PICOPICO, dulce juventud

03 / 05 / 2022
POR Juan Marti

La firma nos presenta, a través de unas fotos exclusivas de Lucía Bernardo, su nueva colección: “International School”

Ay, sinceramente, más allá de los clásicos juveniles americanos, de los recientes hits de Netflix o HBO, quien de verdad venera a los institutos y a los adolescentes es el anime. En estas series japonesas, la adolescencia no conoce límites, no hay solo líos de faldas y corbatas, también un mundo de posibilidades más allá de lo inimaginable. Si tienes suerte, puedes ser un super héroe como en “My Hero Academia”, caer víctima de una calamidad como en la sanguinaria “Another” o enamorarte en plan “CLANNAD”. Todo es posible cuando te enfundas uno de esos encantadores uniformes por los que el mundo de la moda siempre ha sentido tremenda fascinación. PICOPICO, la firma capitaneada por el joven diseñador Federico Betancourt, quien, desde sus inicios, ha demostrado auténtica pasión por éste género visual japonés, inicia una nueva etapa fiel a su homenaje al mundo Kawaii con su nueva colección: “International School”. De la mano de la fotógrafa Lucía Bernardo, PICOPICO nos presenta unas prendas que son pura fantasia, una oda a esa juventud entre pasteles de arroz, leotardos y aventuras inesperadas.

 

PICOPICO acaba de presentar su cuarta colección: “International School”. Vuestra primera fue “Girl Group”. ¿Cómo dirías que habéis evolucionado como marca desde los comienzos?

Desde Girl Group han pasado cuatro años, en los que he evolucionado mucho, siempre intentando no perder la identidad. Ha sido un camino bastante complicado en ocasiones, en el que incluso me he planteado si valía la pena seguir invirtiendo tanto tiempo, esfuerzo y dinero en el proyecto. España es un país difícil para cualquier marca, y más para las que se salen de lo convencional. A veces parece que solo se vende moda para ´´invitadas“. Creo que estoy encontrando un equilibrio creativo y profesional.

 

 

En esta colección hay por un modelo masculino, pero muchas de tus prendas, aun lucidas por mujeres, podían ser llevadas también por hombres. ¿Crees que aún debemos de liberarnos de esa barrera que nos impide ver las posibilidades de una prenda, más allá de quién la lleve?

Sin ninguna duda. Cada vez más personas desdibujan la línea que separa la moda masculina y la femenina, y deberíamos seguir en una dirección en la que cualquiera se pueda vestir con libertad. En cuanto al modelo masculino, fue una decisión bastante orgánica, porque además lució ese look increíblemente bien.

 

Tus colecciones están muy influenciadas por el manga y el anime. ¿Hay influencias concretas detrás de “International School”?

Hay una especie de collage de varias influencias, pero en este caso, no hay un manga en concreto que la inspire. La influencia más clara son los uniformes escolares, pero también hay mucho de fuentes diversas, como el grupo pop t.A.T.u, o la cantante japonesa Chisato Moritaka, famosa en los años 70 y 80. También me he inspirado en trajes de animadora de institutos americanos de los 60.

 

 

No puedo evitar preguntarme por como recuerdas tú tu propia etapa en el instituto…

Creo que como casi todo el mundo, tengo recuerdos geniales y otros que no lo son tanto. Por un lado añoro la libertad y la sensación de tener toda la vida por delante. Al mismo tiempo no echo nada de menos la presión de pertenecer al rebaño, de intentar no sobresalir demasiado negativamente o de ser juzgado todo el tiempo.

 

¿Sientes predilección por alguna de las prendas de ésta colección?

Estoy muy satisfecho con los looks. Creo que algo en lo que soy bueno es en que todos tengan cohesión entre sí, que funcionen bien juntos y por separado, y que cuenten una historia. Mi look favorito es el vestido rosa inspirado en los chándales de algodón de Adidas. Creo que tiene un fondo deportivo pero es cutre al mismo tiempo.

 

 

Tu pasión por el manga es evidente. ¿Nunca se te ha venido a la cabeza la idea de escribir una historia de ese estilo?

Cuando era pequeño escribía y dibujaba mis propias historias todo el tiempo. Me pasaba tardes enteras creándolas, pero en realidad nunca las acababa porque nunca estaba satisfecho del todo. Quizás algún día retome alguna.

 

Marcas como Opening Ceremony o GCDS han presentado colecciones o colaboraciones muy influenciadas también por el anime: ¿Qué dirías que tiene esta estética que gusta tanto en el mundo de la moda?

Es una estética muy fuerte visualmente, y tiene muchas aristas que los diseñadores podemos llevar a nuestro terreno. Puede ser dulce, oscura o sexy. Además, cada vez más personas consumen manga y anime, colaboraciones, como las que realiza el fast fashion actualmente, eran impensables cuando yo estaba en el instituto.

 

 

Tu ropa se balancea en un equilibrio perfecto entre lo que supone ropa para lucirla en las revistas, y ropa para llevarla un día por la calle o de fiesta. ¿Cuál es el secreto para contentar a ambas partes?

Es complicado lograrlo: a veces pienso que he diseñado prendas demasiado fantasía que no se querrá poner nadie, y otras veces pienso que algo es demasiado sencillo y me he quedado corto. Es bastante estresante, así que procuro pedir algunas opiniones sinceras.

 

Sé que la confección de tus prendas es muy artesana. ¿ Cómo las creas?

Toda la confección la realizo en nuestro taller de Madrid. Siempre preparo varios bocetos con opciones y elijo la que más me convence, pero durante la confección, cambio nuevamente muchas cosas. Cuando tengo varios “toiles” o prendas listas, llamo a alguna de mis modelos como a @crissslc para hacer pruebas, y vuelvo a hacer cambios.

 

 

También has lanzado tu primera colección de joyas.

Me apetecía mucho preparar algo diferente, y lo primero que diseñé fue un cinturón hecho de tamagotchis de verdad, que presenté en el showroom Allianz Ego de MBFWM. Tuvo mucha acogida y junto a mi amigo el artista @mundomiko desarrollamos toda la línea de pendientes y colgantes impresos en 3D.

 

Si pudieras vestir a cualquier celebrity del mundo, ¿a quien te gustaría ver vistiendo PICOPICO?

Creo que a las chicas de Blackpink, que es mi grupo favorito actualmente. De España me gustaría vestir a Badgyal.

 

Seguro que ya estás pensando en tu próxima colección. ¿Puedes desvelarme algún secretillo?

Tengo varias ideas ya rondando, y lo que puedo desvelar es que será una colección más oscura cromáticamente y también conceptualmente.

 

 

 

Más en www.picopico.es

Créditos:
Fotografías y dirección de arte: Lucía Bernardo
Maquillaje: Mayra Calderón
Modelo: Suhui
Entrevista: Juan Martí