Hablamos con Karl Kani, icono mundial del Urbanwear

07 / 01 / 2020
POR Oriol Bruc

Karl Kani: «Nunca hubiera pensando ni en un millón de años que Michael Jackson llevaría Karl Kani»

 

Karl Kani empezó diseñando porque no encontraba la ropa que quería. Tenía dieciséis años, vivía en Nueva York y buscaba pantalones anchos, un estilo propio, algo que consiguió a través de sus propias creaciones. Considerado el padrino del urbanwear, los 90 están repletos de momentos y artistas llevando su ropa, como Tupac, Jay-Z, Aaliyah o Michael Jackson, y momentos emblemáticos como el único desfile realizado en la Casa Blanca de Bill Clinton. Karl me lo cuenta con calma y a energía cálida, de dónde salió la idea, cómo cambió todo, y sobre todo, en qué momento se encuentra ahora: colaborando con ÉTUDES, vistiendo a Teyana Taylor y abrazando un pasado que le ha llevado a un presente y prepara todo un futuro. Karl Kani basó su nombre en una pregunta que se hace constantemente a sí mismo; can I? Y vuelve ahora celebrando el 30 aniversario de la marca, colaborando con SNIPES y proponiendo un color block, tonos impactantes, la voluntad de decir estoy aquí y soy así y tengo la confianza de defenderlo. Nos sentamos a hablar de ello, y los nombres y las anécdotas vuelan, y el entendimiento de que estamos aquí y ahora. Por lo que hicimos, de donde venimos. Y por lo que podemos hacer a partir de ahora.

 

 

Tu historia es muy interesante. Empezaste a crear tu propia ropa con 16 años. ¿Cómo ocurrió?

Nací en Costa Rica, mi padre es panameño, y me mudé a Estados Unidos con dos años. Mi padre solía hacerse su propia ropa, eligiendo el tejido y llevándolo a un sastre, así que desde pequeño siempre vi el proceso como “ah, mi padre hace sus looks”. Y cuando mis padres se separaron, me mudé al ghetto en Brooklyn y tenía muchas ganas de conocer a los otros niños, pero se rieron de mí porque iba mal vestido, por lo que volví a casa y le dije a mi madre que tenía que comprar ropa nueva. Y me dijo que si quería ropa nueva, tenía que buscar un trabajo. Fue entonces cuando empecé a repartir periódicos a las 5 de la mañana y con ello me compré la ropa, y entonces los niños me aceptaron y yo lo que más quería ser aceptado, porque lo contrario de ser aceptado era ser rechazado. Y entonces me di cuenta de que la moda es algo importante para estos chicos en la ciudad, que pueden no tener dinero, no tener nada, pero sí ropa bonita. Y en aquel entonces queríamos la ropa más ancha, pero era imposible encontrarlo en las tiendas, así que hice todo un pack de pantalones en el sastre y la gente alucinó preguntándome de dónde eran.

 

 

Y así empezó.

Sí, pero el día más importante fue en el parque, cuando una chica quiso ver mi chaqueta para creerse que la había creado yo. Y me dijo “no tiene ningún nombre”. Y me di cuenta, que hasta el momento estaba haciendo ropa pero no había un nombre, ni una marca. Y eso hizo que al llegar a casa me planteara elegir un nombre.

 

Y ¿por qué Karl Kani?

Porque Kani (Can I?) es una pregunta que me hago a mí mismo todo el tiempo. ¿Puedo tener éxito? ¿Puedo hacer que las cosas ocurran? Y quería un nombre que tuviera un significado, y sabía que teniendo ese nombre tendría que preguntármelo a mí mismo cada día. Can I? Y a los 19 años me lo cambié legalmente.

 

 

En 1989 fundaste la marca y te mudaste a LA.

Sí, por la manufacturación, porque todas las fábricas de denim estaban en LA. Mi amigo y yo llegamos con 1000 dólares y un bolsillo lleno de sueños. Nos negamos a volver a Nueva York sin haber tenido éxito.

 

Y lo tuvisteis. Te llaman el padrino del urbanwear.

