#30wears, un método para resistirse al consumo compulsivo

04 / 02 / 2019
POR Alba Manuela Aracil

Nació con el objetivo de evitar el desperdicio de prendas y construir un armario atemporal con piezas realmente necesarias. Una iniciativa que nos invita a noc comprar ropa que vayamos a ponernos al menos 30 veces.

 

 
Si uno de tus propósitos para este nuevo año es que tu relación con la moda sea más sostenible, quizá deberías probar #30wears. Se trata de un reto que empezó de la mano de Livia Firth y su objetivo es evitar el desperdicio de prendas y la compra compulsiva. De este modo, la fundadora de Eco Age, una empresa que se dedica a la consultoría en el ámbito de la sostenibilidad, puso en marcha esta campaña que promueve la idea de comprar una pieza de ropa solo cuando estemos seguros de que vamos a utilizarla al menos 30 veces.

Muy a menudo compramos cosas que ni siquiera necesitamos, simplemente por impulso. Nos dejamos llevar y al final acabamos con un montón de “por si acasos” que guardamos en un cajón del armario. Con suerte, nos pondremos esa prenda en un par de ocasiones, ya que a veces ni siquiera la estrenamos porque al cabo de unas semanas nos damos cuenta de que realmente esa camisa no nos va, esos zapatos no han sido una buena compra o ese vestido que parecía tan ideal en la tienda, ha perdido su esplendor.

Por eso, la iniciativa de #30wears propone que construyas tu armario solo con lo imprescindible. Para ello, tienes que evitar hacerte con esa pieza a la que no le vas a dar tanta utilidad, como por ejemplo una prenda que sea la tendencia del momento pero que en cuanto pase de moda querrás deshacerte de ella, y en su lugar invierte en otra de mejor calidad y atemporal, que vayas a ponerte una y otra vez. Así, puede que tu vestuario sea más reducido pero si reúnes varias prendas versátiles que puedas llevar con cualquier look, será más que suficiente.

La próxima vez que estés en una tienda y te lances a por una prenda pregúntate “¿voy a ponérmela un mínimo de 30 veces?”, si la respuesta es que sí, entonces llévatela. Pero si por el contrario crees que más que una necesidad es un capricho, sé consciente y opta por la opción correcta, que es dejarlo y aceptar que ese flechazo solo iba a durar unos días.