Todo lo que necesitas saber sobre la huelga feminista del 8 de marzo

28 / 02 / 2019
POR Antonina Cupe

El manifiesto nos invita a parar ese día, pero no solo en el ámbito laboral, sino también en el de los cuidados, la educación y el consumo. Que cada mujer aporte su granito de arena para demostrar que, sin nosotras, el mundo se para.

 

Ilustración de María Luque.

 
Se convoca por segundo año una huelga feminista para el próximo 8 de marzo, Dia Internacional de la Mujer. El manifiesto propone que se lleve a cabo en todos los aspectos de la vida, es decir una huelga que va más allá de lo laboral y que penetra en otros ámbitos y espacios, como el de los cuidados, la educación y el consumo. No todas las mujeres pueden participar en la huelga de la misma manera, pues desigualdades y precariedad nos sitúan en puntos muy dispares de la sociedad, pero la convocatoria busca que cada mujer encuentre una forma de aportar su granito de arena en esta “lucha de carácter transfronterizo y transcultural contra el orden patriarcal, racista, colonizador, capitalista y depredador del medio ambiente” en el que vivimos.
 
La huelga propone que las mujeres ese día paremos de cuidar para reivindicar la importancia de los cuidados y por qué no deben recaer sistemáticamente en la mujer; paremos de consumir para fomentar otras prácticas en la que no tiene cabida ni la explotación laboral ni la destrucción del planeta; que las estudiantes no asistamos a clase porque “la enseñanza es el principal espacio de socialización y el sistema actual reproduce unos valores machistas y racistas” que impiden que la sociedad crezca en equidad e igualdad socia; y que paremos el trabajo asalariado para que se note el vacío. 
 
Las reivindicaciones se concretan en torno a cuatro ejes: violencias, cuerpo, fronteras y economía. Incluyen la aplicación “de forma efectiva” de la ley contra la violencia machista y su ampliación para incluir la violencia sexual; la transformación de las redes en un espacio virtual libre de homofobia, xenofobia y LGTBIfobia en el que las mujeres nos sintamos seguras; que la maternidad deje de obstaculizar la carrera profesional de la mujer y que el reparto equitativo del cuidado de los niños se materialice en “permisos iguales e intransferibles”; el reconocimiento del aborto “como un derecho a decidir sobre nuestros cuerpos” y que se garantice el acceso a este procedimiento en los servicios públicos de salud; la derogación  de la Directiva Europea de Retorno, la Ley de Extranjería y “todo instrumento jurídico que impide el derecho legítimo a migrar y encontrar refugio en un territorio seguro”; la visibilización y el reconocimiento del trabajo doméstico y de cuidados; el fin de “la división sexual del trabajo” que implica precariedad y discriminación laboral para la mujer, la creación de alternativas “para las trabajadoras migrantes en situación administrativa irregular” que combatan la exclusión y el abuso; sin olvidar los problemas ambientales y la construcción de una economía “sostenible, justa y solidaria que responda a las necesidades humanas y no a las del beneficio capitalista”.
 
El díptico, disponible en la página web, incluye un listado con diferentes formas de participación en la huelga para motivar a las mujeres a participar en la medida de sus posibilidades. Incluye acciones como hablar con la pareja, amigos o familia sobre la repartición de las tareas domésticas, colgar un delantal como símbolo de solidaridad si no puedes dejar de cuidar ese día, no comprar ni consumir productos que no sean de primera necesidad, hacer campaña en tu centro de trabajo para debatir sobre la situación laboral de la mujer en tu sector o no ir a clase y aprovechar para informar y debatir acerca de la situación de la mujer en el campus de tu colegio, instituto o universidad. Porque no existe una sola forma de involucrarse con la causa y porque esto nos concierne a todas. 
 

www.hacialahuelgafeminista.org