posible, confiriendo a las redes sociales ese papel de escaparate en el que muchos se pueden reflejar: “Es algo natural en mi vida y de esa forma lo muestro. Si subo una foto comiéndome la boca con mi novio es algo que está ahí, y que se tiene que ver. La mejor forma es naturalizarlo”. Jesús aprovecha para hacer un llamamiento al cese del odio y aversión a lo diferente: “A mí tampoco me gustan algunas cosas y no hago una campaña de bullying contra algo o alguien”, concluye.


www.sebastianprofessional.com

Créditos:
Fotos y video de Gabriel Galindez para #VEINDIGITAL