Nerea Garro: «mi fotografía más personal es un remanso de paz»

08 / 01 / 2024
POR Rocío Madrid

Durante esta sesión Nerea abrió la ventana del salón de su nueva casa y un ruiseñor se posó en ella, no quería irse, seguro notaba el mood tan acogedor, casi como isleña, que se desprende de ella.

Nerea Garro se atreve con los colores como pocas fotógrafas. Quizás sea su base en la pintura lo que le da la capacidad de jugar con saturados y glossys sin salirse de la armonía latente en sus imágenes. Tuve la suerte de conocer a esta bilbaína en Lanzarote, isla por la que ambas sentimos un flechazo completo. Ella escapa desde Barcelona cada vez que puede y su proyecto más personal lo desarrolla allí. En su trabajo intenta diluir la barrera entre fotografía de autor y moda, hecho que espero se materialice y comparta próximamente.

¿Te han hecho alguna vez tu carta astral?

Con el Co-Star, soy Tauro (muy Tauro) con ascendente Libra y la luna en Acuario.

Comenzaste con la pintura y ahora te dedicas a la fotografía ¿Cómo ha sido ese proceso hasta hacerte con la técnica de la cámara?

Creo que fue muy orgánico, al principio hacía algunas fotos que me servían de referencia para pintar, hasta que me fui enfocando más en la foto en sí y disfrutaba mucho del proceso de edición jugando con los colores como podía haber hecho antes con la pintura. Ahora mismo depende con qué cámara, o que tipo de fotografía realice, no siempre edito tanto el color, pero creo que ha sido algo importante en mi trabajo. 

¿El armario lo has pintado tú? Me encanta.

Gracias 🙂 La verdad que lo tengo un poco parado, la idea es pintarlo entero, bordes, cajones… como los antiguos palacios italianos. 

Vives en Barcelona, pero mantienes una relación muy especial con Lanzarote. ¿Cuáles son las cosas que te atraen tanto de la isla?

Bueno, sin duda, mi novio, que es quien me enseñó la isla, y nuestra perrita Oba, son los dos motivos principales, pero no pasaría tanto tiempo allí si no fuera un lugar tan mágico. Me siento muy afortunada de poder escapar del ajetreo de Barcelona, del trabajo, del ruido, de las prisas… y llegar a la isla, donde parece que el tiempo se para, y ya no hay prisa para nada. 

Me encanta dar largos paseos con Oba, por el volcán, o por la playa kilométrica de Famara. Siempre puedes ir a descubrir nuevas esquinas de la isla, o aislarte en casa o en alguna cala con el mar de fondo. Puedes ir a bucear al lado de casa, que verás un montón de pececillos distintos, o jugar a adivinar en qué lado de la isla se estará mejor los días de mal tiempo. 

La percepción del tiempo y la conexión contigo mismo y con tu entorno cambia por completo allí. 

¿Qué te suele inspirar a la hora de montar un set o proyectar una foto? ¿Sigues algún proceso?

Creo que cada proyecto y cada foto es un mundo, no tiene nada que ver un proyecto más personal o algo más comercial en el que trabajo con un equipo. También las dinámicas de cada equipo y los procesos son muy distintos entre sí. Yo personalmente no estoy cerrada a nada, de cada manera de hacer y de cada equipo siempre aprendes algo. Por lo que no, no suelo seguir siempre un mismo proceso… depende qué tipo de proyecto sea, a veces necesitas ir con unas referencias muy claras y unas fotos muy pensadas, aunque luego puedas salirte del guión. Otras veces puedes tener un concepto y una idea clara pero tener libertad para jugar y probar en el set. Y por último, cada proyecto depende también de las necesidades y los recursos de los que se disponen. 

¿Alguna/algún artista que haya marcado tu manera de entender la fotografía?

Ya lo adivinó fácilmente Alec Soth en el taller que hicimos en Lanzarote: uno de mis primero amores fotográficos fue Ryan McGinley. 

A nivel de realización, ¿qué te gustaría transmitir con tus imágenes? Algún mensaje implícito con el que te gustaría que te identificaran.

Creo que mi fotografía más personal es un remanso de paz, tanto para mí como para el que la recibe, siempre me han dicho que da sensación de libertad, a menudo son momentos espontáneos no buscados que surgen, los veo, y necesito guardármelos. A veces transmitir esto mismo en una fotografía más comercial es complicado… en estos casos es cuando reluce más la parte estética, donde toma importancia el juego y la balanza entre composición, color y sujetos. 

Algún proyecto personal en el que estés trabajando ahora o que te gustaría desarrollar a medio plazo, y que no te importe desvelar.

Pienso constantemente en hacer un fanzine o una revista, (me acuerdo mucho de tus palabras), en el que pueda reunir y dar forma a todos estos años de fotografías  tanto en la isla como en otros lugares, de mi novio y de mi entorno… creo que es un buen propósito de año nuevo. 

Un sueño que ya hayas cumplido

La verdad es que vivir sola en Barcelona, dedicándome a la fotografía y pudiendo escapar a Lanzarote cuando lo necesito es un buen regalo ya. 

La prenda que se ha vuelto imprescindible…

Los pantalones de Clan Clan que llevo puestos, son cómodos y pueden ser más casuales o elegantes según la ocasión, encima me los regalaron mis amigas por los 30. 

Tus flores favoritas.

No tengo una flor favorita, me parecen todas preciosas, pero si te tengo que decir una igual te diría un hibiscus, por sus degradados bicolor. 

Texto y fotografías de Rocío Madrid