Los millenials hablan Instagram. Las firmas de lujo también

31 / 07 / 2018
POR Belén Rubiales

A pesar de las evidentes diferencias entre ambas esferas, casas como Dior, Delpozo o Chanel consiguen conquistar en redes a un público que en muchos casos no puede comprar sus productos.

 

Backstage de Chanel

 
Si por algo se caracteriza nuestro presente es por la urgencia, la inmediatez. Resulta ilógico pensar que Instagram, el rey por excelencia de los millenials y su apresurada filosofía, sea el medio elegido por las firmas de lujo para hacer conexión con el mundanal ruido. Parece extraño que lujosas marcas, cuyo prisma mira directamente a lo artesanal, a la belleza de la lentitud o el savoir faire, elijan un medio que culminaba el 2017, según Independent, con un 90% de usuarios menores de 35 años –económicamente incapaces, en la inmensa mayoría de los casos, de comprar en Chanel, en Dior, o en Delpozo-.

Ateniéndonos a las cifras, sin embargo, observamos que esta aparente incongruente relación no va del todo mal: Chanel registra 29 millones de seguidores, Dior 20,4, y Jesús del Pozo -teniendo en cuenta que no tiene una proyección tan internacional- 898.000. La pregunta que nos inquieta y nos perturba ahora mismo es: ¿cómo conquistan a ese público aparentemente tan diferente? Lo cierto es que cada marca tiene su propia estrategia, y enamora y se dirige de forma diferente a su público. Pero, como diría Jack, vayamos por partes.
 

· Chanel ·

 
Chanel es la conquistadora número 1, la que más amantes millennials tiene y la que mayor engagement consigue con ellos. Paradójicamente diremos que ha sido de las últimas en sumarse a la venta online –aunque desde 2016 tiene su propio equipo dedicado exclusivamente a Instagram, en París. La maison francesa se centra menos en mostrar productos y más en su propio universo, que hace llegar al público joven a través de sus diferentes colecciones. Stories del backstage, vídeos de cómo se crean las prendas, bocetos…En definitiva, una introspección al mundo de la firma y a Coco que popularizan a través del hashtatag #insidechanel.
 

@chanelofficial

 

· DelPozo ·

Tropical paradise #DelpozoPF18

A post shared by Delpozo (@delpozo) on

 
DelPozo, nuestro ejemplo patrio de hoy, encandila a la ‘generación Y’ haciendo un uso extremadamente visual de la plataforma. El contenido que plantea presenta sus productos de forma romantizada, y eso es en parte por las colaboraciones que hace con artistas, como la reciente con el gurú del collage Rafafans. También son frecuentes en Instagram los figurines del director creativo de la casa, Josep Font,  –un perfecto ejemplo de lo que posteriormente son las prendas- que se reciben con fascinación y asombro por parte de millennials.
 

@delpozo

 

· Dior ·

 
El éxito de Dior reside, en parte, en la descentralización. Tienen varios Instagrams dirigidos a secciones de la marca concretas, como Dior make up o Dior Parfums, que les permite targetizar mejor su público.

En ocasiones nos muestran el arte y trabajo que hay detrás de las prendas (como vimos en este post) pero digamos que ese no es el núcleo de su estrategia. Basta con echar un vistazo a la red social para encontrar numerosas caras conocidas, celebrities e influencers, que generarán en millennials ese sentimiento de ‘querer ser’, pertenecer a un determinado grupo o ‘parecerse a’.