Sí, porque lo somos. No hay ningún diseñador, y esto es un hecho, que lo sea. Y si algún diseñador lo dijera, lo bajaría a la Tierra en un momento. ¿Quieres saber cómo? Te puedo enseñar momentos icónicos de los 90 con Tupac, Nass, Aaliyah, Michael Jackson, Jay-Z, y podría seguir. Nadie ha intentado decirlo, pero solo digo que si lo hicieran, esa sería mi respuesta.

 

 

¿Cómo crees que ha evolucionado el urbanwear con el tiempo?

Al principio el urbanwear era baggy, y ahora lo encuentras en forma de traje, de skinny jeans, de pantalones de deporte, y los diseñadores de marcas de lujo quieren coger el urbanwear y añadirlo en sus colecciones, porque ahora es cool. Cuando empezamos con el urbanwear nadie quería asociarse con él, mientras que ahora es todo lo contrario.

 

Has trabajado con Études, que dicen haber sido muy inspirados por ti y por tu trabajo.

Me contactaron y me dijeron que querían colaborar, y fue una conversación bastante simple. Yo también respeto mucho el trabajo que hacen, y la marca, y me pareció muy guay porque de repente Karl Kani se vendía en tiendas de lujo. Y podrían haberlo hecho ellos, pero lo hicimos de forma conjunta, con colores potentes, y se nos abrió todo un nuevo abanico de posibilidades.

 

 

En vuestro Instagram leí en un texto “Born to stand out”. ¿Dirías que es un concepto que podría definir la marca?

A mí me gusta decir “if you can’t see it, you can’t be it”, y no puedes ir a ninguna parte si no tienes una dirección. Karl Kani defiende ser claro y confiado. Y sólo se necesita una persona que se parezca a ti para que puedas conectar con ella y conseguir el éxito en ese campo; si él puede hacerlo, yo también. Me gusta cuando hay jóvenes que me miran y dicen ¿no fuiste a ninguna escuela de diseño y lo conseguiste? Creo que ese poder inspirador es lo que representa a la marca.

 

Si no hubieras sido diseñador, que ocurrió de forma natural, ¿qué hubieras sido?

Hubiera sido atleta. Porque me gusta centrarme en objetivos, cuidarme, proponerme una meta e ir a por ella.

 

¿Cómo es tu proceso creativo?

Diseño a partir de la emoción. Siempre empiezo con un concepto, ya sea navegar, o las carreras, y me fijo en los barcos, en los coches, en lo que sea que constituye el concepto. Una vez tienes un tema, es muy fácil diseñar a partir de él, porque sin un tema vas hacia la nada y sin dirección. Lo mío son temas, que venden la historia.

 

 

Hiciste un show de moda en la Casa Blanca, y eres el único diseñador que ha hecho eso.

Era la semana afrolatina y mi PR propuso la idea y les gustó, además que hice donaciones para ello. Si ves el vídeo lo verás, fue algo muy guay.

 

¿Hacia dónde crees que va Karl Kani ahora?

Tuvimos un bache en 2001 o 2002 porque ya no éramos tan populares como antes pero ahora la marca está subiendo otra vez y me gusta cómo están las cosas, porque ahora hay una nueva generación que lleva Karl Kani y sus padres solían llevarla, lo que nos abre el campo a dos generaciones distintas llevando la ropa.

 

¿Recuerdas algún momento icónico de los 90s de alguien llevando tu ropa?

Sí. Si hubo alguien que me sorprendió fue Michael Jackson. Nunca hubiera pensando ni en un millón de años que llevaría Karl Kani y lo hizo, y fue muy guay. Y ocurrió así sin más, yo no lo esperaba.

 

 

¿Hay alguien que querrías ver llevando tu ropa?

Me encantaría ver a Travis Scott con Karl Kani, pero yo digo que va a ocurrir este año.

 

¿Cómo te sientes en este momento?

Me siento muy bien con cómo están las cosas ahora mismo; acabamos de celebrar nuestro 30 aniversario este año y aceptamos cada momento con más seriedad, porque ahora miro atrás a todos los momentos que Karl Kani me ha dado y cómo de preciosos han sido cada uno de ellos. Karl Kani sobrevivió gracias a la historia, y es algo que abrazo y acepto y me hace sentir bien sobre el futuro también.

 

Más sobre Karl Kani en @karlkani Karlkani.com