Sobre los orígenes del 8 de marzo

08 / 03 / 2017
POR Maria Arranz

Rastrear los orígenes de por qué el 8 de marzo se celebra el 8 de marzo, es una tarea algo más compleja de lo que podría parecer en un principio. La cantidad de artículos al respecto que podemos encontrar confunden casi más de lo que aclaran al contradecirse en fechas y hechos o al resaltar unos acontecimientos por encima de otros. Las teorías más extendidas acerca de por qué se eligió esta fecha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora van desde una manifestación de trabajadoras en 1857 a otra en 1908 hasta el homenaje a las víctimas del incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist en Nueva York en 1911, pasando por un sinfín de anécdotas relacionadas de una u otra manera con la historia del feminismo.

Manifestación de mujeres el 8 de marzo de 1917 en Petrogardo, Rusia.

La explicación más plausible a la existencia de relatos tan variados tiene que ver, sobre todo, con que no hay un único acontecimiento que se conmemore el 8 de marzo, sino más bien una combinación de diversas manifestaciones y luchas que se van entrelazando unas con otras en el transcurso de la historia, pero sí hay algunos datos que conviene aclarar:

1) La celebración del Día de las Mujeres el 8 de marzo como tal comenzó en Rusia el 8 de marzo de 1917 –23 de febrero según el calendario juliano vigente en Rusia en aquel momento–, con una manifestación de trabajadoras textiles en contra de los zares, la guerra y el hambre (aunque el Día de las Mujeres se venía celebrando en Rusia desde 1913, siguiendo las celebraciones que ya organizaban, en fechas variadas, las socialistas americanas desde, aproximadamente, 1909); más adelante se convirtió en un día festivo en los países socialistas y comunistas, hasta que en 1977 las Naciones Unidas lo adoptaron como Día Internacional de las Mujeres.

2) Parece que la manifestación de trabajadoras de 1857, duramente reprimida, que se cita en muchísimos sitios como el origen de la celebración, fue una leyenda que surgió en 1955 (en plena Guerra Fría), cuando parecía oportuno desligar el Día Internacional de las Mujeres de sus orígenes socialistas y comunistas para así darle un cariz más “internacional”, más espontáneo y, sobre todo, anterior al bolchevismo. Pero tampoco está del todo claro si fue un invento total o sí la manifestación en sí llegó a existir de verdad.

Cartel soviético del 8 de marzo de 1932. “El 8 de marzo es el día de la rebelión de las mujeres trabajadoras contra la esclavitud de la cocina”. “Abajo con la opresión y las estrecheces del trabajo doméstico”

3) Es cierto que el famoso incendio de la fábrica textil Triangle Shirtwaist de Nueva York ocurrió. Fue en 1911 y en él murieron más de 140 mujeres –la mayoría de ellas judías e inmigrantes italianas– que trabajaban en condiciones ultra precarias, o más bien de esclavitud pura y dura. También es cierto que las puertas de la fábrica estaban cerradas, como medida para evitar la “interrupción del trabajo”. Esta tragedia fue el detonante de que en Nueva York se creara el Factory Investigation Committee –que se venía reclamando desde hacía cinco décadas– y de que se comenzaran a aplicar leyes de seguridad en el trabajo, pero no fue la razón por la que se comenzó a celebrar el 8 de marzo (sobre todo porque el incendio no ocurrió el 8, sino el 25 de marzo).

Algo que no se suele mencionar muy a menudo es que, antes de establecerse el 8 de marzo como fecha oficial de celebración del Día de la Mujer Trabajadora, muchas protestas de mujeres tenían lugar siempre entre los meses febrero y marzo. Este solía ser uno de los períodos más duros en el calendario agrícola y la escasez de comida era bastante habitual en estas fechas, acentuada en muchos casos por la guerra. La escasez de alimentos afectaba a las mujeres (y a sus hijos) de una forma esencial, por lo que no era de extrañar que fueran ellas las que salieran a manifestarse: “ahora que la comida de nuestros hijos ha comenzado a desaparecer, las mujeres deben demostrar que son capaces de proteger a aquellos de dependen de ellas”.