ISDERMIS: “Podemos crear un hogar en otros cuerpos, otras personas”

02 / 12 / 2021
POR Gabriella Nuru

Hablamos con la artista multidisciplinar sobre sus procesos creativos y la importancia de estar en sintonía con los sentimientos y las raíces propias para transmitir desde la más profunda sinceridad y libertad artística.

Sofia Suars no se siente en la obligación de autodefinirse o encajar en ningún sitio concreto. Abraza todo lo que forma parte de ella y se identifica con los procesos, los lugares y las personas que le han ayudado a la hora de crear un mundo propio al que pertenecer a través de todas las ramas artísticas que explora. Desde una búsqueda constante ha aprendido a reflexionar sobre las diferentes realidades que vivimos, del mismo modo que ha ido aprendiendo a entender y sentir las realidades de las demás personas.

A través de ISDERMIS -ya os hablamos de este bonito proyecto en 2018 cuando organizó una exposición-ha creado una plataforma que, como ella dice, sirve para dar rienda suelta a la libertad visual y emocional, además de visibilizar la relación de las personas y sus cuerpos con una multiplicidad de historias y narrativas. ISDERMIS es un espacio de inclusión y reconciliación. 

Del mismo modo nos presenta ‘ORIGEN’, cuya pieza documental es una carta de presentación de un proyecto más grande y complejo que poco a poco irá viendo la luz y tiene como principal razón de ser el trayecto hacia la búsqueda de pertenencia de una persona diaspórica consigo misma y que ha vivido en el puente de la biculturalidad.

Sofia le da gran valor al esfuerzo y la constancia pero, sobre todo, la confianza en una misma para crear desde la calma y sinceridad ante una sociedad que constantemente pone en duda el valor de las personas creadoras y su papel en el mundo.

Cuéntanos un poco de ti y qué peso crees que tienen tus raíces en tus obras artísticas

La verdad es que me cuesta mucho seleccionar qué decir sobre mí pero creo que, al fin y al cabo, mis expresiones creativas, mis expresiones artísticas, hablan más de mí que lo que puedo yo decir, entonces me gusta que sea así, que yo muestre y comunique y cada persona interprete o construya una idea y una imagen sobre lo que soy, quiero mantenerlo así.

Por otro lado, siento que mis raíces tienen un peso muy fuerte en mi persona, al igual que en cualquier persona.  De dónde venimos, dónde hemos crecido y dónde situamos nuestros recuerdos  y nuestro corazón nos condiciona mucho a la hora de crear o de trabajar y, en general, a la visión que tenemos de la vida. De dónde venimos condiciona mucho el presente. 

Habiendo crecido tan lejos de parte de tus raíces, ¿crees que ha generado que tuvieras que encontrar una “tierra nueva”? ¿Qué papel ha tenido la bicultaralidad en tu forma de ver el mundo y crear?

Sin duda creo que el hecho de haber crecido entre dos realidades, entre España y Bolivia, me ha hecho sentirme siempre un poco desubicada porque no he terminado de encontrarme ni aquí ni allá entonces siempre he sentido que estaba en un puente. A día de hoy lo identifico como un lugar sin lugar, un puente que yo llevo dentro de mí que me ha hecho ser una persona muy melancólica porque me he sentido casi siempre perdida o sin saber qué estaba buscando. Pero a día de hoy lo veo como algo enriquecedor y vital porque siento que precisamente me ha hecho crear hogares en espacios muy diferentes, no solo en espacios físicos sino en energías, en otras personas, eso me ha ayudado a crear ese hogar en diferentes puntos.

Por otro lado, el papel de la biculturalidad -he pasado la mayor parte de mi vida en España pero mi padre ahora se encuentra en Bolivia y regreso cada año-, me ha hecho siempre observar mucho precisamente para ver qué quería coger de cada cultura, qué quería integrar y siento que eso ha marcado mucho la persona que soy a día de hoy. El observar, el tolerar, el intentar ver el porqué de que aquí se relacionen de una manera y allí de otra, y así sucesivamente con un montón de circunstancias que siento que han formado y forman parte de mi personalidad y mi persona a día de hoy.

