El Valentino de Alessandro Michele: una historia comparada

19 / 06 / 2024
POR Celia Gil

       ‘Avant les début’ la sorprende e inesperada colección del nuevo director creativo de Valentino que recupera la inconfundible concepción de la moda de la casa italiana  y se sumerge en el origen e inicio de la maison. 

Desde que se diera a conocer la noticia de Alessandro Michele como nuevo director creativo de Valentino el pasado 2 de abril tras la salida de Pierpaolo Piccioli de la que fue su casa durante 25, los seguidores de la firma italiana esperaban entusiasmados el inicio de esta nueva etapa bajo las directrices del nuevo diseñador.  Sin embargo, hace apenas unas horas las redes se inundaban de ‘Avant les débuts’, una sorprendente e inesperada línea formada por 171 looks que ha visto la luz mucho antes de lo esperado, concretamente durante el cierre de la semana de la moda de Milán y confeccionada en tiempo récord: dos meses.

Bajo los mismos códigos estilísticos que Valentino, Michele presentaba una reconocible colección que recuperaba la concepción de la moda, una propuesta cargada de color, mezcla de tejidos y estampados, permitiendo al público viajar a través de cortes, volantes y transparencias a los iniciales lanzamientos de la firma. A nadie le sorprende que el nuevo diseñador se haya sumergido en el catálogo de prendas, puesto que es una acción que adoptan la mayoría de artistas al emprender un nuevo camino dentro de una gran casa de moda, no obstante, ‘Antes del debut’ muestra a través de su minuciosa confección un cuidado único ante la estética, así como, la conjunción perfecta entre referencias históricas y sensibilidad contemporánea.

Parece que todos esperábamos que el debut del nuevo creador de la maison fuese el 19 de septiembre en París, pero con su adelanto, impregnado en recuerdos de los setenta y ochenta, además de un toque hippie-chic, ha dejado estupefacto al público y a los especialistas de moda a través de su sorprendente lanzamiento. El genio italiano y ex director de Gucci desde 2015 a noviembre de 2022 es el principal culpable del resurgir de la firma, gracias a la transformación y revitalización de la marca y su particular estilo ecléctico y maximalista, así como las múltiples referencias culturales y temporales que adoptó en esta etapa. Sin olvidarnos de su característica estética que abrió paso a la diversidad e individualidad en la industria y acercó a las nuevas generaciones a la moda, creando tendencias y nuevas formas de expresión mediante esta.

En los años 70 Valentino Garabani utilizaba escotes victorianos para cubrirlos de lunares, así como faldas y puños repletos de volantes. A su vez, marcaba la silueta de la modelo con una especie de fajín, destacando la caída del vestido y su volumen. Sin embargo, en la actual propuesta llevada a cabo por Michele encontramos una estética ‘lace up’ como expresión máxima de sensualidad, como protagonistas encontramos lunares adaptados a los nuevos cortes de confección, así como la inspiración en el volumen y marcando la cintura con un volante superpuesto en el vestido, además de escote, puños y falda.

En este caso el vestido de Valentino en el desfile de 1970 mantiene la textura y volantes como protagonistas, sin embargo en este nuevo modelo, podemos encontrar similitudes gracias a los bordados florales, el recogido del cabello para dejar como único protagonista al vestido, así como el cinturón anudado a la cintura de terciopelo negro que cuelga hasta la rodilla, marcando la silueta. Además de disfrutar de la inmersión del diseñador, sus nuevas piezas se ven reflejas en su estilo maximalista.

Bajo la inspiración de los años 60 en la casa italiana, este nuevo diseño atrapa el estilo más hippie-chic de Valentino a través de flecos y telas de seda. Como en otros modelos, el cinturón forma parte del look dejando claro la relevancia y sensualidad que el director de la casa estableció.

Continuamos con esta capa, que deja ver algunas diferencias entre ellas, en primer lugar el largo y el color, en los orígenes era un poco más corta, dejando ver la rodilla de la modelo y utilizaba tonos más crudos. También destacamos el cuello, en la actual propuesta se puede ver la prenda interior gracias al cuello en forma de pico, así como los botones con una estética más moderna. Sin embargo, mantiene la forma triangular de la capa, creando una sensación más a partir de las caderas y más estrecha en los hombros.

Con volantes rematados en las mangas y sobre salientes que envuelve el cuello de las modelos, estampados en el traje, cinturón marcando la silueta, o tejidos protagonistas como el guipur, encontramos similitudes entre estos dos looks. La textura y volumen son característicos en ambos, consiguiendo reinterpretar el estilo de la colección de otoño de 1970 en la actualidad.

Para Valentino Garabani los estampados formaban parte de su lenguaje, empleándolos en gabardinas, vestidos o pantalones. Sin embargo, cuando dominaban este fondo el diseñador buscaba compensar el look con tonos blancos o negros, además de cuidar minuciosamente el maquillaje y peinado. En esta ocasión vemos como Alessandro Michele utiliza una tela muy parecida, añadiendo piel en los finales de la pieza. A su vez, el abrigo guarda un vestido interior en tono paste, que combina a la perfección.

Lejos del minimalismo y con grandes collares conformados por esferas monocolor, nos sumergimos en estos dos looks. Pantalones anchos acompañados de una chaqueta blazer  y una bandada que permite recoger el cabello, dejando el rostro desnudo y protagonista a los complementos.

Dejando la pierna al descubierto y bajo una corta falda se encuentran estos dos abrigos largos de piel, que nos conecta a los años 70 y mantienen una propuesta fiel a los códigos estilísticos de la firma. Además los colores cálidos aportan más profundidad, así como el estampado de la falda que acompaña a la nueva pieza.

Alessandro Michele ha recuperado la esencia de Valentino gracias a ‘Avant les débuts’ una colección repleta de tejidos, puzzle de estampados, transparencias o volantes, permitiéndole ser fiel así mismo a través de su estilo ecléctico y maximalista.