Anna Rigau, la fotógrafa que retrata la maternidad en analógico

27 / 01 / 2022
POR Anne Galan
“Para mi fotografiar la maternidad en film significa retratar la realidad”

Mi nombre es Anna y soy de Granollers aunque vivo en Badalona desde hace unos años. Soy una chica bastante tímida, voy un poco a mi bola… Soy fotógrafa de profesión y desde hace 4 años soy madre.

Empecé en el sector de bodas con mi pareja y la verdad es que nos ha ido muy bien. Desde hace un tiempo han surgido varios proyectos paralelos de los que estoy muy contenta. Uno de ellos es MUMSONFILM, un proyecto que nace desde la maternidad, el cual me llena mucho en muchos sentidos. Por el resto, soy una chica normal, estresada, cansada y con poco tiempo, pero con buena actitud y ganas de hacer muchas cosas.
¿De dónde viene tu pasión por la fotografía? La cámara analógica está de moda, pero tu hace mucho que trabajas en este formato. ¿En qué momento decidiste trabajar en analógico?
Desde siempre me ha gustado la fotografía, para mi es una manera de capturar momentos únicos e irrepetibles, una manera de expresarse, de mostrar cosas al mundo desde tu punto de vista.
Cuando empecé a estudiar fotografía aún se enseñaba en film, así que crecí en analógico. En la universidad ya era todo digital pero me dejaron una CONTAX645, una cámara de medio formato que me encantó y enamoró, desde entonces he ido jugando con varias cámaras. Desde hace muchos años que en las bodas nos llevábamos nuestro equipo analógico para hacer un resumen en film. También de vez en cuando me llevaba alguna cámara pequeña de viaje, para temas personales y familiares, hasta que me quedé embarazada y no me he desenganchado de la película desde entonces. Para mí fotografiar la maternidad en film significa retratar la realidad. No edito, sólo se ajusta un poco la exposición o el color desde el laboratorio, pero es tal cual sale de la cámara y realmente es mágico. Se puede sentir, se puede tocar la piel, el film es lo mejor que hay…
Sabemos que tu proyecto de retratar la maternidad empezó con tu hija. ¿Qué te llevó a retratar la maternidad al natural en una era en la que todo son filtros y photoshop?
Pues precisamente esto, que todo son filtros, todo es falso, manipulado, no es real,  incluso el film puede ser falso ya que se puede retocar. Mi intención es mostrar lo que veo, de la manera más real posible y para mi la mejor manera de mostrarlo es el analógico, es lo que más se acerca a la realidad.
La figura de la mujer sin retoques tras la maternidad o la lactancia, son algunos de tus temas recurrentes. Para algunas mujeres es una etapa vulnerable, en la que la aceptación de su cuerpo es una asignatura pendiente ¿Cómo consigues conectar con ellas sin que se sientan expuestas ante la cámara?
Sí, son momentos que para algunas no son fáciles. No todas nos vemos bien, a mi me pasaba y me sigue pasando. No se si podría ponerme delante de una cámara y verme tal cual. Pero cuando estas embarazada o acabas de parir, la verdad es que te sientes tan poderosa… y pese a los malos momentos o lo negativo, también sientes una felicidad y un sentimiento tan fuerte, que te da igual como estés. Has sido capaz de traer una vida al mundo, así que lo importante es capturar ese momento de tu vida, la de tu pequeña o pequeño y el resto no importa.
Si que me he encontrado chicas que no querían que las fotografiase enteras, que no se viera alguna parte de su cuerpo, pero he acabado haciendolo y les ha gustado verse tal cual. Creo que es importante hablar mucho con ellas, que vean que tu has sentido y pasado por algo similar. A veces se trata simplemente de preguntar, escuchar su historia, así se relajan y puedes capturar expresiones bonitas, más emotivas.
Fotografiar niños o bebés no es tarea fácil ¿Cuál crees que es el secreto para que una sesión con peques fluya de manera dinámica? ¿Alguna anécdota que nos puedas contar de algo que no salió tan bien, pero que te sirvió para aprender?

¡No hay secreto! Tener paciencia, porque hay momentos un poco desesperantes. Yo tengo dos hijos y la mayor no me deja casi hacerle fotos, entonces no puedo pedirles a los niños y niñas que vienen, que se dejen fotografiar, porque es lo contrario de lo que harán. Lo mejor es dejarles, que jueguen, que investiguen y acaban queriendo hacerse fotos.

Por suerte no he tenido malas experiencias, siempre he podido sacar buenas fotos, alguna vez menos, porque el peque no tenia el día o alguna vez que no he expuesto bien pero nada que no se pudiera solucionar.

Eres madre de dos peques. ¿Cuéntanos como lo haces para conciliar trabajo y maternidad? 
Pf… no lo se, me falta tiempo cada día, ¡como a todas!. Si estoy muchas horas sin ver a los peques me siento mal, si no les recojo del colegio, siento que no estoy por ellos. Pero necesito tiempo para trabajar así que, haciendo malabares y mas ahora en tiempo de covid que ser madre/padre es una locura.
¿Algún lugar de tu ciudad #kidsfriendly al que te encante ir últimamente?
Pues sinceramente, no voy a ningún lugar ultimamente. Entre semana no hacemos mucha cosa exterior y los fines de semana nos escapamos de la ciudad. Pero fuimos al cine con Olívia hace poco por primera vez y tengo muchísimas ganas de repetir.

Síguela en @mumsonfilm

Créditos:
Entrevista de Anne Galan para @veinkids