Momm and Popp es el paraíso de los artistas con niños

03 / 09 / 2018
POR Paula Martíns

La conciliación familiar y profesional no es ningún problema en esta residencia de artistas de Detroit. Una beca cubre su estancia, la mensualidad, algunos viajes y el cuidado de los niños.

 
art and kids
 
Existen espacios que son auténticos paraísos de inspiración. No necesariamente tienen que ser al aire libre, ni  estar situados en una isla rodeada de naturaleza y tampoco tienen porqué tener mar.  Muchas veces los tenemos más cerca de lo que pensamos y se encuentran en rincones que no conocemos o puede que en pequeños lugares que nunca han llamado nuestra atención. Otras veces en cambio, podemos ser nosotros mismos quienes los creemos pero las prisas de la ciudad hacen que el ritmo de vida sea frenético y que el poco tiempo libre lo dediquemos a descansar. Más difícil es aún si tienes que conciliar el trabajo con el cuidado de tus hijos.

Pero existe solución. Si eres artista, creador, innovador y buscas conciliar tu vida familiar con la profesional, la residencia Momm and Popp es tu lugar. Se trata de un espacio fundado en el año 2009 por los artistas Faina Lerman y Graem Whyte. Como pareja casada saben lo difícil que es cuidar hijos y conciliar la vida profesional y, por ello, decidieron poner fin al problema creando la residencia.

Tras nacer sus dos hijos, Isadore y Joseph, construyeron su casa en Hamtramck, una pequeña ciudad de Detroit. Allí abrieron sus puertas, crearon galerías de arte, mostraron abiertamente sus obras al público e invitaron a pasar estancias cortas a otros artistas y a sus hijos. La casa era lo suficientemente grande para acoger a todos ya que en ella se distinguían varias habitaciones como una carpintería, estudios, dos patios completos con un gallinero, habitaciones para perros, una sauna, varias esculturas y, por supuesto, juguetes e instalaciones al aire libre para los más pequeños. El hogar de la pareja fue evolucionando y acogiendo cada vez a más gente trabajadora que piensa y diseña desde allí. Ese fue el inicio y poco a poco, convirtió en lugar común de convergencia de disciplinas pero con un sólo requisito: no excluir a los niños de cualquier práctica. Lo llamaron Momm and Popp haciendo referencia al concepto de “padre” y “madre” pero también a la idea inglesa que describe bajo este nombre a un tipo específico de empresa característica por ser pequeña, familiar o independiente. 

Y lo cierto es que Momm and Popp reúne todos estos requisitos: los hijos de los invitados son parte intrínseca de la inspiración e influencia en el trabajo artístico. Corren alrededor, juegan en las instalaciones, observan cómo sus padres y el resto de creadores trabaja y se retroalimentan constantemente de la comunidad siendo a la vez una parte fundamental del proceso artístico.

En web oficial de la casa se puede leer con claridad su filosofía: “Como padres artistas, sabemos lo difícil que es mantener una práctica y formar una familia. Somos afortunados de haber creado un entorno en el que nuestra vida, arte y comunidad están todos entrelazados. La residencia de la familia Momm and Popp, lanzada en 2016, invita a los artistas padres a nuestro ecosistema artístico único, a explorar formas híbridas de vida y trabajo”. Se creó desde la plena inclusión y búsqueda de conciliación y por ello, la idea de una residencia orientada a artistas con niños, consiguió gozar de la beca Knight Arts Challenge, lo que la consolidó definitivamente como casa unifamilar.

Gracias a esta subvención, muchas familias gozaron de ayudas económicas que incluían también niñeras de confianza (que a veces también eran artistas) e incluso alojamiento en Popps Guest House, un bungalow independiente con un porche y un patio cubierto de hierba muy próximo a la residencia así como acceso al taller de estudio y jardín comunitario Popps.

Además de esta beca, los últimos apoyos financieros para los residentes de Momm and Popp ha sido proporcionado principalmente por Sustainable Arts Foundation , una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco que apoya artistas y escritores con familias. Ofrece residencia durante un mes a un artista que sea padre y le proporciona pagas, viajes y apoyo en el cuidado de los niños.

Esta residencia es, sin lugar a dudas, mucho más que un espacio común artístico. Sus fundadores consiguieron el objetivo inicial del proyecto: conseguir la diversión y el disfrute en convivencia a través del trabajo y la inspiración generando una familia formada por toda la comunidad de residentes.

 

art and kids

art and kids

art-and-kids

art and kids

art and kids

art and kids

 

www.poppspacking.org