Beauty: una oda a la belleza en el museo MAK

10 / 01 / 2019
POR Antonina Cupe

En los últimos 100 años ha sido demonizada por considerarse superflua y banal, pero sus comisarios defienden que en un futuro próximo volverá a tener un papel muy destacado en el diseño y el arte.

 

Logo de la exposición.

 
Stefan Sagmeister es diseñador gráfico y director de arte. Ha trabajado con artistas de la talla de los Rolling Stones, Aerosmith o Jay Z.  Sagmeister & Walsh es el nombre del estudio de diseño que ha fundado junto a Jessica Walsh, diseñadora gráfica, directora de arte e ilustradora estadounidense en Nueva York. ¿El último reto de este dúo de creativos? Descifrar qué es la belleza, cómo la percibimos y cómo impacta nuestras vidas. Beauty es el acertado título de esta exposición que puede disfrutarse en el MAK (Museo de Artes Aplicadas de Viena) hasta finales de marzo.  Distintas instalaciones que han sido creadas para la ocasion, así como ejemplos de diseño industrial, urbanismo, arquitectura y diseño gráfico se reparten por el museo e invitan al visitante a ver, oler y sentir la belleza. Las piezas crean así un discurso sobre este atributo y lo elevan a paradigma del diseño.
 

Retrato de 2013 de Stefan Sagmeister y Jessica Walsh.

 
Sagmeister defendía la importancia de hablar de la belleza en una reciente entrevista a La Vanguardia: “Después de cien años de belleza básicamente excluida como un objetivo en arte, diseño y arquitectura, estamos hambrientos de ello. Es el momento de aparcar todas las otras estrategias –desde el disgusto hasta el shock y la fealdad deliberada– y recuperar la belleza nuevamente.”  Para Sagmesiter la belleza no es superflua ni banal, sino algo intrínseco al ser humano. Cree en su poder y en su aspecto funcional, pues estimula los sentidos y nos hace sentirnos mejor. “La belleza no es una cosa subjetiva, es una necesidad universal.” Sagmeister ve imprescindible recuperarla como objetivo en el mundo del diseño por su impacto positivo, lo cual defiende con éxito en esta exposición. “la belleza va a tener un papel muy destacado en el futuro, en arquitectura, en diseño y en la planificación de las ciudades. Por la simple razón que es más estética, y además, sinceramente, queda mucho mejor”, continúa en la entrevista.
 

Vista de la exposición «Beauty».

 
La pieza central es “the Sensory Room” (habitación de los sentidos) que han diseñado en colaboración con Swarovski y que estimula los sentidos de quien se adentra en ella. Miles de cristales de Swarovski cubren los ornamentos creados por Sagmeister y Walsh, dotando a la habitación de brillo y fantasía. En su interior, el visitante se encuentra envuelto por todos los colores que componen una puesta de sol, así como de aromas y sonidos “bellos”. Una inmersión en el concepto de belleza y su efecto en las personas.
 

Vista de la «Habitación de los sentidos» pieza central de la exposición.

 
“Beauty” que comenzó en octubre del año pasado y podemos visitar hasta el 31 de marzo es la tercera exposición de Stefan Sagmeister en el MAK. En 2002/2003 debutó como comisario en el museo y en 2015/2016 tuvo lugar “The Happy Show” en el que invitaba al público a participar en su fascinante búsqueda de la felicidad. Después de su paso por el museo austriaco, la exposición se trasladará al Museo de las Artes Decorativas de Frankfurt del 10 de mayo al 22 de septiembre de 2019.
 
 

www.mak.at