Foodie f*uck, los cacahuetes no son lo que creíamos.

05 / 05 / 2018
POR Kike Adela

Esta semana en #veinfood, explosionamos tu cerebro foodie, y es que no es oro todo lo que reluce, ni tampoco es fruto seco todo lo que parece… ¡Spoiler alert!
Los cacahuetes, materia prima de grandes placeres como la mantequilla de cacahuete, el sandwich de mantequilla de cacahuete o las “peanut butter cups” (chocolate relleno de crema de cacahuete), no son lo que creíamos.

NO SON UN FRUTO SECO

Efectivamente, los cacahuetes no son un fruto seco, sino una legumbre. A pesar de que en tu mente, un maní no vaya de la mano con una lenteja ni un garbanzo, los cacahuetes son fabáceos, diferentes de los frutos secos por naturaleza. En cuanto a utilidad, los cacahuetes no tienen nada que ver con las legumbres, ¿os apetecen un potaje de cacahuetes, o unos cacahuetes con chorizo? Pero los frutos de cáscara, tampoco se le asemejan tanto; los maníes son frutos de vaina.

EL ORÍGEN DE LA CONFUSIÓN

No es culpa vuestra, distinguir qué son los cacahuetes es más difícil de lo que parece, ya que a pesar de ser una legumbre de la familia de las Fabaceae sus frutos se consideran frutos secos, aunque sea erróneo clasificarlos como tal.

La confusión se debe a que el valor nutricional de esta intrusa semilla, se parece más a la de los frutos de cáscara que a los de una habichuela. Según la utilidad, composición y botánica, podemos clasificar distintos alimentos, y en el caso de los maníes, la tarea no es tan sencilla: Quizás sean legumbres de nacimiento, pero su composición tiene mucha más grasa que sus parentescos lentejas, habas o garbanzos, lo que da lugar en gastronomía a su uso para producir aceites y mantecas.

ETIQUETADO Y ALÉRGENOS

Aunque en tu cabeza cacahuetes y frutos secos se encuentren en el mismo saco, en relación a la información sobre alérgenos, estos se separan. Por sus características especiales, requieren de un apartado propio que los distingue tanto de los frutos de cáscara como de las legumbres. Hay motivos para no fiarse del etiquetado, pero en el caso de estas semillas, el reglamento europeo los distingue correctamente como “frutos de vaina”.

NO SON LOS ÚNICOS

Las confusiones entre alimentos son clásicas; las frutas tomate y aguacate suelen camuflarse entre las verduras, o el coco, que a pesar de venderse y consumirse como fruta tropical, es realmente un fruto seco. Pero más allá de la preocupación por los alérgenos, no conviene obsesionarse con las etiquetas, aunque a menudo uno se pegunta ¿Qué c*ño es el Kombucha?

#VeinFood