Yana Zafiro estrena su primer álbum, ‘Lucero del Alba’

01 / 02 / 2021
POR Nerea Sánchez

Si mezclas lorazepam, amor adolescente, sueños y violencia con grandes dosis de autotune y un buen puñado de influencias musicales, el resultado es un disco entre lo naif y lo perverso.

Portada de ‘Lucero del Alba’.

Después de singles recientes como ‘Qué bien me siento’ o ‘Crepúsculo’, Yana Zafiro estrena su primer LP. La artista, acompañada a la producción por Celia Spellman de ‘Martirio Martirio’, muestra un universo musical propio en el que se mezclan ingenuidad y perversión.

Yana Zafiro ha dejado de cantar en inglés. ‘Lucero del Alba’ es un disco grabado íntegramente en castellano donde las letras se compenetran con el torrente de influencias musicales que Yana Zafiro va introduciendo. Algunas de estas influencias son electrónica, k-pop, metal, distorsión o indie pop.

El sonido obtenido es machacón e impactante. Puede producir dolor de cabeza entre los no iniciados, pero también resulta muy pegadizo. A ello ayudan sin duda las letras. Son aparentemente sencillas e ingenuas, como estuvieran sacadas de un contexto pop, pero contienen altas dosis de perversión. Así es, precisamente, su ‘Lolita’, que en el estribillo repite “trastornos, pastillas, enferma, Lolita”.

Yana Zafiro en el videoclip ‘Cáliz de sangre’. Imagen vía Instagram.

Entre el humor macabro y la violencia machista se sitúa ‘Hola tío!’. Y, siguiendo con las dualidades, en ‘Días’, Yana Zafiro utiliza un sonido muy cercano al K-pop en los momentos más cándidos de la canción (“soñé que me invitabas a salir”), en los que suena como una especie de Lolita cyborg. Este sonido contrasta con un tono y una voz más real, menos “tuneada” con la que expresa la decepción amorosa (“ya nunca te voy a perdonar”).

Pero también hay temas más similares a sus anteriores canciones, en una línea más pop, como ‘Quiero un castillo’. Otro ejemplo es ‘Otra vez’, donde se reflejan las dinámicas amorosas actuales: “pensé que sería buena opción bloquearte de una vez / pero yo sé perfectamente que volvería a caer / otra vez”.

La cantante ucraniana afincada en Murcia despliega en ‘Lucero del Alba’ todo el abanico sentimental del amor postadolescente, pero también el desasosiego personal de nuestra época. Habla en sus canciones del uso de ansiolíticos, e incluso llega a hacer una perversa declaración de amor al ‘Lorazepam 5mg’: “Tú, sólo tú me haces sonreír”. Incluso cuando hay un mensaje positivo, la artista lo emite como si estuviera emergiendo de la oscuridad. Tal es el caso de ‘Xti’, en el que Zafiro canta “por ti cambiaría mi forma de vida / por ti he dejado de tomar pastillas / es por ti que he dejado de hacerme daño / es por ti, es por ti, he cambiado”.

Contraportada de ‘Lucero del Alba’.

_