Molly soda: self-ie, self-love, self-conscious

04 / 07 / 2016
POR Marisa Fatás

Molly Soda es conocida como ‘la princesa de internet’ o ‘la reina de tumblr’, tratamientos reales que ha conseguido con un comportamiento digno de lo más plebeyo. Su actitud de andar por casa o, mejor dicho, aquella reservada para la intimidad de un cuarto propio, ha conquistado el espacio público.

 

molly_soda_vein_01
 
Molly ha descubierto la fórmula más sencilla para convertirse en una estrella de lo más sofisticado. Con ella aprendemos que todo lo que creíamos que nos hacía distintos o especiales, es solo lo que nos hace parecernos a otros humanos.

En el trabajo de Molly siempre aparece ella en primer plano. Es como una oda constante al selfie. Se retrata, en video o en foto, en situaciones cotidianas: mirando al techo, viéndolas pasar, bailando ante el espejo, llorando o tiñendo su bigote. A menudo postea imágenes realistas, que contrastan con esa estética idealista que impera en redes. Es su forma de luchar contra los fantasmas y, parece que los va venciendo porque, cuanto más cruda es, más vasta es la legión de admiradores que la animan a seguir promoviendo ese amor propio y aceptación de los que ella hace gala.

 

Tus imágenes combinan una estética desafiante, rechazando las normas de belleza convencionales mientras mantienes en ellas elementos adolescentes y muchas dosis de rosa. Hay quienes consideran que no es activismo auténtico aquel que utiliza códigos girly.

No hay una forma correcta de ser una mujer. Es un argumento bastante bizarro – como, “¿no te depilas pero llevas maquillaje?” – ¿A quién le importa? ¿Cuándo vamos a parar de vigilar los cuerpos de los demás? Yo me identifico con la ‘feminidad’ tradicional, en parte, porque la encuentro confortable. Mi habitación, en mi casa, parece que pudiera pertenecer a una chica de 13 años y me gusta reflexionar acerca de ello y reflejarlo en mi trabajo. Creo que las adolescentes son mágicas, poderosas e inteligentes.

En muchas de tus entrevistas te preguntan si no consideras que hacerse tantos selfies sea una cuestión de vanidad.

Yo no soy inmune a la necesidad de validación de los demás. Todos la necesitamos en cierta medida. Y estoy de acuerdo en que puede ser perjudicial así que es buena con moderación. También es satisfactorio saber que otras personas están viendo y disfrutando el contenido que produces. Es agradable saber que la gente se identifica contigo. Retocamos nuestras fotos porque necesitamos ser percibidos de un modo particular. Del mismo modo, no todos mis selfies son “atractivos”, pero, al mismo tiempo, siguen trabajando hacia el objetivo que es que la gente los mire y respondan a ellos. La validación no solo viene en la forma “Estás buena” o “Qué buen aspecto tienes”, también puede ser más sutil.

 
molly_soda_vein_02
 

Tratas de ser tú misma y compartir tu identidad con los demás en internet. Suena muy sencillo, pero en realidad es toda una revolución, y más, siendo una mujer. 

Siento que gano mucha fuerza y poder por el solo hecho de mostrarme al exterior. Simplemente existiendo del modo que tú elijas y no pidiendo perdón por ello, como mujer, ya es una forma de activismo. Obviamente, los niveles de comodidad de la gente varían al pensar en la idea de exponerse. Para mí, cuanto más participo, cuanto más revelo, menos autoconsciente me siento. Todo lo que me molesta lo aireo de forma inmediata y eso lo considero realmente valioso.

En tu proyecto The leaked selfie filtrabas tus propios selfies desnuda, como una forma de restarle poder a todas aquellas ocasiones en las que las fotos de mujeres se han compartido o hecho públicas sin su permiso. 

Creo que el término “filtrado” del proyecto desató todo tipo de sensacionalismos y creó muchos malos entendidos a la hora de ser recibido por el público. Los medios hablaron de él con la intención de recibir más clics y tener más visitas. Esto para mí supuso un problema porque yo quiero que la gente vea y lea mi trabajo pero no siempre sucede en las circunstancias más idóneas.

Me fotografío desnuda, como lo hacemos la mayoría de nosotros, pero no envío nada a los hombres porque no quiero que lo usen contra mí o piensen que tienen poder sobre mí y mi cuerpo. Hay algo menos aterrador en el hecho de compartir mis fotos desnuda con todo el mundo que el entregárselas a una sola persona. No pretendo hablar por todas las mujeres y no le estoy diciendo a nadie qué hacer con sus cuerpos o fotos personales. Para mí fue una forma de reclamar mi imagen y liberarme del miedo.

 
molly_soda_vein_03

 

En los videos Woke Up Like This (Desperté así) apareces tratando de poner en práctica los videos tutoriales del maquillaje conocido como ‘natural’ o ‘nude’. ¿Es una forma de manifestar o denunciar que, incluso cuando queremos ser “naturales”, estamos controladas por un sistema que nos empuja a llevar a cabo una performance, invertir dinero, energía y conocimiento para poder ser “nosotras mismas”?

Me gustan los videos de belleza. Me hacen sentir bien. Paso muchas horas en casa viéndolos y para mí es como si una amiga estuviera en la habitación conmigo. He estudiado esos video de Youtube durante años y he aprendido a apreciar el ritual que supone el acto de maquillarse. Cada mujer lo hace de una forma distinta, tiene diferentes productos… hay algo muy especial en cada una de las rutinas de belleza.

Con Woke Up Like This quería abordar estos rituales. Me preguntaba cuántas personas que miran tutoriales de maquillaje realmente los practican paso a paso y quería intentar recrear la apariencia que proponen. A pesar de que yo estaba haciendo un ” maquillaje sin maquillaje” al final de cada video me sentía muy poco natural y no me gustaba a mí misma. Estos tutoriales tienen que ver con la economía de la belleza y la estructura capitalista de estos videos que, básicamente, podrían ser considerados como publicidad. Hay muchos elementos complejos en juego cuando se trata de los blogs de belleza en YouTube. Es un tema realmente transcendental y, definitivamente, no he terminado su exploración.

 
molly_soda_vein_04

 

molly_soda_vein_05
 

Me and my bear eran una serie de fotos en las que aparecías abrazada a tu oso de peluche, simulando con él una relación sentimental y poniendo en evidencia la creencia de que es obligatoria una relación para sentirse validada. ¿Crees que la idea de que necesitamos a alguien para estar completas es una construcción sociocultural?

Definitivamente es una construcción. Muchas veces me pregunto por qué anhelo un compañero romántico. ¿Es algo que realmente deseo o es algo que ha sido condicionado para que lo desee? El amor romántico no es la única vía para sentirse realizado. A pesar de saber esto, todavía pienso acerca de ello y sigue apareciendo la idea en mi cabeza. Quizá he visto demasiadas comedias románticas cuando estaba creciendo, quizá aun lo sigo haciendo (no es algo de lo que avergonzarse). Lo que es importante es ser conscientes de por qué nos sentimos como lo hacemos.

 
molly_soda_vein_06

 

Molly Soda