Rosa Parks: 9 apuntes sobre “la madre del movimiento por la libertad”

04 / 02 / 2017
POR Jaime Martínez

Celebramos el nacimiento de Rosa Parks recordando su lucha contra la segregación racial y en defensa de los derechos de las minorías.

 

ROSAPARKS-00

 

Este 4 de febrero Rosa Parks cumpliría 104 años. Reconocida activista y bautizada como la “Primera dama de los derechos civiles” y “madre del movimiento por la libertad”, su “NO” a ceder su asiento a un ciudadano blanco, en medio de las tensiones raciales por los derechos de la población negra y las minorías, se convirtió en un ejemplo de lucha y reivindicación política. Un sencillo acto que sirvió de catalizador para una multitud de protestas e iniciativas que se multiplicaron por diferentes rincones y ciudades de Estados Unidos, y que terminarían dando lugar a la aprobación de las leyes de Derechos Civiles y Derecho de voto de 1964 y 1965.

Fallecida en 2005, no podemos saber lo que Rosa Parks pensaría sobre la Marcha de las Mujeres que cruzó las calles de Washington el pasado 21 de enero, pero si algo nos enseñó, es que cualquier acto, por pequeño que parezca, puede encender la mecha que termine con las injusticias y la discriminación.

Conmemorando el día de su nacimiento, recordamos en 9 puntos las diferentes circunstancias y las consecuencias que se originaron a raíz del “NO” de una mujer que cambió la realidad política y social de todo un país.

 

1. “Separados pero iguales”.

Rosa Louise McCauley nació un 4 de febrero de 1913 en Tuskegee, Alabama. Hacía 45 años que la guerra de secesión había terminado, y los antiguos estados confederados del sur se regían ahora por las conocidas como leyes de “Jim Crow”, que promovieron la segregación racial desde 1876 hasta 1965.

Bajo el lema “separados pero iguales” se crearon escuelas, fuentes, parques, restaurantes, cines y tiendas, que en la practica ofrecían peores servicios a los ciudadanos de color. Uno de los momentos de mayor auge de las leyes “Jim Crow” ocurrió bajo el mandato del demócrata Woodrow Wilson, presidente de la Unión desde 1913 a 1921. Premio Nobel de la Paz, propulsor de la Sociedad de Naciones (antecedente de la ONU) y defensor del Ku Klux Klan, Wilson fue el responsable de introducir las políticas de segregación racial en los organismos federales de Estados Unidos.

 

ROSAPARKS-01

Diferentes ejemplo de la segregación en el sur de Estados Unidos durante la vigencia de las leyes de “Jim Crow”.

 

2. Su marido, su fuente de inspiración.

Con 19 años contrae matrimonio con Raymond Parks, diez años mayor que ella. Peluquero y miembro activo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color, NAACP, será él quien la anime a terminar su educación secundaria y la introduzca en los movimientos contra la segregación racial y a favor de los derechos civiles. “Me inspiró, porque él creía en la libertad y la igualdad”, decía Rosa Parks sobre su marido en una entrevista a la Academy of Achievement en 1995.

 

ROSAPARKS-02

Fotografía del matrimonio y Retrato de Raymond Parks.

 

3. Activista contra el racismo en un mundo machista.

En diciembre de 1943 Rosa Parks pasó a colaborar de manera más activa con la NAACP de Montgomery, convirtiéndose en la secretaria del líder local de la organización, Edgar Nixon.

La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color se fundó en 1909 por un grupo de activistas interraciales con la finalidad de “garantizar la igualdad política, educativa, social y económica de los derechos de todas las personas y eliminar la discriminación basada en la raza”. 

En un fiel reflejo de la situación de la mujer y el papel en que la sociedad las colocaba, el mismo Nixon remarcó en una ocasión que “las mujeres no necesitan estar en ningún otro lugar salvo en la cocina”, a lo que Parks respondió, “Bueno, ¿y qué pasa conmigo?”.

 

ROSAPARKS-03

Rosa Parks y Edgar Nixon a su llegada al tribunal de Montgomery, Alabama, 1956.

 

4. Su acto de desobediencia civil.

El capítulo de la vida de Rosa Parks que le llevaría a convertirse en “La Primera dama de los derechos civiles” comenzó un 1 de diciembre de 1955. Tras un largo día de trabajo como costurera, una Rosa Parks de 42 años tomaba el autobús Nº 2857 en la Avenida Cleveland de Montgomery.

En virtud de las leyes “Jim Crow” vigentes en Alabama, las cuatro primeras filas de asientos de los autobuses públicos se encontraban reservadas para los ciudadanos blancos, la parte trasera a los ciudadanos negros, y una zona intermedia podía ser ocupada por ellos siempre que ningún blanco la necesitara. Aquel día, Rosa Parks junto a otros 3 ciudadanos negros se encontraba sentada en la parte intermedia del autobús. La parte “blanca” ya estaba completa, y un nuevo pasajero blanco permanecía de pié. “Cuando el conductor se dio cuenta, nos dijo que nos pusiéramos de pie y le cediéramos eso asientos”. Los otros tres pasajeros negros se retiraron a instancias de James F. Blake, el conductor del autobús. Rosa Parks permaneció sentada. Dos policías llegaron y le preguntaron por qué no se levantaba, “No creo que deba levantarme, ¿Por qué nos empujáis?”, “No lo sé, pero la ley es la ley y tú estás bajo arresto”, concluyeron los policías.