¿Crees que el contexto social tan globalizado aumenta la sensación de no-pertenencia? ¿Es importante para ti trabajar en torno al concepto de identidad?

Creo que el universo a día de hoy es un lugar muy desconcertante y las no-fronteras pero al mismo tiempo las fronteras bien construidas y, sobre todo, cuestiones como el colonialismo o el neocolonialismo y toda la influencia de herencias pasadas hacen que a día de hoy se repitan y mantengan patrones  que yo creo que ya no tiene cabida, no deberían de existir e, incluso, están arraigadas a nuestra forma de vivir, a la manera en la que percibimos la sociedad, otras personas, otras realidades y, sin duda, la sensación de no pertenencia al estar todo tan mezclado, líquido y cambiante aumenta mucho.

Por otro lado, el concepto de identidad creo que ya ni siquiera sé lo que es. Cuanto más investigo, cuanto más siento sobre ello realmente no sé si estoy lejos de las respuestas o cerca. Pero sí, es algo que siempre estamos buscando, el identificarnos, el crear algo propio, el definirnos o el no definirnos, no definirse también es definirse. Esa obsesión que yo he tenido estos años como de búsquedas al final creo que está  muy ligado a una condición humana, no tanto a algo mío personal de mi biculturalidad o mi historia sino que siento que cada persona bajo su realidad es algo que está eternamente buscando.

¿Qué significa ISDERMIS para ti?

ISDERMIS desde el principio ha sido un espacio de libertad y creación, de hecho es la única frase que lo define y creo que va a ser siguiendo así, no lo puedo decir con certeza pero creo que va a seguir siendo mi lugar de libertad visual y libertad emocional y eso tiene un montón de perspectivas y yo creo que es y va a ser algo que va a estar constantemente cambiando con mis propias experiencias  y las de otras personas porque al fin y al cabo es un proyecto y un lugar en el que, a través de una debilidad mía como ha sido la psoriasis tanto tiempo y eso haberme hecho fijarme tanto en las pieles y en el cuerpo trae consigo que conozca muchas personas que también se encuentran en esa situación  o que simplemente compartimos otro tipo de sensibilidades o maneras, incluso ni siquiera tienen que ser compartidas; me relaciono con personas muy diversas y me gusta y lo muestro en mi trabajo, aprendo mucho y me gusta que sea así. ISDERMIS es mi espacio de creación libre donde voy haciendo un poco lo que me apetece en cada momento y expresando lo que siento que es mi verdad en cada situación.

Cómo y cuándo nace el proyecto ‘ORIGEN’ y qué tan ligado está a ISDERMIS, ¿Qué supone en tu trayectoria como artista hasta ahora?

‘ORIGEN’ como tal al ser una búsqueda de esa identidad y corresponde a sensaciones de una vida entera siento que no tiene como un principio y un final pero supongo que el proyecto como tal y las maneras de expresión que han ido surgiendo empezaron el 2018 cuando tomé una de las decisiones más importantes de mi vida y decidí apostar por mi carrera, por mí, por mi visión, por mis ideas.

Ese año fue un año con demasiadas sensaciones y sentimientos y me fui a Bolivia a refugiarme un poco de todas las preguntas, la angustia, de todo el miedo que sentía al haber tomado esa decisión en niveles prácticos del día a día y a nivel psicológico y emocional. 

Entonces, digamos que en septiembre del 2018 fue cuando en Bolivia empecé a poner en palabras todo lo que todo lo que sentía y había estado sintiendo toda mi vida  respecto a esa identidad y esos orígenes y esos fragmentos que siento. A la par, a pesar de que soy una persona muy narrativa casi de igual manera soy muy visual así que de ahí venían muchas imágenes y fui como un poco dando forma a lo que es y será este proyecto y desde entonces, desde 2018 ha sido una búsqueda y un experimento constante y bueno, la conexión con ISDERMIS es precisamente por las sensaciones de una vida entera. Siento que al final siempre hay cosas que acabamos sintiendo de manera atemporal y digamos que ISDERMIS hasta ahora ha reflejado mucho mi relación con la piel , con el cuerpo, con la sensibilidad, con la sensualidad, como con una parte más íntima por así decirlo. Creo que ‘ORIGEN’ es una parte más existencial pero práctica a la vez, no sabría definirlo pero sí que son dos proyectos que reflejan sensaciones de una vida entera y eso es el nexo principal. ORIGEN es, hasta lo que yo he vivido, mi proyecto más ambicioso y más grande no solo en cuanto a trabajo, inversión y esfuerzo sino a implicación emocional e implicación física. Es un punto de inflexión muy fuerte y así lo he sentido todo el proceso y ahora que va a salir a la luz va a ser percibido de esa manera.

