5 claves para entender el regreso de Patou

16 / 10 / 2018
POR Alba Manuela Aracil

Su nuevo director creativo, Guillaume Henry, será el encargado de revivir la marca y traer de vuelta la estética flapper.

 

 
Jean Patou (1880 -1936) creó una firma histórica que marcó un antes y un después en la industria de la moda del siglo XX. Sus revolucionarios diseños dejaron atrás las líneas encorsetadas que vestían las mujeres de la época para darles comodidad y libertad. Entre sus creaciones destacan las faldas acampanadas y vestidos de estilo pastoril que supusieron un gran cambio en el armario femenino. Tras su muerte en 1936, la marca estuvo en manos de grandes diseñadores como Karl Lagerfeld, Jean Paul Gaultier o Christian Lacroix, sin embargo la firma cesó su actividad en 1987 y había permanecido desapercibida hasta hace poco. El pasado mes de julio el grupo LVMH adquirió Patou con el objetivo de relanzarla al mercado y ya conocemos el nombre del que a partir de ahora será su nuevo director creativo. El francés Guillaume Henry, anteriormente al frente de Nina Ricci, ha sido elegido para esta misión.

Estas son algunas de las claves que convirtieron a la casa de moda fundada por Jean Patou en una de las más relevantes del siglo XX.

1. Contribuyó a la liberación de la mujer a través de la estética flapper

 

Colección de Patou con estética flapper de 1925

 
Fue el primero en comprender la importancia de los accesorios, en usar el punto en la confección de sus colecciones y en crear las “corbatas de diseñador”. Y además de estas innovaciones, se le atribuye la creación de la estética flapper, que consistió en dejar atrás el corsé, usar faldas más cortas y más joyas de lo habitual, y no seguir los cánones de belleza establecidos. Pero se trataba de algo más que de un estilo, era una actitud que caracterizó a las mujeres de aquella época. Bebían, fumaban, conducían y llevaban a cabo cualquier acto que hasta ese momento se consideraba poco apropiado para una mujer porque solo los hombres podían hacerlo.

2.Revolucionó el vestuario deportivo femenino

 

Suzzane Lenglen en la pista con un diseño de Patou

 

Durante el contexto histórico en el que se desarrolla la actividad de la firma, la práctica de deporte estaba en auge. En aquel momento las deportistas vestían prendas muy tapadas y nada acordes con las necesidades de esta actividad, por eso Patou creó un vestuario que les permitía libertad en sus movimientos y se adaptaba a ellas.

Sus mayores aportaciones a la moda deportiva fueron el traje de baño de punto, que facilitó a las mujeres la práctica de cualquier deporte acuático al tratarse de un bañador que se ajustaba al cuerpo, y el traje de tenis, que confeccionó por primera vez para la tenista Suzanne Lenglen y estaba compuesto por una falda blanca plisada a la altura de la rodilla y un jersey sin mangas.

3.Fue el primer diseñador que incluyó perfumes en su colección

 

Publicidad de Joy, el perfume estrella de Patou

 
Sus primeras fragancias estaban inspirados en tres tipos de mujeres, Amour-Amour era para morenas, Adieu sagesse estaba dedicada a las pelirrojas y Que sais-je?, a las rubias.

Sin embargo, su perfume más conocido fue Joy, creado en los años 30 tras la crisis económica. “Olvídate de que estamos bajo presión, de que nuestro volumen de negocios ha bajado en muchos clientes y ya no son lo suficientemente ricos como para comprar. Te doy libertad para elegir los elementos más bonitos”, fueron las palabras que Patou le dijo a Henri Almeras, su perfumista, para que crease su nuevo aroma. Y así nació Joy, que mezclaba la rosa con el jazmín y se vendió con el lema “Joy, el perfume más caro del mundo”.

4. Desde este año forma parte del conglomerado de lujo LVMH

El pasado mes de julio, la multinacional francesa a la que pertenecen firmas de lujo como Dior, Louis Vuitton, Fendi o Loewe, adquirió Patou sin llamar mucho la atención. Al principio no estaba muy claro ya que los portavoces de LVMH se negaban a hacer declaraciones respecto a este asunto, pero Dilesh Mehta, CEO de Designer Parfums, comunicó que iba a firmar una asociación estratégica con LVMH. Teniendo en cuenta que la empresa de Mehta era la anterior propietaria de Patou, se podía intuir que los rumores del cambio de manos de esta firma histórica eran ciertos.

Además, una marca con la trayectoria y reputación de Patou, encaja a la perfección con los valores de la multinacional basados en la excelencia, la creatividad y el espíritu emprendedor.

5. Guillaume Henry, el encargado de revivir la estética Patou

 

Guillaume Henry, nuevo director creativo de Patou

 

Ahora, el encargado de devolver a la vida a esta marca cuyos diseños han conseguido perdurar en el tiempo es Guillame Henry, anterior director creativo de Nina Ricci. Estudió en el Institut Français de la Mode y durante su trayectoria profesional trabajó en Givenchy y fue contratado en Carven cuando le preguntaron por su opinión sobre la firma y respondió que las mujeres deberían volver a vestir como antes. Así que puede que dentro de poco veamos cárdigans, jerseys sin mangas, faldas plisadas, incluso flappers, porque si algo caracteriza a Henry es su habilidad para revivir una firma de moda que estaba inactiva.