Alvarickoke o cómo sobreponerse al miedo a través de la moda

02 / 06 / 2020
POR David Alarcón

“The Velvet Rage es el grito de un niño que estaba muy enfadado, pero que ahora ya está jugando en el parque”.

‘The Velvet Rage’ otoño-invierno 2020/2021

El mayor miedo de Álvaro Álamo, el joven valenciano detrás de la firma de moda emergente Alvarickoke, es él mismo. “A veces no hay cosa más aterradora que nuestras propias opiniones”, confiesa sin ningún reparo. Una verdad arrolladora que, lamentablemente, pocos creadores se atreven a reconocer públicamente. Preocupados por no exhibir sus debilidades ni demostrar ni un ápice de vulnerabilidad, la gran mayoría de sujetos tienden a ocultarse tras consignas empoderadas y símbolos que denotan fortaleza. Álvaro no. Él, en su lugar, decide afrontar todo aquello que le entristece, le emociona y le preocupa. Pero, lejos de resignarse a convivir con el desconsuelo, transforma la aflicción en afecto y diversión.

Su última colección, ‘The Velvet Rage’, así lo demuestra. Basta con atender al nombre de la propuesta para percatarse de los dos universos que conviven en el imaginario del diseñador. El tercipelo, una tela velluda que inspira tranquilidad y confort, tiende la mano a algo tan impetuoso como es la furia interna del ser humano. Después de haber dedicado los últimos meses a reflexionar y encontrarse a sí mismo, Alvarickoke desvela su colección otoño-invierno 2020 /2021. Colores intensos, contrastes evidentes y símbolos que aúnan el terror y la afabilidad. La apuesta de Álamo está abierta a la libre interpretación de cada uno, pero refleja una cuestión que no entiende de percepciones: todos tenemos nuestros propios miedos internos. Él, los plasma sirviéndose de la moda, confiriéndoles ternura y sensibilidad.

Hablamos con Álvaro Álamo para conocer cuáles son sus fuentes de inspiración, por qué convierte a sus miedos en los protagonistas de su trabajo y cuáles son sus próximos objetivos.

 Tu nombre real es Álvaro Álamo, pero en el sector de la moda se te conoce como Alvarickoke. ¿Tiene este pseudónimo algo que ver con la fruta aterciopelada?

En cierto modo sí. Me gusta el sabor dulce de los albaricoques, pero tristemente la capa externa de ese tipo de frutas me genera una alergia terrible. Por ello me pareció un nombre adecuado para una marca que trata precisamente de eso, de ironizar y reírse de todo lo que nos hace daño.

Eres originario de Valencia, comunidad en la que se han fraguado marcas prometedoras como 404 Studio o Dominnico. ¿Qué impresión te merece la moda valenciana?

Valencia es una ciudad con una importante tradición artesanal en el mundo de la costura. No es difícil tener contacto con este campo por familiares o conocidos que se dediquen a ello. Pero hay gente que sabe llevarlo a otro nivel como ocurre con Anaïs y sus diseños de punto. Realmente hay grandes creativos con muchas cosas que decir.

Te declaras amante de la poesía, el flamenco y los dibujos animados. Una combinación peculiar sustentada sobre un pilar común: el arte. ¿De qué manera influyen estas disciplinas en tu trabajo?

Alvarickoke es una marca de contrastes, siempre trato de conceptualizar todo aquello que me entristece y emociona plasmándolo de una manera que, en vez de repudiarlo, me haga abrazarlo. O en este caso, vestirlo. Es por ello que utilizo los referentes personales que me ayudan a entender y transmitir la idea, desde unos versos de Lorca hasta la torpe astucia de Scooby Doo.

Ha pasado año y medio desde que presentaste tu anterior colección, ‘Hiberno’ otoño-invierno 2018. ¿En qué has estado trabajando durante este tiempo?

Pues precisamente en eso, en hibernar. He pasado unos meses de reflexión conmigo mismo. Me he enfrentado a algunos de mis problemas y me he mudado de ciudad, cambios a partir de los cuales ha surgido mi última colección.

Ahora, en pleno confinamiento, desvelas ‘The Velvet Rage’, tu propuesta para el otoño-invierno 2020 / 2021. ¿Por qué has decidido mostrársela al mundo ahora?

Esta colección habla del miedo que podemos llegar a tenernos a nosotros mismos y de cómo podemos acabar perdonándonos y renacer. En los días en los que estamos, en los que todos hemos tenido tiempo de replantearnos muchas cosas, he visto un buen momento para sacar una colección en la que creo que mucha gente podría verse reflejada.

‘Hiberno’ hablaba de la necesidad de conectar con uno mismo, recurriendo al silencio y la calma. ¿Qué quieres reflejar a través de ‘The Velvet Rage’?

Todo lo que ahora queda por decir. ‘The Velvet Rage’ es el grito de un niño que estaba muy enfadado, pero que ahora ya está jugando en el parque.

Rostros tapados, esqueletos, muñecos diabólicos… Tu última propuesta tiene un marcado componente aterrador, impreso sobre una estética con aires infantiles. ¿Cuáles son tus principales miedos?

¡Yo mismo! Pienso que a veces no hay cosa más aterradora que nuestras propias opiniones, tanto a nivel profesional como personal. Miedo de enfrentarse a ello, miedo a hacer daño y miedo a la oscuridad son los que mejor me definen.

En la campaña que acabas de desvelar, los modelos portan hachas y escopetas. Pero también posan junto a bebés y ramos de flores. ¿Por qué?

Quería representar ese contraste de una manera muy gráfica. De todo aquello que quiere acabar con nosotros y del poder que tenemos de resurgir.

 Al igual que los juguetes endemoniados, la industria de la moda también tiene una cara no tan agradable. ¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta de esta profesión es cuando veo a alguien que lleva uno de mis diseños y siento que le gusta y lo disfruta. Me interesa mucho llegar a conectar con la gente que pueda sentirse atraída por mis prendas.

Lo que menos me gusta diría que es la excesiva competencia que hay en ocasiones, cuando en realidad todos somos diferentes y al final acabamos ofreciendo cosas distintas.

¿Qué ha cambiado desde que comenzases tu andadura en la moda en 2018, después de graduarte en la EASD de Valencia?

Poco a poco he ido conociendo a mi marca mientras ella me conocía a mí. Alvarickoke es un canal por el que poder expresar muchas cosas, y con el paso del tiempo, después de mucho trabajo y de haberme equivocado en varias ocasiones, siento que cada vez consigo sacar de una manera más depurada lo que quiero decir.

Siempre soñaste con emprender tu propia firma. Ahora que lo has conseguido, ¿cuáles son tus próximos retos?

Crecer como empresa, seguir sorprendiéndome y por favor… ¡Quiero doblar la voz a algún dibujo animado!

‘The Velvet Rage’ otoño-invierno 2020/2021