La apropiación cultural podría comenzar a ser ilegal

28 / 06 / 2017
POR Verónica Martín

Delegados indígenas de 189 países se reunieron en la ONU para crear una legislación que lo regule.

 

 
Delegados indígenas de 189 países se reunieron recientemente en Ginebra con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual para hacer frente a este problema que hace ya tiempo pide una solución y por ello se ha planteado la creación de una legislación que en caso necesario permita actuar.
 

@amandlastenberg
 
 
Uno de los casos más sonados lo protagonizó Kylie Jenner, pero los ejemplos son continuos. ¿Sabías que los pendientes nasales hindús que Chanel presentó en uno de sus desfiles de 2012 o Givenchy en la colección de otoño de 2015 se llaman Nath y son utilizados por las mujeres indias el día de su boda? Aunque también por el peinado de esta última colección se encontraron influencias en ella del estilo de las cholas. El pelo afro, los bordados y diseños de algunas comunidades o las trenzas llamadas de boxeador -que en realidad son un peinado tradicional afro llamado cornrows– son algunos ejemplos de estas manifestaciones culturales que han sido utilizadas sin permiso ni reconocimiento.
 

 
El vacío legal existente hasta el momento ha permitido que personas y empresas con mayor poder económico y social se atribuyan estos elementos y conocimientos. En definitiva, es una manera de apropiarse de la identidad de los grupos y razas diferentes a los predominantes a través de sus elementos identificativos y tradicionales para despojarlos de personalidad y utilizarlos superficialmente. Pero la queja no se reduce a que se utilicen sus estilos y atributos, sino que no se reconozca a las razas o etnias y que esos elementos culturales solo sean atractivos una vez que han sido expropiados.
 

Jennifer Li

 

Zoe Kravitz, Willow y Jaden Smith o Amandla Stenberg son algunas de las voces que llevan tiempo reivindicando el robo de estas señas identitarias por parte de la comunidad blanca. Esta última es una activista declarada y muy crítica con la situación de desigualdad que viven las mujeres afroamericanas “la apropiación ocurre cuando un estilo conduce a generalizaciones o estereotipos racistas hacia la cultura que lo originó, pero se considera de alta moda, cool o divertido cuando los privilegiados se hacen con él” ha llegado a declarar la intérprete en sus redes sociales.