7 pasos para llevar una vida más minimalista

15 / 01 / 2019
POR Alba Manuela Aracil

Elaborar una lista para conocer tus prioridades, vestirte con menos piezas de ropa o crear en casa un espacio que no admita el desorden. Descubre los actos que te ayudarán a iniciarte en un estilo de vida más sencillo.

 

Portada de Down to Earth, a guide to simple living de Rhonda Hetzel

 
El minimalismo puede adquirir formas muy diversas dependiendo de a quién le preguntemos, pero la esencia de este concepto se basa en deshacerse de todo aquello que nos distraiga y nos robe tiempo o espacio, para dar prioridad a cosas más importantes. Se puede ser feliz con mucho menos, sino que se lo pregunten a Joshua Becker, creador de Becoming Minimalist. En su web, anima a los lectores a iniciar un estilo de vida en el que prima la simplicidad y el orden, fundamentado en la desvinculación de todo aquello que no sea acorde a estos valores.

Al principio, ser minimalista no es nada fácil, ya que solemos sentir un apego emocional hacia nuestras pertenencias materiales y por eso nos cuesta tanto deshacernos de ellas. Pero a pesar de que dar el primer paso sea complicado, después todo fluye y comenzamos a crear nuestra propia forma de entender el minimalismo. Esta tendencia de convivir solo con lo esencial nos ayuda a identificar lo realmente valioso y hace que nos demos cuenta de que vivimos con muchas más cosas de las que necesitamos.

Si estás pensando en adoptar una conducta más minimalista, te damos algunas pautas para que te inicies en este estilo de vida:

1.Ponlo por escrito

Para empezar, haz una lista en la que enumeres las razones por las que quieres ser más minimalista. Escribe todo lo que te preocupe o moleste y así también te darás cuenta de lo que tienes que dejar atrás, de este modo verás con más claridad tus prioridades.

2.Elimina un objeto cada día

En nuestra rutina nos acompañan más objetos materiales de los que somos conscientes, la mayoría de ellos innecesarios. Los 365 días del año nos pueden servir para librarnos de 365 artículos que ya no usamos y tampoco nos van a servir en nuestro nuevo estilo de vida.

3.Deshazte de los dobles

Continuando con los objetos, seguro que tenemos una misma pieza repetida dos veces o puede que más. Para este paso, utiliza una caja para guardar ese mantel que ya tienes en otro color, la taza idéntica a una que compraste años atrás o la copia de esa película que hace años que no ves.

4.Crea una zona libre de desorden

Como decíamos antes, introducirse en el minimalismo puede resultar un poco complicado al principio, por eso es una buena idea que empieces por una zona antes de seguir en el resto de la casa. No hace falta que sea una habitación, con que dediques un pequeño espacio en cualquier zona de la casa es suficiente. Así, su orden y su simplicidad te inspirarán a la hora de continuar con este proceso.

5.Viaja más ligero

Hacer la maleta es un buen momento para poner a prueba tu sentido del minimalismo. Solemos llenar la maleta de “por si acasos” que al final no utilizamos, por eso para la próxima intenta llevarte la mitad de cosas. Si te vas para 4 días, haz la maleta como si te fueras para 2. Así tendrás más espacio, menos peso y solo lo imprescindible.

6.Vístete con menos

Después de hacer hueco en la maleta, el siguiente paso es el armario. Para ello, puedes seguir los pasos de Project 333, que consiste en vestir con 33 prendas durante 3 meses.

7.Come platos sencillos

Alimentarse no es tan sencillo, pasamos mucho tiempo decidiendo qué compramos, cómo lo cocinamos o qué nos apetece comer. Para evitar estos quebraderos de cabeza, intenta desayunar y comer lo mismo durante la semana y ten 2 o 3 opciones de cena para ir variando.