‘Nietas de la hoguera’ y su aquelarre

01 / 04 / 2016
POR Marisa Fatás

Justo cuando hoy caiga la noche, las brujas se reunirán a modo de ritual para, entre poemas y fotografías, dar voz a todas las mujeres silenciadas que todavía gritan dentro de nosotras. Ellas son Nietas de la hoguera y quieren que el fuego siga ardiendo.

 
bodegon_nietasdelahoguera
 
 
“Cuidado: estas páginas lastimarán vuestras manos, nombrarán de nuevo a la carne, harán el nido debajo de vuestra almohada. Porque el dolor, como la ceniza, también mancha. Aquí por fin, la palabra nacida del útero y de la sangre deja de ser maltratada. Aquí el pecho aprendió a deshacerse del hambre rodeándose de hechizos y de semillas. Aquí la voz se hizo conjuro y nana golpeándose entre las llamas. Un encaje o una herida. Madres, hijas, hermanas. Una posible secuencia de hechos de poemas o de actos que llevaron a la explosión, a la verdad, al incendio. Una bonita manera de arder.”

MARÍA MERCROMINA, la madrina.


 
 
Sabemos que las páginas del fanzine Nietas de la hoguera recogen ALGUNOS conjuros con los que invocar la magia y la sabiduría de nuestras mayores. Hablamos con Henar Bengale, Patrisick y Elena Barrio para que nos descubran algunos secretos de su universo suave y afilado.
 

¿Qué es nietas de la hoguera?

Elena: Ante todo es un fanzine feminista en el que las protagonistas absolutas son la poesía, la fotografía y las mujeres silenciadas o tachadas de locas a lo largo de la historia por alzar la voz  y decir ‘aquí estoy y tengo una opinión propia’.

Pat: Una vez bromeamos usando el término bookzine, un híbrido a medio camino entre fanzine y libro. Book o fan, Nietas de la hoguera está inspirado por todas las brujas que no tuvieron voz. Y sí, es feminista y rosa y pop, pero también hay sangre, fuego y cuchillos.

Henar: Un zine que habla en alto y con el ceño fruncido sobre las etiquetas que aún arrastramos las mujeres por el simple hecho de nacer con vagina.

 

¿Quiénes son las nietas de la hoguera?

Elena: Somos todas nosotras. Esta generación de mujeres que goza de unos privilegios gracias a la lucha de esas ‘brujas’, pero que aún tienen que seguir luchando para que exista igualdad real.

Pat: “Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar”.

Henar: Todas a las que nos arde dentro, nos duele. Por eso la lucha.

 
CcTn62dWwAE6MVr
 
¿Cómo eran sus abuelas?

Elena: Mujeres libres, o que intentaron serlo pese al contexto histórico-social. Intelectuales, amas de casa, artistas, mujeres anónimas. Fueran clasificadas como ‘brujas’ o no, ser mujer con voz propia siempre ha sido una lucha que no solía acabar bien (para nosotras, claro).

Pat: Libres, histéricas, brujas. No se sometieron ni se doblegaron. No eran como se esperaba que fuera una mujer: sumisa, obediente, callada, relegada a un segundo plano, siempre a la sombra, siempre la algo de alguien. Independientes, cultas e inquietas… Nacieron en la época equivocada.

Henar: Libres. Fuertes. Salvajes. Independientes.

 
imagen_nietasdelahoguera
 

¿De qué forma nació la idea?

Elena: De manera accidental. Mai Oltra colgó una fotografía en Facebook de una de sus ‘mujeres salvajes’ (si no recuerdo mal la modelo era Natalia Ferrari) y yo ahí vi una bruja libre en comunión con la naturaleza. Escribí un poema para mi blog inspirado por esta fotografía (un blog que lee mi madre y cuatro despistados) y al hablar con Henar vimos que nos apetecía muchísimo tirar del hilo, así que lo hicimos.

Pat: Henar estaba de visita en casa. Estábamos rebujadas en una manta y me dijo que Elena había escrito un poema precioso y salvaje, inspirado por una fotografía de Mai Oltra, cuyo trabajo está lleno de mujeres que exponen su piel al frío, a la nieve y a los bosques; mujeres, a la vez, delicadas y fuertes. El poema no era más que el germen, el génesis de lo que vendría. Henar lo leyó en voz alta y me invitó a colaborar en el proyecto. Al día siguiente, llamamos a Inma Rodríguez (la modelo) y nos adentramos en la niebla.

Henar: Leí a Elena en su blog cuando publicó “Las hijas de las brujas quemadas” y se me ocurrió que podría convertirlo en algo físico como un fotolibro con poesía sobre brujas. Casi como por arte de magia (y sin venir a cuento), Elena me escribió proponiéndome exactamente lo mismo que yo estaba pensando, pero con mis fotografías. Además, dio la casualidad de que yo estaba planeando un viaje al sur para sorprender a Pat en su 24 cumpleaños, haciéndole una visita. Me animó a que hiciéramos las fotografías juntas.

 

¿Qué mensaje deseabais transmitir?

Elena: Por mi parte, con los textos, quería abarcar todo el imaginario relacionado con las brujas que me había influido directa o indirectamente desde mi adolescencia. Por eso hay elementos de todo tipo: pop, históricos, religiosos, culturales…

Pat: Todo el rato que estuvimos tomando fotografías, Henar, Inma y yo misma estuvimos en una especie de sueño. Leímos el poema de Elena varias veces. Queríamos llevar a imágenes sus ideas, queríamos una bruja fuerte y poderosa, que alzara su voz, como la propia Elena hace en sus textos; pero a cada rato también buscábamos esa delicadeza propia de las ninfas, cargada de sensualidad; la unión con lo natural y lo primitivo. Fue fácil conseguirlo. Inma es una modelo fantástica. Y con Henar ya existía una conexión, aunque nunca habíamos trabajado juntas en persona.

Henar: El fuego. La impotencia concentrada en el cuerpo de Inma. Ella es la nieta y es la bruja. Es la piel de nuestras ‘abuelas’, llena de llagas.

 

nietas-de-la-hoguera-

 

Si quisiéramos bucear en vuestras fuentes de inspiración ¿Qué lecturas o fotografías encontraríamos como referencias?

Elena: Lecturas pocas aunque sí es cierto que cuando el borrador estaba prácticamente finalizado (teníamos 10 de los 11 poemas) cayó en nuestras manos, gracias a un artículo de María Sánchez (María Mercromina), el fanzine ‘Mujeres en la hoguera’ (editado por Antipersona) y aquello nos ayudó a asentar conceptos. El resto son influencias más populares que literarias.

Pat: Bueno, exceptuando el ya mencionado poema-germen de Elena Barrio, más que lecturas, tenía en mente las fotografías de Alison Scarpulla o Colette Saint Yves. También a Winona Ryder en Bettlejuice, e incluso al aquelarre adolescente de Jóvenes y brujas (The Craft).

Henar: También en mí hubo una inspiración más visual que literaria. En primer lugar lo fue Mai Oltra, por inercia, debido a que Elena usó sus fotografías para representarlo la primera vez. Mujeres como Ezgi Polat, Alison Scarpulla y Martina Matencio; pero también hombres como Ren Hang. Incluso trabajos anteriores que había hecho junto al colectivo El Trígono.

 

Brujas de Barcelona, hoy tenéis la oportunidad de uniros al aquelarre de Nietas de la hoguera a partir de las 20:00h en Miscelanea ¡ID!

 

Nietas de la hoguera
www.facebook.com/glitterzines
www.glitterzines.bigcartel.com