5 diseñadores nacionales predicen cómo será la moda después del coronavirus

29 / 04 / 2020
POR David Alarcón

Ralentización del calendario, auge del e-commerce o sustitución de las temporadas por colecciones cápsula. La pandemia promete redefinir la estructura del sector textil. Lo analizamos. 

De izq. a dcha. : María Rosenfeldt (Heridadegato), Yohei Oki y Miriam Sanz (Shoop) y Celia Valverde (CÉLIAvalverde)

La obligación de permanecer confinados como consecuencia de la pandemia global del coronavirus, que a día de hoy azota sin excepción a los cinco continentes y mantiene en vilo a todos y cada una de las naciones, ha golpeado duramente a infinidad de sectores. La industria de la moda está siendo una de las más afectadas por la excepcional situación, ante la imposibilidad de responder a los pedidos previstos, la paralización de las cadenas de producción y la caída de la demanda, entre otros muchos factores. Desde los equipos de diseño hasta los profesionales manufactureros, pasando por la distribución, el envío o la comercialización en tiendas físicas. Todos los agentes del sector se han visto sumidos en la incertidumbre más absoluta, favorecida por el desconocimiento generalizado de una fecha que dicte la vuelta a la normalidad (entendiendo por ‘normalidad’ la posibilidad de volver al trabajo).

Mientras las firmas más poderosas del mundo tratan de paliar los efectos de la pandemia contribuyendo con donaciones millonarias al sistema sanitario, como Gucci, o fabricando mascarillas masivamente, en el caso de Chanel, los pequeños negocios y las marcas emergentes luchan a contrarreloj por mantenerse a flote. Desde rediseñar las estrategias de negocio hasta fortalecer el e-commerce. Los creadores tratan de redefinir sus procedimientos a la vez que meditan cómo afrontarán la vuelta a la producción y la interacción con el cliente; procesos que, con total seguridad, se producirán de forma gradual y progresiva.

Hablamos con 5 diseñadores nacionales para conocer cómo piensan que afectará el coronavirus al negocio de la moda, qué tendencias y modelos productivos creen que se impondrán en los próximos tiempos y saber cómo están sobrellevando esta situación desde sus hogares.

CÉLIAvalverde otoño-invierno 2019

MIRIAM SANZ & YOKEI OKI (SHOOP)

“Afrontamos el día a día trabajando y manteniendo la mente ocupada” comentan Miriam Sanz y Yohei Oki, fundadores y conductores de la firma SHOOP. El dúo creativo, quien trabaja a caballo entre Madrid y Tokio, reconoce tener mucho trabajo a pesar de las dificultades que entraña el confinamiento. No es fácil avanzar porque todo lo que nos rodea está parado: los talleres, las fábricas… Por suerte, en Japón parece que las cosas están mejor que aquí y estamos avanzando desde allí en la distancia.” Ellos experimentaron en primera persona la cancelación de su desfile, previsto para el pasado 21 de marzo en la capital japonesa, además de los efectos derivados de la imposibilidad de cumplir con la distribución y los pedidos. El trabajo se está acumulando en estos momentos y será difícil cumplir las fechas programadas para muchos, ya que todos trabajamos con los mismos deadlines.” confiesan. Mientras tanto, aprovechan para echar una mano dentro de las posibilidades que el entorno les ofrece. “Estamos donando mascarillas hechas desde casa a algunas residencias de Leganés y hospitales como el Severo Ochoa y la Fundación Jiménez Díaz en Madrid”

Los diseñadores, quienes se sirven de la cultura, la música o la sociedad para dar forma a sus colecciones, prevén dos cambios fundamentales en la industria: uno vinculado al concepto de ‘Semana de la Moda’ y otro dirigido a los hábitos de consumo. De momento, el concepto que conocemos de ‘Fashion Week’  va a cambiar, al menos hasta que volvamos a una “nueva normalidad”. Quizás tenemos que crear un nuevo formato entre todos y la moda tiene que reinventarse, puede ser”. Una transformación que repercutiría sobre otros negocios más allá del de la moda “Afectará a otros sectores que se alimentan de ella, ya sean compañías aéreas, hoteles, restaurantes, clubs, museos, etc”. En cuanto al comportamiento del cliente final, advierten una reducción en el consumo debido a que ahora los clientes consumen masivamente productos de primera necesidad, pero no moda.”. Un hecho que viene acompañado de medidas excepcionales adoptadas por las firmas. “Hemos observado que algunas tiendas online están haciendo descuentos que jamás harían a estas alturas de la temporada”.

SHOOP SS20

KRIZIA ROBUSTELLA

La diseñadora originaria de Amsterdam, adoptada por Barcelona desde hace años, celebraba en 2019 su décimo aniversario en la industria de la moda. En tan solo unos meses, Krizia Robustella ha pasado de presentar su colección ‘Magic Orgy’ en la 080 Barcelona Fashion el verano pasado a cuestionarse los cimientos de la industria de la moda. Me imagino que como en todas las crisis habrá que apretarse el cinturón. Ser más conscientes con el producto que vendemos y las acciones a realizar, ajustar precios y aportar creatividad al máximo. Será un reiniciar para muchos.”. Krizia es plenamente consciente de los efectos que la pandemia tendrá sobre el consumo, previendo que “la venta será difícil por la crisis económica”; pero eso no le impide ver las consecuencias positivas que el cambio de paradigma puede acarrear. “Esperemos al menos que sirva para que la gente sea más  consciente y responsable a la hora de comprar. Mejor menos y de calidad.” explica.

