Las 10 tendencias que han marcado el 2017

13 / 12 / 2017
POR Natalia García

Os traemos un resumen de las tendencias que más han calado en el mundo de la moda durante este año, para ver cuáles tendrán algo de poder de permanencia y cuáles morirán en 2018.

 

 
En estas fechas, lo de echar la vista atrás y enumerar aquellas cosas que hemos hecho bien durante el año,  y aquellas no tan buenas para intentar no repetirlas al siguiente, no es nada nuevo.  Ya sabéis que en moda solemos hacer lo mismo, por lo que a estas alturas, no podía faltar un post como este, haciéndonos eco las propuestas por Hihgnobiety.
 

Partir la pana


 
Es sorprendente que en un año dominado por lo deportivo, sea la pana el tejido que haya  ganado más terreno en el panorama de la moda del 2017. Gracias a que marcas como Supreme y Acne Studio y Mar Jacobs la usaran en sus pantalones. Es más, el 24 de agosto se inauguró en Estocolmo la primera marca pana premium en el mundo, The Cords & Co. Tendencia absoluta cuando el negocio de la moda de a pie la incluye en pichis, cazadoras, faldas, bolsos… Nada nuevo, pues la pana lleva existiendo desde el siglo XVIII, pero estamos seguros que seguirá dando que hablar en el año que pronto se estrena.
 

‘Auto-memes’ de lujo


 
Las grandes marcas de moda se han apuntado a eso de emplear las redes sociales de una manera distendida y han empezado a utilizar la cultura de Internet para sus propios fines. Vetements / Demna Gvasalia de Balenciaga, Alessandro Michele de Gucci y Virgil Abloh de Off-White fueron los que dominaron la conversación en las redes sociales. Por ejemplo, a principios de año, Gucci hizo sus propios ‘memes’ de la campaña #TFWGucci. La cuestión, es que todo el mundo con un smartphone en la mano, es una fábrica de ‘memes’, así que quizas esta moda, tenga un futuro incierto.
 

La vieja escuela


 
Aunque sin duda, si hay que incluir una tendencia de calzado en esta recopilación, sería otra muy distinta. Los amantes del skate quizás nunca dejaron de llevarlas, pero los apasionados por la moda han decidido recuperarlas, y a estas alturas, también el resto de de los mortales. Nos referimos a las Vans Old School. Los mega-influencers volvieron a ponerlas al alza, y ahora son la prenda estrella del streetwear.  Son cómodas, aportan un aspecto ‘desaliñado’ y cualquiera puede tener un par en su armario.

Seguramente en 2018 otra zapatilla básica será la reina del asfalto. Pero las Old School, al igual que las Chuck Taylor, son atemporales.
 

El chandalismo


 
La banda lateral en los pantalones, que emana sport a raudales, es la nueva raya diplomática. La han empleado los raperos más ricos y afamados, los influencers y todo el negocio del fast fashion, o lo que es lo mismo, las grandes cadenas como H&M o Inditex la han hecho mainstream. Por ello, tenía que estar dentro de nuestra recopilación.

Te aconsejamos que si aún no tienes un modelo de pantalón así, te hagas con uno. Su tejido deportivo, corte relajado y banda lateral son muy favorecedores para atuendos casuales. Es posible que no sean tendencias de hashtag el año que viene, pero eso no los detendrá de ser una valiosa pieza en tu armario.
 

La riñonera


 
Conocidas como ‘fanny pack’, ‘belly bag’, ‘buffalo pouch’, ‘bum bag’ o ‘belt pack’, nacieron en los 60 y 70, como un simple elemento útil, y se popularizaron en los 80. Para después caer en la lista de horrores que nadie se pondría. Pero claro, un nunca subestimes el poder de la moda, cíclica por naturaleza. La riñonera ha vuelto, y Gucci o Supreme son algunos de los culpables.

Este accesorio es ahora formal, se aleja de los estilismos deportivas y se incluye en los looks más elegantes. Sobrevivirá- no sabemos cuánto-, por su comodidad a la hora de cargar con ella y poder guardad las gafas de sol, la cartera o el teléfono.
 