En el momento vital en el que estás ahora a nivel personal y emocional, ¿qué temas son importantes tratar para ti en tu trabajo?

En este preciso momento hay diferentes fuentes importantes pero creo que de las más fuertes serían la identidad, la pertenencia, la inclusión. La búsqueda real y plantación real de esa perspectiva interseccional de que desde abajo de las estructuras de todo lo que existe, se empiece de verdad a incluir a todas las realidades y todo lo que va más allá de nuestra realidad actual de un entorno concreto sino que, de verdad, la amplitud de visión y de inclusión porque creo que va mucho más allá de la aceptación y la diversidad. 

Siento que una inclusión real en todas las estructuras humanas y sociales son ya vitales y no pueden seguir pasando desapercibidas o que sean simplemente teóricas y siento que ahora mismo la práctica de todo esto es lo que me mantiene activa la mente y el corazón.

Acabas de sacar una pieza documental, ¿forma parte de un proyecto más amplio? ¿Qué tan importante es para ti la multidimensionalidad en un proyecto?

La pieza documental es una primera parte del comienzo del trayecto que ha supuesto este proyecto para mí porque realmente así lo he sentido; la sensación de estar toda mi vida en un camino de búsqueda y al final se ha creado un proyecto en el que hay un camino, hay una narrativa pero diferentes paradas , diferentes lugares pero en un mismo camino. Entonces es un proyecto más amplio, habrá diferentes manifestaciones bajo una misma narrativa y una misma visión pero realmente las maneras de expresarlo van a ser muy diferentes y creo que es de lo que más he disfrutado porque han sido sensaciones nuevas, experimentar con formatos, conmigo misma también a nivel creativo, personal y distintos niveles profesionales. Ha sido una locura y tengo muchas ganas de que salga.

La multidimensionalidad, así como la capacidad de poder crear diferentes disciplinas en torno a la misma idea, creo que siempre embellece y aporta mucho porque a la larga creo que ya hay suficientes estructuras que nos aprietan y suficientes barreras que nos tienen que definir constantemente, que al final creo que en las expresiones artísticas experimentar es algo que para mí es muy importante y es que lo necesito. No concibo trabajar de otra manera y en este proyecto creo que es muy importante que vaya a haber diferentes manifestaciones de la misma idea porque creo que se entiende mucho más el camino que supone el origen

¿Cuál es tu manera de trabajar? ¿Cuál dirías que ha sido el proceso creativo a la hora de juntar elementos y llevarlos a la práctica para este trabajo en particular?

Mi manera de trabajar creo que es trabajar, trabajar y trabajar. Básicamente creo que al final no se puede romantizar tampoco este tipo de profesiones, pues aunque tengan una parte artística y creativa no dejan de ser una forma de vivir y eso implica también muchas decisiones, mucha responsabilidades y también entender que suponen renuncias a las que yo creo que a veces no se es consciente que hay que tomar pero también se renuncia a muchas cosas por elegir un estilo de vida u otro y, aunque personalmente me siento súper agradecida y se siente increíblemente gratificante cuando hago lo que siento y lo que quiero, al final del día es mucho trabajo y mucha dedicación. Esta sería la manera, no sé si es la manera universal pero en mi caso sí que lo es.  