Cuando la preguntamos por su rutina diaria durante el confinamiento, la diseñadora holandesa reconoce estar sorprendida por la serenidad y la paciencia con la que lo está afrontando Café, móvil, ordenador, un poco de teletrabajo al sol en la terraza… Para mi sorpresa estoy bastante relajada, supongo que como siempre suelo ir bastante a tope en la vida normal, esto está siendo como un retiro espiritual obligado. “.

Backstage Krizia Robustella / Fotografía: Trinidad Vargas

LEANDRO CANO

El diseñador jienense Leandro Cano, quien presentó su última colección ‘A TU VERA’ en París a principios de mes de marzo, a escasas dos semanas de que se declarase el estado de alarma, reconoce estar padeciendo las consecuencias del aislamiento y la nula interacción social “Soy una persona que me gusta mucho el contacto con la gente, me encanta tener la casa llena, me entristece no ver a nadie y me cambia el ánimo. Pero estamos venciendo esta locura” confiesa. No obstante, el creador andaluz vislumbra un nuevo futuro para el sector de la moda, en el que las estructuras preconcebidas y el modelo adoptado por la industria desde hace décadas experimenten una profunda transformación.

Va a cambiar todo, es mi percepción o mi deseo. Creo que nada funcionaba bien, y el cambio estaba asegurado. Ha sido un golpe fuerte, pero hay que pensar en qué hacer ahora. Sin duda, cambios e ilusión”. En el caso de confirmarse, esta revolución en el seno de la industria obligaría a los diseñadores a adaptarse a un nuevo paradigma, exigiéndoles desarrollar nuevas aptitudes aún sin definir. En ello estoy pensando y meditando. No lo tengo claro aún, pero trabajo día a día en buscar soluciones. Pero sobre todo, pensando en la belleza humana.concluye.

‘A TU VERA’ by Leandro Cano

CÉLIA VALVERDE

Célia Valverde, alma máter de su firma homónima fundada en 2014, responde enérgicamente cuando la preguntamos por su estado anímico ¡Estoy muy bien! Aprovechando a pasar mucho más tiempo en familia. Ya se me olvidaba eso de comer y cenar con tus padres todos los días cómo cuando eras pequeña”. Además de disfrutar de su entorno más cercano y descansar, algo infrecuente en su día a día, Célia aprovecha para reflexionar sobre su ritmo de vida y los efectos que dicha rutina conlleva “Comparando tu vida anterior a la cuarentena, te das cuenta de todas las cosas que hacías durante el día y lo poco que dormías”.

Lejos de volcarse únicamente al ocio y el disfrute, la creadora española continúa cumpliendo todos y cada uno de sus quehaceres diarios. Sigo las mismas rutinas (incluso ahora más estrictas que antes) y horarios cómo si no estuviéramos en confinamiento: desayunar, teletrabajar, comer, teletrabajar, merendar, facetime con amigos, entrenar (una de las habitaciones parece un mini gimnasio jaja), ducha cenar  leer/ver algún documental  y dormir.” Mantener la mente ocupada ayuda a la diseñadora a evadirse de la excepcionalidad de la situación, preservando los ritmos habituales confiriendo al confinamiento cierto carácter de normalidad. A pesar de su ajetreada agenda, Célia saca tiempo para reflexionar acerca del futuro del sector por el que siente pasión y en el que vuelca su vida: la moda. “La gente va a cambiar su forma de comprar de forma impulsiva el fast fashion, e invertirá en algo mas perecedero y de mejor calidad. Y ahora con las fábricas cerradas y con la reducción de producción de lujo y desfiles, replantearemos mejor cómo y dónde gastar en ropa.”  sentencia.

CÉLIA VALVERDE SS20

 MARÍA ROSENFELDT (HERIDADEGATO)

La diseñadora escondida tras la firma HERIDADEGATO, María Rosenfeldt, está firmemente convencida de que “esta situación nos está cambiando a todos”. La creadora madrileña, quien lleva más de siete años en el sector al frente de su propia marca, piensa que la forma de producir y consumir moda cambiará una vez el confinamiento llegué a su fin. “Supongo que a partir de ahora la venta tendrá que ser más concreta y casi por encargo.” No obstante, María cree que el cambio comenzará a materializarse una vez la situación haya mejorado y la normalidad se haya restablecido en gran medida . A mi sinceramente, ni me apetece pensar en comprar ropa o producir más cosas. Creo que estamos todos un poco bloqueados“.

Una vez los efectos de la pandemia comiencen a hacerse visibles, y con ellos la imperiosa necesidad de redefinir las pautas que dictan el sector, las firmas deberán apostar por nuevos formatos y vías de comunicación. En cuanto a las temporadas, el sistema de ventas, desfiles y presentaciones tendrá que cambiar. Parece imposible imaginarse una feria de la Semana de la Moda de París con compradores internacionales.” comenta. Un cambio en el sistema que, de acuerdo con la joven diseñadora, obligará a los creadores a fortalecer su presencia en plataformas online y adoptar un nuevo calendario, más allá de la estructura definida por estaciones: primavera-verano y otoño-invierno. “Supongo que habrá que hacer producciones cápsula y enfocarse en el online”.

Kháos by Heridadegato