Día mundial de las niñas: la situación de la nueva generación en 8 datos

11 / 10 / 2019
POR Julia Mico

Hoy 11 de Octubre recordamos que el matrimonio infantil, la mutilación genital y la falta de escolarización siguen siendo prácticas comunes en muchos países.

Foto: ONU Mujeres / Gustavo Stephan

A día de hoy, existen todavía niñas en todo el mundo, especialmente en zonas rurales, entornos humanitarios e incluso aquellas que tienen discapacidades, que se encuentran en situación de desigualdad, desplazamiento o abuso impidiendo un desarrollo normalizado de su vida tanto a nivel personal como profesional.

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, creada en el año 1995 como culmen de la Cuarta conferencia Mundial sobre la Mujer, en la que por primera vez, alrededor de 200 países se reunieron en Beijing con el objetivo de reconocer los derechos de las mujeres y las niñas como derechos humanos, vislumbraban que en muchos países se discrimina a la niña desde las primeras fases de la vida, durante toda su niñez y hasta la edad adulta, llegando al punto de que en algunas partes del mundo, el número de hombres excede del de mujeres en un 5% debido a “las actitudes y prácticas perjudiciales, como la mutilación genital de las mujeres, la preferencia por los hijos varones, que se traduce a su vez en el infanticidio de las niñas y en la selección del sexo antes del nacimiento, el matrimonio precoz, incluyendo el matrimonio de las niñas, la violencia contra la mujer, la explotación sexual, el abuso sexual, la discriminación contra la niña en las raciones alimentarias y otras prácticas que afectan a la salud y al bienestar”. Como resultado de todo ello, menos niñas que niños llegan a la edad adulta.

A través de los siguientes datos que debes conocer, mostramos el camino que aún queda por recorrer y la situación ante la que millones de niñas de nuestra generación se encuentran (todavía) enfrentadas:

  1. Cada año se casan 12 millones de niñas menores de 18 años, hecho que supone una violación fundamental de los derechos humanos.
  2. A nivel mundial, al menos 200 millones de mujeres y niñas en 30 países se sometieron a la mutilación genital femenina.
  3. 130 millones de niñas siguen fuera de las escuelas en todo el mundo. A pesar de que la escolarización de los niños ha aumentado en los últimos 20 años, los niños se han beneficiado proporcionalmente mucho más que las niñas.
  4. 15 millones de adolescentes de 15 a 19 años se han visto obligadas a mantener relaciones sexuales, problema que deriva en numerosas enfermedades de trasmisión sexual, sobre todo el VIH/SIDA.
  5. En 18 países, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen.
  6. En 39 países las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia familiar.
  7. En 49 países no existen todavía leyes que protejan a las mujeres de violencia doméstica.
  8. De los países desarrollados, solo 2/3 han logrado la equidad de género en la educación primaria.

Esta es la cara más cruda de la moneda, la que  ensombrece la situación de las niñas en todo el mundo, y que es necesaria conocer para así actuar ya que esa discriminación y el descuido del que son objeto las mujeres durante su infancia “pueden ser el comienzo de una espiral descendente que durará toda la vida, en la que la mujer se verá sometida a privaciones y excluida de la vida social en general”.

Foto vía ONU Mujeres

Hoy, 11 de Octubre de 2019, hace casi 25 años de la adopción de esta  Plataforma de Acción de Beijing en la que se reclamaba un mundo en el que las niñas y mujeres pudieran realizar todos sus derechos, sin violencia, con educación completa, ganando un salario equitativo al de los hombres y eligiendo cuándo y con quién quiere casarse, haciendo historia en el ámbito de defensa de los derechos de las mujeres, y sobre todo de las niñas. A día de hoy sigue siendo valiosa para evaluar el progreso de este problema, por ello, en el Día Internacional de la Niña 2019, bajo el lema  ‘GirlForce: Unscripted and unstoppable’ UNICEF continúa con esta labor y pretende “trabajar con las niñas para amplificar sus voces , defender sus derechos y celebrar los logros de, con y para las niñas”, recordando los logros conseguidos por ellas mismas desde esta Declaración de la Plataforma de Beijing y subrayando el trabajo de mujeres que han liderado movimientos globales consiguiendo que cada vez haya más niñas que gozan de educación escolar, que haya menos matrimonios y maternidad infantil y también que muchas más niñas pueden formarse para obtener un puesto laboral en el que no sean ensombrecidas por el sexo opuesto.

Foto vía ONU Mujeres

Sumándose a este combate, con un enfoque más divulgativo que pretende reunir interesados en que este camino continúe, ONU Mujeres (la agencia de la ONU encargada de promover la igualdad de género) ha decidido compartir historias de niñas de todo el planeta que vislumbran el cumplimiento de aquellos Derechos declarados en Beijing hace casi 25 años para concienciar y animar a difundir el mensaje, a actuar en línea a través de contenidos sociales con gráficos y propuestas así como también animando a participar empleando etiquetas en varios idiomas como #dayofthegirl #GenerationEquality en inglés; #díadelaniña #GeneraciónIgualdad en español, y #journéedelafille #GénérationÉgalité en francés.

Junto a estas propuestas, y gracias a su apoyo, es importante incidir en que ese empoderamiento se ha amplificado desde dentro, siendo las propias niñas adolescentes las que lideran estas movilizaciones demostrando que no necesitan nada ni nadie que las dirija, rompiendo los límites y los estereotipos tal y como podemos ver en las declaraciones de niñas como la nepalí Janaki Sah de 14 años: “Como fui lo suficientemente valiente como para convencer a mis padres de que me dejaran ir a la escuela en lugar de casarme, puedo hacer lo que más me gusta: ¡estudiar!” 

Preparadas para asumir el liderazgo del futuro, tal y como afirman desde ONU Mujeres, cerca de mil cien millones de niñas forman parte de una nueva generación mundial de niñas que “van al colegio, ayudan en casa, trabajan en fábricas, hacen amigas y amigos, cuidan de sus familiares mayores y menores y se preparan para asumir las responsabilidades de la vida adulta. Las niñas desempeñan diversos papeles en el hogar, la sociedad y la economía. Por tanto, su progreso no solo es bueno para ellas; también lo es para sus familias, sus comunidades, las naciones y el mundo. Las niñas siempre han cambiado el mundo, y esta generación puede hacerlo aún mejor

La lucha comenzó hace más de dos décadas y ahora se está combatiendo desde dentro, como afirma la propia plataforma de UNICEF: “Las niñas y adolescentes han pasado de soñar a lograr”.

www.unicef.org

www.unwomen.org