Por otro lado, el proceso creativo en este proyecto y en general en casi todas las cosas en las que me he implicado es entender que la vida realmente es un proceso muy largo en el que hay que tener mucha paciencia con todo lo que va sucediendo y creo que esa es de las mayores enseñanzas que me ha dado la naturaleza. Al final yo soy una persona que tiene muy en cuenta los ritmos ancestrales de la vida en los que realmente todo iba a otra velocidad y siento que aunque yo no estaba viva cuando eso era así, observando la naturaleza y teniendo una relación muy especial y muy íntima con lo que supone el resto de seres vivos que hay en este planeta, me ha hecho ser una persona muy paciente y la paciencia, sumada a la constancia es lo que me ha llevado a poder desarrollar este proyecto, a la par esta paciencia me ha ido trayendo a las personas que lo han hecho posible y todo ese conjunto de elementos es lo que ha podido crear una totalidad.

Aparte de la fotografía también escribes, ¿Qué rol le das a la escritura en tu trabajo?

Escribir es en realidad mi principal bálsamo de sanación. En todas las etapas de mi vida es lo que realmente ha ido documentando y transcribiendo todas mis realidades y las realidades que he ido percibiendo. Creo que a día de hoy difícilmente podría tener un equilibrio emocional si no fuera por la escritura. Siento que el proceso de escribir y el de disfrutar y, al mismo tiempo, la reflexión que supone escribir y dedicarle ese tiempo es algo que me ha ayudado a estar viva básicamente. Además de cartas, todos mis diarios y todas las escrituras que me han ido acompañando este tiempo tienen máximo protagonismo en mi vida. La verdad es que soy la típica persona que aun se escribe cartas con las personas que quiere, principalmente con mi padre pero también con las personas importantes en mi vida, en cada ocasión que puedo escribo una carta porque es mi manera principal de expresión yo creo. Las palabras, el lenguaje y el papel. Para mí el papel y el poder tocar y percibir algo tangible de las palabras es lo más importante.

¿Qué peso cómo creadora artística tiene para ti el equipo creativo con el que te rodeas?

El equipo lo es todo, absolutamente todo. Es el entorno con el que nos rodeamos tanto en una perspectiva profesional como personal. De hecho diría que es el único don que creo que tengo; el saber elegir las personas que están a mi lado. Aunque no siempre sean las acertadas, siempre me enseñan y son una parte primordial en mi camino. En concreto, en ‘ORIGEN’ no habría sido posible casi nada de la forma tan bella que han llegado las piezas si no hubiera sido porque tengo unas personas que han apoyado mis ideas y han tenido la paciencia, las ganas y la dedicación de caminar junto a mí y me siento muy agradecida, y de hecho no es algo que doy por sentado ni un solo día. Siempre que pasa algo nuevo, siempre que hay cualquier logro aunque sea algo muy pequeño, lo comparto y lo agradezco con cada persona del equipo porque de verdad que siento que es lo que ha hecho que este proyecto sea lo que yo quería y lo que yo visualizaba en mi mente y lo que proyectaba en el corazón.

‘ORIGEN’ no podía hacerlo sola y tengo la certeza de que cada persona que ha aportado algo en estos años han embellecido lo que yo visualizaba en mi mente. En la pieza audiovisual que acabamos de publicar, el diseño sonoro es de Lucid Eyez y la edición de Gara Béjar, personas que han sido esenciales en este proyecto por su creatividad y su propia identidad.

En tu trabajo en general se puede observar la necesidad de mostrar y retratar a cuerpos diversos y únicos. ¿Qué papel tiene la psoriasis y tu relación con el cuerpo en todo esto?

Partiendo de la base de que para mí el cuerpo humano es solamente el estrato físico de lo que significa estar viva, siento que al final he ido relativizando lo que supone esa imagen o esa presencia hacia los demás y hacia una misma. Es decir, para nada le quito importancia o pienso que no haya que cuidarlo o habitarlo desde una manera sana en todas las perspectivas, sino que lo entiendo como que es sólo una pieza de la totalidad de lo que supone la existencia de una persona. Entonces, partiendo de ahí, la psoriasis es como algo que ha acompañado a mi cuerpo y ha acompañado a mi piel y eso ha marcado mi personalidad y mis relaciones, mi relación conmigo misma también.

