Hinds: “Este disco nos abre una puerta muy grande al futuro”

04 / 06 / 2020
POR Paula de Aguirre

La banda madrileña publica “The Prettiest Curse”, su tercer álbum de estudio. Hablamos con Ana Perrote, cantante y guitarrista.

Portada de “The Prettiest Curse”, obra de la artista Ouka Leele

La de Hinds ha sido una trayectoria meteórica y poco convencional. Sin haber dado a conocer su primer disco ya estaban girando por medio mundo, recibiendo elogios por parte de medios consagrados como The Guardian y compartiendo escenario junto a Black Lips. 

Con dos discos a sus espaldas publican ahora un trabajo de producción impecable a cargo de la estadounidense Jennifer Decilveo, que también ha colaborado con The Wombats y Albert Hammond Jr.

“The Prettiest Curse” sale este 5 de junio tras haber visto aplazado su lanzamiento con motivo del estado de alarma, previsto inicialmente para el pasado 3 de abril. El resultado –cocinado a fuego lento entre Madrid, Londres, Nueva York y Los Ángeles– suena fresco, decidido y más popero que nunca. “Teníamos muy claro que nos apetecía un disco diferente en cuanto a sonido y composición” confiesa Ana Perrote, cantante y guitarrista.

Hinds retratadas por Andrea Savall

Entre sus novedades sorprende, además, la inclusión de versos en castellano, coreados enérgicamente y que se intercalan con naturalidad a lo largo del álbum, algo con lo que ya habían coqueteado en el tema final de su anterior trabajo (“I Don’t Run”) y que apunta a convertirse en la nueva seña identitaria de las Hinds. “Lo hemos tenido que trabajar: escuchar mucha música en nuestro idioma, hacer pruebas, escribir cosas que eran una mierda… hasta pulir nuestro estilo […] Al final todo ha sonado más orgánico de lo que pensábamos”, asegura Ana.

En las pasadas semanas, la formación ha dado a conocer algún adelanto y hasta tutoriales de cómo tocar sus nuevas canciones a través de IGTV, pero en lo que se refiere a conciertos la actividad permanece en suspenso hasta próximo aviso. “Estamos muy atentas para que, en cuanto se pueda, vayamos adónde nos dejen y como nos dejen. Estoy abierta a cualquier opción […] Me vale lo que sea con tal de tocar”, declara la artista tras más de dos meses confinada.

Durante nuestra conversación resulta imposible obviar el tema del ‘mansplaining’ sufrido por las componentes de Hinds –con mayor incidencia en nuestro país– desde que la banda empezara a tener repercusión internacional. Un trato condescendiente que, junto a sus compañeras, Ana reconoce seguir padeciendo casi a diario y que, según ella, está ligado al hecho de ser mujer. Y es que su éxito se ha visto cuestionado, al tiempo que recibían constantes críticas hacia su manera de tocar e interpretar. Precisamente, uno de los singles más recientes incluidos en el último álbum –Just Like Kids (Miau)– responde con socarronería a todos esos “consejos”, mostrando una gran indiferencia al respecto. Ante tales comentarios, Ana declara: “Me costó mucho tiempo aprender a que no me afectaran. Ahora directamente no leo nada y, si me dicen algo en persona, contesto y no dejo que se vayan sin escucharme”.

Hinds retratadas por Andrea Savall

En cualquier caso, su efecto no ha hecho más que fortalecer a este grupo que ya no tiene nada de principiante y que puede tachar de su ‘wishlist’ el haber teloneado a The Strokes, además de haber actuado frente a miles de personas en Coachella y Glastonbury. “Es raro porque, al empezar, nuestro sueño era dar un concierto, aprender a tocar la guitarra de pie o ser una banda de 4 y no de 2. Nos pasó todo muy rápido. La proyección internacional y luego nacional fue bastante intensa desde el principio y ahí ya empezamos a soñar más allá” afirma la compositora. Con este currículum, cabe preguntarse si aún les quedan más hitos que cumplir, ante lo que responde: “No siento para nada que hayamos logrado todo lo que nos queda por conseguir”.

A pesar de que el estreno de “The Prettiest Curse” coincide con una pandemia mundial, Ana se muestra optimista: “Estoy muy orgullosa de todos los cambios que hemos hecho y de no haber tenido miedo al rechazo […] Este disco nos abre una puerta muy grande al futuro. No sé muy bien hacia dónde, pero siento que somos capaces de hacer todo lo que queramos”.