#SANGREFRESCA: DENISE GRAUS

04 / 07 / 2017
POR Verónica Martín

Se dió cuenta de que con el diseño podía aplicar lo que hasta ahora habían sido sus dos grandes hobbies: la fotografía y la moda y lo hizo de tal manera que “Physoc Nhomad”, su proyecto de fin de carrera en el IED, ha sido premiado como el Best Fashion Film 2017 en el Isabel Coixet Award.

 

 
Denise Graus describe su colección ‘Physoc Nhomad’ como “una crítica personal a la sociedad actual, ya que después de que las redes sociales aparecieran en nuestras vidas nos hemos centrado cada vez más en nuestra apariencia, perdiendo la esencia de cada individuo. El mundo contemporáneo nos está impulsando a actuar en grupo y no como de seres libres. Es por eso que a través de los nómadas prehistóricos me inspiro para mostrar una forma de vida basada en la libertad y nuestra naturaleza humana”.
 


 
Una colección que está compuesta por 6 looks referenciados en la sastrería, camisería y ropa interior, “ya que han sido prendas utilizadas a lo largo de la historia a modo represivo”. Sus tejidos se centran en algodones y lanas, materiales que funcionan muy bien con su estilo y que, tal y como aclara, le atraen por “las reacciones que tienen a la hora de crear volúmenes y siluetas”.
 


 
“Hay muchos diseñadores que me gustan, pero mis referentes son aquellos que a lo largo del tiempo se arriesgan a crear y a innovar, sin estar pendientes de las tendencias. Uno de ellos sería Martin Margiela y Rey Kawakubo” cuenta Denise, quien afirma que afirma que además se inspira en el día a día, en “ir por la calle y ver detalles que pasan desapercibidos, acciones fugaces, pero a la vez, el momento y el mundo en el que vivimos. Mi trabajo no deja de ser un reflejo de todo aquello que me pasa por la cabeza, ya que al fin y al cabo, la moda es arte”.
 


 
Más allá de la moda, a Denise siempre le ha gustado la fotografía y con “Physoc Nhomad” ha encontrado la oportunidad perfecta para unir ambas disciplinas. “Siempre de alguna manera, he querido tener la oportunidad de entrar más en este mundo; aparte poder trabajar con un equipo de gente que te ayuda y apuesta por lo que haces es una experiencia muy bonita, ya que ha sido un trabajo en equipo”.
 


 
“Con el Fashion Film hemos querido dividir el concepto en 4 etapas: prehistoria, edad media, revolución industrial y sociedad actual para plasmar en menos de dos minutos unos individuos luchando contra sus instintos, permitiendo fluir su naturaleza humana, consiguiendo así ser libres” explica la diseñadora que entre sus planes más inmediatos tiene el conocer el mundo de la moda en otros países, trabajar allí, aprender y ganar experiencia.