‘Mujeres hechas de punk’, pioneras que hicieron historia desde los márgenes

21 / 06 / 2018
POR Paula de Aguirre

Del 25 de junio al 1 de julio, Cineteca (Matadero Madrid) ofrece un conjunto de proyecciones que abordan la presencia femenina en los inicios de la escena punk, materializándose en nuestro país con bandas como Desechables y Parálisis Permanente.

 


 
En 2007 la ex-bajista y escritora Helen Reddington publicó un libro titulado “Las mujeres perdidas de la música rock: mujeres músicas de la era punk”. Un manuscrito que visibiliza el legado no reconocido de aquellas jóvenes británicas que, a finales de los setenta, empezaron a componer canciones y a formar sus propias bandas. Sin duda, un comienzo prometedor en un escenario donde apenas había referentes femeninos que tocaran la guitarra, el bajo o la batería.

Años después de la publicación de aquel libro, se inauguraba en la British Library una exposición sobre punk a la que acude la ex-guitarrista de The Slits, Viv Albertine. Sorprendida ante la falta de menciones a bandas femeninas, escribe con rotulador sobre los nombres de Sex Pistols, Buzzcocks y The Clash: “The Slits, X-Ray Spex, Siouxsie & the Banshees. (What about the women!!)” clamaría la artista en protesta a una información sesgada.
 

The Slits. De izquierda a derecha: Viv Albertine, Ari Up, Tessa Pollitt y Paloma Romero ‘Palmolive’

 
Hechos como este han motivado a las investigadoras Nuria Triana Toribio y Cristina Garrigós González a programar el ciclo “Mujeres hechas de punk”, que dará comienzo el próximo 25 de junio en Cineteca (Matadero Madrid). Un conjunto de proyecciones que abarcan la presencia femenina en los orígenes de un movimiento que acabó siendo global: desde Estados Unidos hasta Reino Unido, pasando por su aterrizaje en nuestro país con La Movida.

Parte de nuestro trabajo nos ha llevado a ver que, una y otra vez, el papel y la aportación de las mujeres se olvida pronto o se pasa por alto y parece como si hubiera que recordárselo a cada generación” afirma Nuria que, junto con Cristina ha editado el dossier monográfico Punk Connections: A Transcultural Perspective (vol. 23)”en la revista Lectora de la Universidad de Barcelona.

Pero la presencia femenina en el punk no se limitó únicamente a la escena musical. Las entrevistas recopiladas por Alice Bag en Los Ángeles o la primera parte del documental “The Decline of Western Civilization” –dirigido por Penelope Spheeris y que forma parte de este ciclo– revelan algo más. La rabia unida a la filosofía Do It Yourself animó a muchas otras mujeres a expresarse y destacar en otros ámbitos como la fotografía, la moda y la edición de publicaciones. De este modo, sentarían las bases de lo que más tarde acabaría siendo el movimiento Riot Grrrl.
 

La directora Penelope Spheeris en el rodaje “The Decline of Western Civilization”

 
 
En España, el punk dejaría su poso a ritmo lento, siendo Londres la ciudad hacia la que miraban las hijas de la transición con ganas de romper con lo establecido. Uno de los máximos exponentes de la Movida, Ana Curra, protagoniza el coloquio posterior a la proyección del documental “Autosuficientes” sobre la historia de una de las bandas emblema de este periodo: Parálisis Permanente. Junto a esta pieza destaca “El peor dios” sobre la formación Desechables, grupo abanderado por la carismática Teresa González Grández –Tere Desechable– y con unos directos arrolladores que ellos mismos llegaron a calificar de “misas negras”. Tras la muerte inesperada de uno de sus miembros y una trayectoria llena de altibajos, la banda barcelonesa se disuelve en 1988, poniendo punto final a una carrera musical prometedora.
 

Trailer del documental “El peor dios”

 
Sobre los paralelismos entre la escena punk española y la anglosajona, vuelven a reflexionar las impulsoras del ciclo: “Tenemos muchas cosas en común, aunque también diferencias. Por ejemplo, en las referencias a la iglesia católica, que eran objeto de crítica y se utilizaba su iconografía y mensajes para provocar en la sociedad española”, comenta Cristina Garrigós González.

En este contexto, la imagen de una mujer que adoptara la estética y los gustos musicales del punk producía rechazo en una sociedad que aún podía considerarse conservadora: “En España el papel de la mujer estaba a años luz del de Reino Unido, Estados Unidos y otros países europeos, así que la visión de una mujer punk era totalmente inimaginable”, continúa Cristina.
 

Tere Desechable

 
El legado de estas pioneras que escribieron la historia musical desde los márgenes sigue influyendo a aquellas mujeres que quieren seguir expresando su enfado frente a una realidad que les indigna. Siguiendo esta línea y desde una perspectiva feminista, cuatro amigas –Ana Martínez Martín, Carolina Herrero Schell, Esther Galván Rubio y Marina López Baena–­ decidieron unirse para documentar la presencia femenina en el punk estatal.

“Sin Tu Permiso” recoge los testimonios de bandas como Bala, Troika o Wanda y la mujer pantera, poniendo de manifiesto la persistencia de roles masculinos. Un trabajo que no forma parte del ciclo “Mujeres hechas de punk” pero que conecta con este y cuyo estreno se prevé para el otoño de este mismo año.
 

Trailer del documental “Sin tu permiso”

 
En la película “We’re Here, We’re Present”, la artista Alice Bag confiesa: “He oído a la gente decir que el punk ha muerto y que ‘no es como cuando yo era joven’. Eso depende de nosotros […] Podemos hacer que sea relevante porque siempre hay mierda de la que ocuparse. Tengo el honor de tocar con todo tipo de personas y veo cómo ha evolucionado el punk. Porque así empezó, con una escena inclusiva. Así que reconozcámoslo y hagamos que sea relevante”.

La idea del ciclo “Mujeres hechas de punk” es precisamente esa: reconocer que el punk está vivo, que es (o debe ser) inclusivo y que es necesario hacerlo relevante.
 

Alice Bag cantando en The Bags. Fotografía de Melanie Nissen