¿Cómo podemos ayudar al movimiento Black Lives Matter?

03 / 06 / 2020
POR Pilar Ramón

“Esto no se acaba una vez que el tema deje de ser tendencia” señalan desde la organización. Educarnos, reconocer nuestros privilegios y ser conscientes del racismo cotidiano son los primeros pasos.

Retrato George Floyd

El pasado 25 de mayo el vídeo de la muerte de George Floyd recorría el mundo como la pólvora. En él, veíamos la detención de un hombre negro que aparecía con el cuello bajo la rodilla de un oficial de policía, a pesar de que este expresaba que no podía respirar, el oficial no levantó la pierna y Floyd murió asfixiado unos minutos más tarde en un hospital cercano.

Por desgracia no se trata de un hecho aislado, y no es la primera vez que un acto racista cuesta la vida de un ser humano en Estados Unidos. Por ello, gran parte de la sociedad ha dicho basta y se han convocado diversas protestas pidiendo justicia. Estas protestas se han dado en diferentes ciudades como Minneapolis, Los Ángeles, Seattle, Dallas, Chicago, Atlanta, Detroit, Miami e incluso han llegado a La Casa Blanca.

Imagen de Ben Gray para AP

Tras estos sucesos cobra vida de nuevo el movimiento Black Lives Matter. Fundado por tres mujeres – Patrisse Khan-Cullors, Alicia Garza y Opal Tometi – en 2013 debido al asesinato de Trayvon Martin. Black Lives Matter se describe a sí mismo como un colectivo de libertadores que creen en un movimiento inclusivo y espacioso; su red se centra en aquellos que han sido marginados dentro de los movimientos de liberación negra; trabajan para conseguir un mundo donde las vidas de los negros no sean objetivos y por último afirman su humanidad, sus contribuciones a la sociedad y su capacidad de recuperación ante la opresión mortal.

Aunque este no es el primero que quiere combatir la brutalidad policial, ya en 1966 el Partido Black Panther intentó ayudar a la causa respondiendo al asesinato de Denzil Dowell. Otros esfuerzos del partido para defender la vida de las personas afroamericanas fueron decenas de programas comunitarios, clínicas de salud, asistencia legal y desayunos para niños, pero su imagen duradera en la cultura popular sigue vinculada a sus valientes esfuerzos que los criticaron como imprudentes para poner fin a la violencia policial.

Imagen de Bettman Archive. Las tropas Bloquean la calle Beale en Memphis cuando los manifestantes de derechos civiles pasan en 1968

Redes sociales como Twitter o Instagram han explotado indignadas exigiendo un cambio en la justicia. Tras una avalancha de retweets, trending topics, hilos y cambios de imagen de perfil; los usuarios han relanzado los hashtags #BlackLivesMatter, #SayHisName y #SayHerName, con la intención de visibilizar lo que está ocurriendo en el supuesto país más desarrollado del mundo.

¿Pero cómo podemos nosotros ayudar a Black Lives Matter?

1. Educarnos a nosotros mismos

Como nos explican en Black Lives Matter “esto no se acaba una vez que el tema deje de ser tendencia”. Por ello, lo primero que debemos hacer es educarnos a nosotros mismos sobre la cuestión, no podemos esperar a que alguien nos explique lo que es ser negro, para ello debemos buscar nuestras fuentes de información y convertirnos en anti-racistas, puesto que ya no basta solo con no ser racista. Podemos comenzar con algunos libros sobre el tema e ir añadiendo artículos, podcasts, webs de organizaciones, películas… como en este enlace.

2. Reconocer nuestros privilegios

Reconocer el privilegio que tenemos aquellos que no hemos sentido nunca discriminación por el color de nuestra piel. Y es que, si no eres una persona negra, nunca podrás comprender exactamente lo que se siente al ser rechazado por algo así. Reconocer este privilegio puede servirnos para desafiar a las injusticias que sufre la comunidad negra. Por ejemplo, si vemos una representación pequeña de la comunidad negra en los centros educativos o lugares de trabajo.

3. Tener consciencia del racismo cotidiano

Ser conscientes de que estas muestras de racismo ocurren a diario y no de forma ocasional. Alrededor de un 66% de los hombres afroamericanos sufren muestras diarias de racismo, ya sea negándoles un puesto de trabajo para el que están cualificados, recibiendo peores tratos en los centros de salud o siendo vigilados excesivamente cuando entran en un comercio.

Imagen de Aishwarya Krishnamoorthy para Reno Public Radio

4. Decir en voz alta sus nombres

También debemos humanizar a las víctimas que sufren este tipo de acoso y aún más a aquellas a las que les ha costado la vida: decir sus nombres, hacer saber a los demás que son personas y que no es algo normal ver imágenes como las que se han mostrado estos días. Para ello, se deben utilizar los medios de comunicación, compartir artículos y cualquier enlace pertinente de Black Lives Matter o Say His/Her Name. Alzar la voz en apoyo es especialmente importante entre nuestra propia comunidad.

5. Firmar las peticiones

Firmar la petición de Geroge Floyd, que ya ha recaudado más de 11 millones de firmas. Fue creada por Kellen Smith y es un llamamiento a las autoridades de Minneapolis para que rindan cuentas por la muerte de Floyd. En la página web de Black Lives Matters también podemos encontrar otras peticiones para ayudar a paliar el racismo.

6. Hacer donaciones

Puedes elegir a quién realizas tu donación si a las organizaciones o si quieres ayudar a financiar los funerales de algunas de las víctimas. Por ejemplo, en este momento hay una cuenta de Go Fund Me para el memorial de Geroge Floyd y varias organizaciones que piden ayuda para pagar las fianzas de los protestantes encarcelados.