A día de hoy, lo veo como nada más y nada menos que como parte de mí. Ni como algo negativo, ni como algo positivo, es algo que forma parte de mi existencia y ya con eso para mí es muy valioso porque siento que que estar aquí es un regalo y todo lo que tengo en mi cuerpo y en mi mente y en lo que supone estar viva al final lo siento como un regalo que ni quiera he pedido, por lo tanto, lo percibo así de los demás también. Cada cuerpo y cada rasgo diferente que tiene cada persona me parece increíble y me hace daño cuando veo que otras personas se lastiman o tienen tan presente el autosabotaje porque siento que estar vivos es un regalo inmenso y a través de mis fotos creo que se percibe ese regalo y eso me hace sentir bien porque sé que a otras personas les hace sentir bien, por eso somos personas y no otro tipo de seres vivos, precisamente por compartir y por hacernos mejores las unas a las otras.

¿Cuál crees que debería ser el rol que ejerza el artista en la sociedad? ¿Debe reflejar necesariamente las circunstancias o los tiempos en los que vive? ¿Se observa esto en tu obra u optas por una libertad creativa?

Para mí el rol de un artista, al fin y al cabo siento que es simplemente una persona creadora y una persona que ha desarrollado una capacidad de expresar pero no tiene ni más ni menos peso que cualquier persona que forme parte de la humanidad. Es decir, siento que la responsabilidad de cuidar el lugar en el que vivimos y cuidar a las personas que están aquí con nosotras en el camino es una responsabilidad que deberían asumir todas las personas que están vivas más allá de haber elegido una profesión o haber podido desarrollar unas capacidades o unas maneras de expresión. 

Siento que todas las personas estamos vivas y aunque desarrollemos diferentes maneras de vivir la responsabilidad compartida es una cuestión humana que empapa todo, y siento que es algo que a veces se olvida y para mí es primordial. De hecho, de nada me sirve una buena pieza artística o una manera de expresión si en realidad la persona que la está transmitiendo está creando de una manera inconsciente o sin tener en cuenta su entorno. Al fin y al cabo como humanos siento que es algo que tendría que ser esencial a la hora de vivir y de crear. 

Por lo tanto, creo que eso responde a que sea lo que sea lo que hagamos en la vida hay que tener en cuenta las circunstancias de todo lo que esté pasando en ese momento, más allá de que queramos intervenir o expresar sino como personas humanas.

¿Cuál te gustaría que fuera el sentimiento o sensación primordial que experimentaran las personas que descubren ahora tu trabajo?

Me cuesta mucho contestar esta pregunta porque siento que al final definir lo que quiero que perciban las otras personas es definirme a mí misma también y siento que eso corta mis procesos y corta esa manera de experimentar con con mis vivencias y el trabajo pero al mismo tiempo supongo que las sensaciones que tal vez se generan son las que a mí me han generado estos años creando ‘ORIGEN’, pues lo sitúo en este trabajo pero supongo que se podría trascender al resto de trabajos.

Las sensaciones que yo he tenido han sido mucho descubrimiento, introspección, desconocimiento y a la larga, creo que a día de hoy hay muchas personas intentando conocerse a sí mismas pero creo que para conocerse a sí misma es necesario desconocerse al completo y ese camino es complicado a veces. El desconocimiento, el reaprender, el redescubrir es incómodo y puede tardar años en llegar a algún tipo de conclusión. Entonces supongo que sí puedo acompañar de alguna manera a personas que estén en este proceso o en ese camino de desconocimiento para poder llegar al conocimiento sería todo un honor y aunque yo nunca lo sabré sería increíble haber formado parte de esos procesos. Pero contesto esto solamente porque es lo que he sentido yo, el desconocimiento constante y el redescubrir, pero no tengo ni idea de lo que va a generar a cada persona y creo que me gusta mucho que pueda ser así, que cada persona desde su realidad, desde su entorno, desde sus vivencias pueda extrapolar esta narrativa y estas imágenes y estas sensaciones a su propia vida.

Descubre más en ISDERMIS
Fotografía: Sofia Masiello @lapvtaburguesa
MUA: Veronica Lopez @curlycurr

También en VEIN: Sofia Suars presenta ‘Goosebumps’,el podcast de Novaris y Radio Primavera Sound con invitados como Mala Rodríguez