BERSHKA ON STAGE: Aly Bass

08 / 10 / 2019
POR Oriol Bruc

El tour de BERSHKA ON STAGE llega a París el próximo 15 de octubre con la artista Aly Bass

 

“Aly à de la rage”. Aly Bass creció en un barrio de Bruselas y a los 11 años saltó a la fama tras participar en Eurovisión, ganando un disco de oro. Tras unos años de calma, retomó su carrera y tras una mala experiencia como chanteuse con una discográfica, descubrió el mundo del trap y empezó a expresar todo su cabreo a través de sus letras. Ahora a los 25 años, Aly cuenta con su proyecto “Je 2 societé” y está a punto de lanzar “Desperado”, su álbum. Fuerza, rabia y verdades en sus canciones, y un carácter dulce y muy afable fuera de ellas, Bass cuenta que el rap le permite decir lo que quiere con libertad y la convierte en Aly Bitch. El próximo 15 de octubre, algo antes el lanzamiento de su disco, estará en el Palais de Tokyo de París actuando a través de la iniciativa Bershka on Stage, marca para la que ha diseñado una camiseta. Aly ríe y cuenta con naturalidad, y hablamos de su trabajo.

 

He leído que cuando empezaste fue como “chanteuse”, no estabas haciendo rap.

Al principio sólo era cantante, no hacía rap. Después, cuando hice mi primer contrato con en Francia era únicamente cantante, pero yo era muy joven y las cosas no iban muy bien por lo que sentía dolor, y pensé “ya está”. Y me sentía un poco enfadada, y sentía que tenía que expresar toda esa mala energía y descubrí el trap. Y así empecé.

 

Porque tenías la necesidad de expresarte de otro modo…

¡Sí! Pero no una forma de expresarme, cuando era cantante era muy suave, muy douce, dulce, y cuando empecé con el trap fue como otra personalidad que me ayudó a sacar todo eso.

 

Bueno de hecho es algo que quería preguntarte, porque viendo videos me di cuenta de que tu personalidad parece más dulce, y cuando cantas eres mucho más dura.

Mi primer proyecto de trap fue una forma de decir a la gente que sí, soy dulce y amable, pero también tengo sentimientos y puedo ser mala si quiero. Puedo ser mala.

 

 

Leí que decías “ALY à de la rage”.

Sí, eso es exactamente, sentía mucha rabia por mi primer contrato y por la industria musical y esa fue la rabia que sentí para expresarlo, toda la verdad que no puedo decir habitualmente, la dije.

 

Cogiste algo malo y lo convertiste en algo bueno.

¡Sí!

 

Empezaste a hacer música cuando tenías 11 años.

Sí, participé en el concurso de Eurovisión en Bélgica y conseguí un disco de oro, y entonces paré con la música por la escuela.

 

 

Una de las cosas que dices es que el rap es una manera de hablar claro sobre las cosas, puedes ser activista a través del rap.

Si quiero decir algo, lo digo. No tengo filtro. No quiero pensar en frenarme, si realmente me gusta algo quiero decirlo y no mentir para tener más followers o lo que sea. Quiero que la gente me conozca y si no les gusta, no les gustaré yo, así que igual no nos gustamos mutuamente.

 

¿Crees que todo lo que has vivido forma parte de tu trabajo?

Sí, siempre hablo de mi vida o de cosas que me ocurren.

 

Ahora vas a presentar un álbum, “DESPERADO”.

Este álbum es el post rabia, y cuando estás enfadado, primero sientes la rabia, y luego tienes ese sentimiento en el que miras atrás y piensas “tengo que respetar lo que ha ocurrido”, pero también sientes tristeza. Y “DESPERADO” es el momento de ser honesta con una misma, de encontrarse. Después de sacar todo lo malo me siento mejor y puedo cantar, y en este álbum rapeo pero vuelvo a cantar otra vez.

 

¿Lo de cantar fue una elección natural?

Sí, pasó de forma natural. Un día estaba en el estudio y me apeteció hacer una canción reggae, y eso me llevó a la conexión de “oh, me gusta cantar”. Tienes que avanzar con tus historias y dejar lo malo atrás. Después de todo el ruido, de toda la tensión, me puedo relajar, aceptar y volver a hacerlo.

 

 

En tu primer proyecto todas las canciones tienen un vídeo.

El primer proyecto son freestyles, no son canciones. Queríamos hacer algo con el micrófono, hacerlo en una sola toma y tal como salieran, así que no son videoclips como tal. Mi primer videoclip es “Appel Manqué”. Quisimos grabar todos los freestyles para hacer esa serie, como una photomovie, y después de eso grabamos las canciones reales para el álbum e hicimos ese videoclip.

 

¿Por qué “Appel Manqué” en Islandia?

Me gusta el sitio, y la conexión que tiene con la Tierra. La canción es fría, por lo que quería que el video reflejara eso. Muy en la línea de “Wuthering Heights”, el libro del que hablábamos antes (Aly me contaba que creció leyendo a las hermanas Brönte), ese entorno frío y oscuro en el que ocurren las cosas.

 

En las entrevistas dices “Nous les femmes on est là”, y quería preguntarte si en el mundo del rap te has encontrado alguna dificultad.

Es más fácil hoy en día, porque inicialmente en la escena del rap francés los hombres no querían ver a una chica rapear. Era algo feo, porque una chica debía cantar y no rapear. Por eso mismo lo quería hacer, porque me encanta escribir y lo podía hacer tan bien como otro hombre rapeando. No me gustan las etiquetas, en mi álbum hay de todo, y cuando veo a gente poniendo etiquetas como “el rap es sólo para hombres” quiero romper todas las reglas y decir que todo el mundo es libre y todo el mundo puede ser la persona que tenga en su cabeza. Y ahora es más fácil porque veo que algunos raperos me dan su feedback, como que han empezado a hacerlo. Ahora mismo hay muchas raperas, por lo que ahora la gente tiene una imagen distinta del rap. Yo no quiero hacer música para hombres o para mujeres, quiero hacer música para la humanidad.

 

 

El 15 de octubre tocarás en el Palais de Tokyo de París con la iniciativa de Bershka on Stage. ¿Cómo ocurrió esta colaboración?

Recibí un mensaje en Instagram de Dazed proponiéndome hacer algo con la marca, y como la conocía porque la había usado –siempre iba a buscar cosas cute a buen precio- pensé que era buena idea aceptar la oportunidad. Así que creamos una camiseta, y me gusta mucho porque puedo expresarme también de otro modo y a mí me gusta mucho la moda y contar cosas a través de ella. En los vídeos, yo trabajo con la música pero también con la ropa.

 

Te quería preguntar sobre tu sentido de la moda.

Me encantan los 2000s. No me moví de allí. No es por otra cosa, pero es que siempre he tenido ese estilo (ríe), como cuando no quieres crecer y te quedas en una cosa. Cuando era más joven también hacía música y eso era en los 2000s, así que es un mood muy presente en mí. Me encantan las cosas kitchs.

 

Sobre la camiseta que creaste para Bershka, ¿qué puedes decirme?

Está inspirada en el rollo “Fuck me I’m famous” que te comentaba de los 2000s (ríe).

 

¿Y qué hay sobre tus futuros planes?

Actuaré en París, presento mi álbum en Noviembre, y estoy ahora mismo en la parte de sembrar y trabajar. Y luego veremos qué ocurre (sonríe).

 

Imágenes cortesía de Bershka.com

 

Puedes volver a ver los últimos conciertos de Bershka on Stage en su web y también descubrir cómo conseguir entradas para las próximas citas del tour.