Fiesta y seducción: 008 por Ernesto Naranjo

17 / 02 / 2022
POR Irati Fernández

El diseñador sevillano convierte a la artista Peggy Guggenheim en la musa de su nueva colección.

La coleccionista de arte se convierte ante nuestros ojos en símbolo de excesos, diversión y vanguardia. La colección de Ernesto Naranjo se inspira en una mujer nocturna, pasional y fiestera que se intoxica de colores y placeres. Vivió durante mucho tiempo en Venecia, y por eso nos encontramos ante una colección de texturas líquidas, como cocktails. “Un brindis por Peggy.”

La colección se reafirma en el estilo de Ernesto Naranjo. La forman prendas hechas a partir de rectángulos de tela y drapeados, con texturas y pliegues que se trasladan de un sitio a otro, al margen del patronaje tradicional. Construye a parir de trozos, así como emplea las tiras y los nudos como nexo entre las prendas. Entre sus telas de colores en bloque, que forman la mayor parte de la colección, destacan sus nuevos estampados alucinógenos, uno simétrico y otro asimétrico.

También se aleja una vez más de los clásicos volúmenes femeninos de pecho-cintura-cadera y crea nuevas siluetas abombadas o rectas que no buscan ceñirse al cuerpo sino dar lugar a nuevas formas a partir de patrones muy simples. Esa sencillez resalta especialmente en un vestido en el que la tela está totalmente cortada a sangre, sin ningún tipo de costura. Tiras y nudos aproximan las telas.