Por su actos desafiantes Rosa Parks fue acusada de violar las leyes de segregación y condenada a pagar una multa de 14$. “Estaba cansada, cansada de ceder”, apuntaba años más tarde al respecto en su biografía “Rosa Parks: My Story”.

 

ROSAPARKS-04A

ROSAPARKS-04B

Fotografías de Rosa Parks durante su segundo arresto de 1956 y el autobús en el que fue detenida en 1955, expuesto actualmente en el museo Henry Ford de Detroit.

 

5. Las “otras” Rosa Parks.

Rosa Parks no fue la primera en negarse a ceder su asiento a un ciudadano blanco, pero el boicot al que su acción dio lugar está considerado como un ejemplo de lucha y un punto de inflexión en el movimiento reivindicativo por los derechos civiles.

Otros que con anterioridad ya habían tomado la misma medida fueron Bayard Rustin, Irene Morgan y Sarah Louise Keys. Pero los más importantes serían los de Claudette Colvin, Aurelia Browder, Susie McDonald y Mary Louise Smith, a los que recurriría la NAACP para presentar la conocida demanda de “Browder v. Gayle” que terminaría con las leyes de segregación en los autobuses de Alabama.

 

ROSAPARKS-05

Bayard Rustin y Claudette Colvin, una de las “otras” Rosa Parks.

 

6. El boicot.

Tras el arresto de Rosa Parks, la población de origen afroamericano, conducida por Edgar Nixon y un hasta entonces desconocido pastor Martin Luther King, iniciaron un boicot a la red de autobuses de Montgomery que se prolongaría durante 381 días.

Los ciudadanos negros se organizaron para viajar en coches compartidos, taxis propiedad de otros negros o, simplemente, caminando. Eran los principales usuarios de la red de autobuses, y la prolongada duración del boicot comenzó a afectar a la vida de toda la ciudad. El alcalde se vio obligado a abrir líneas de negociación con los organizadores del boicot, mientras muchos ciudadanos negros eran hostigados y detenidos como modo de presión. Rosa Parks fue también detenida acusada de ser una de las instigadoras, e iglesias y casas como las de Martin Luther King y el reverendo Nixon fueron dinamitadas.

El boicot llegó a su fin el 20 de diciembre de 1956, una vez que se hizo efectiva la resolución del Tribunal Supremo en virtud de la demanda “Browder v. Gayle” por la que se declaraba inconstitucional la segregación en los autobuses de Montgomery.

 

ROSAPARKS-06

Rosa Parks sentada en la parte delantera de un autobús al día siguiente de que se hiciera efectiva la declaración del Tribunal Supremo en contra de la segregación. 

 

7. En defensa de viviendas dignas y contra la represión policial. La lucha continúa.

Con el fin del boicot la violencia no hizo más que aumentar, y los Parks decidieron mudarse a Detroit en 1957. Allí Rosa comenzaría a trabajar para el congresista John Conyers y a participar de la lucha por los derechos civiles a nivel nacional. Durante este periodo actuó de altavoz de los abusos policiales practicados sobre los manifestantes negros durante los grandes disturbios de Detroit de 1969, con la mala condición de la vivienda y el desalojo urbanístico de los barrios tradicionalmente de color como caldo de cultivo de la revuelta.

 

ROSAPARKS-07

Rosa Parks junto al congresista John Conyers entorno a 1990 y retrato de Rosa Parks.

 

8. “I have a Dream” y Martin Luther King.

El boicot de los autobuses de Montgomery estimuló una multitud de protestas no violentas en otras ciudades, y catapultó a Martin Luther King, como líder del movimiento por los derechos civiles.

El 28 de agosto, Martin Luther King junto a los miembros de otras seis asociaciones, organizaba la Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad, durante la que pronunciaría su famoso discurso “I Have a Dream”. El presidente Kennedy, que ya había impulsado un proyecto a favor de los Derechos Civiles, moría asesinado el 22 de noviembre de aquel mismo año, y sería su sucesor, Lyndon B. Johnson, el encargado de promulgar el 2 de julio de 1964 la Ley de Derechos Civiles, y un año más tarde la Ley de Derecho de voto.

 

ROSAPARKS-08

Rosa Parks y Martin Luther King durante la Marcha sobre Washington de 1963.

 

9. “Ella se sentó con el fin de que nosotros podamos levantarnos”.

“Ella se sentó con el fin de que nosotros podamos levantarnos”, decía el reverendo Jesse Jackson tras la noticia de la muerte de Rosa Parks, el 24 de octubre de 2005. “Paradójicamente, su encarcelamiento abrió las puertas de nuestro largo viaje hacia la libertad”.

Rosa Parks se convirtió tras su muerte en la primera mujer y la segunda persona afroamericana en recibir honores póstumos en la Rotonda del Capitolio de Washington D.C, en cuyo Salón de Estatuas el Presidente Barack Obama inauguraba en 2013 una talla en bronce de la activista. “En un solo instante, con el más simple de los gestos, ella ayudó a cambiar Estados Unidos y el mundo”, nos enseñó que “siempre hay algo que podemos hacer” y que “todos tenemos responsabilidades con nosotros mismos y con los demás”, indicaba un Obama que no dudó en dar las gracias a las mujeres y hombres como Parks, “gracias a ellos, nuestros hijos crecen en un país más libre y más justo”.

 

ROSAPARKS-09

El presidente Barack Obama frente a la estatua conmemorativa en honor de Rosa Parks, 2013.