El Workwear


 
Nuestra silueta se ha vestido de sastrería masculina, lo hemos visto en la pasarela y después, como suele funcionar el circuito de la moda, en las grandes cadenas. El clasicismo de oficina se ha reinventado, y el combo blazer + pantalon o falda ha conquistado nuestro fondo de armario.  Y si hay un estampado que ha calado por encima del resto, es el ‘príncipe de Gales’. Ya os podéis imaginar quién ha sido uno de los responsable de su come back, si es que alguna vez se fue del todo, Demna Gvasalia para Balenciaga, Calvin Klein o Alexander Wang. Es atemporal, y nos gusta más allá del horario de trabajo. Decimos sí, a que continúe como tendencia.
 

‘Ikea viste tu casa’, y a ti


 
Las grandes casas de moda se han fijado en lo cotidiano, en las marcas de productos para el hogar o incluso en las empresas de mensajería, véase Moschino y sus camisetas de DHL. Pero la gran revolución llegó cuando Demna Gvasalia presentó el tributo de Balenciaga de $2,000 a la bolsa de compras “Frakta” de $ 0.99 de IKEA. El diseñador de Vetements y Balenciaga también ha hecho lujosas imitaciones de bolsas de lavandería asiáticas y bolsas de cartón de compras, pero su versión del color azul brillante del gigante de los muebles arrancó una locura cuando irrumpió en el mercado. Como réplica, la firma italiana Off-White hizo un nuevo diseño de su bolsa, a petición de Ikea. Esta vez sin rastro de color azul, y hecha de cartón.

Una tendencia a la que diremos adiós, no cabe duda.
 

Yellow is the new black


 
El ‘rosa millenial’ se fue y  el amarillo ha adquirido un estatus de tendencia gracias a la colaboración de The North Face y  Supreme y el chándal Kendrick Lamar de Fear Of God, entre otras cosas.  Leandra Medine –aka The Man Repeller– lo definió como el amarillo de la Generación Z. Se podría definir como un mostaza (por ser el más empleado en los estilismo del streetstyle), aunque este color responde a una gran variedad de tonalidades.

La tendencia de un color no suele durar más de un año o temporada, así que en habrá que ir despidiéndonos de él.
 

El amor por los acolchados


 
Hablamos de los plumíferos, esa prenda que estuvo durante unos cuantos años enterrada en las profundidades de la moda. Sin embargo, en 2017 desbancó a otros materiales como las pieles o el cuero y se proclamó rey. Irrumpieron en nuestra vida, en su gran parte gracias al fenómeno de Demna Gvasalia en Balenciaga y Vetements. Tan despegada de las reglas que convirtió sus ‘plumas’ en sacos de dormir portátiles.

Si no crees que su fama sea tal, solo hace falta recordar al rapero A$AP Rocky en las inmediaciones de la NYFW un look en rojo y naranja. ¿La prenda que captó la atención de todos los focos? Su plumífero rojo de Balenciaga.

Su estela continúa durante el 2018 en versiones oversize. Reconozcámoslo, además de una tendencia, son acogedores, nos protegen del frío y su forro es sinónimo de comodidad.
 

Las zapatillas feas pero cool


 
Los ugly shoes cada vez lo son menos. Nuestros pies llevan unos cuántos veranos vistiéndose con las Birkenstok, pero este año Balenciaga con Demna Gvasalia al frente, se ha superado. Y uno de sus diseños se cuela de nuevo en la lista. Se trata de sus Triple S (por aquello de que son grandes, desproporcionadas y poseen una triple suela), virales porque todos los insiders las llevan a sus pies y en lista de espera, pues a pesar de costar 650€, se agotan cada vez que salen a la venta. Siempre tendrás la alternativa de hacerte con otros modelos bastante más asequibles, como las Airmax de Nike o las New Balance de running.

Las tendencias en calzado van y vienen, aunque pronosticamos que tendrán un poco más de vida. ¿Qué nos hace pensalro? las propuestas de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton, presentadas en la pasada Semana de la Moda de París, y protagonistas absolutas de su colección de Primavera 2018.