5 claves para conocer a Beata Ernman, la hermana pequeña de Greta Thunberg

08 / 01 / 2020
POR Julia Mico

Más allá del activismo por el clima, la pequeña de los Thunberg sigue los pasos de su madre en la música, denuncia el acoso escolar y se declara feminista.


Beata Ernman vía Instagram

Con tres años menos que su hermana Greta (la activista por el clima más conocida del mundo) Beata Earnman genera interés por sí misma y tiene también  mucho que decir. Aunque apoya la causa climática al igual que toda su familia, la pequeña de los Thunberg  no es una sucesora de su hermana, sino que ha iniciado su carrera profesional en la música siguiendo los pasos de su madre, la mezzosoprano Malena Ernman que representaría a Suecia en Eurovisión 2009. Aprovechando el empuje mediático evidente que tiene su apellido, Beata da voz a otros problemas tan universales como el acoso escolar.

Gracias a fuentes tan fiables como el libro autobiográfico de Malena, declaraciones de la propia Greta y la cuenta de Instagram de Beata, te contamos 5 claves sobre la joven que se encuentra en el foco mediático por muchos más motivos que ser “hermana o hija de”.

1. Su single contra el acoso escolar

Tal y como demuestra su nombre artístico, Beata retoma el camino musical emprendido por su madre, Malena Ernman lanzando el pasado mes de Abril el single ‘Bara Du Vill’, cuya traducción al español es “Lo harás solo”. Con este sencillo compuesto por el músico Tom Goren, la joven da voz a todos aquellos niños que sufren acoso escolar con frases de autoayuda como “Si solo quieres solo hazlo” o “Nunca dejes de creer en ti mismo”.

Gracias a este mensaje antiacoso, ‘Bara du Vill’ se ha convirtiéndose en la banda sonora de ‘Manual para superhéroes’, una serie de libros escrita por Elias Våhlund y traducida a 17 idiomas que nacen con el objetivo de apoyar a todos aquellos niños que sufren acoso en los colegios de todo el mundo.

2. Víctima del bullying

El hecho de que una niña se haya convertido en el icono más mediático en la lucha contra el cambio climático y haya recorrido medio mundo difundiendo su mensaje, ha provocado que tanto Greta como su familia haya ganado numerosos seguidores, pero también detractores.  El acoso y menosprecio hacia el entorno de la joven sueca, tal y como ella misma afirmaba en una entrevista con el periódico Dagens Nyheter, recae especialmente en su hermana Beata: “La que más sufre es mi hermana. Tiene 13 años y tiene que soportar el acoso sistemático y el odio. La gente que me escribe estos comentarios y me amenaza, se lo hace también a toda mi familia, ella incluida”. De este modo, Greta colabora en esa misión antiacoso emprendida por su hermana a la que defiende por ser una víctima indirecta de esta lacra y afirmando que “La mejor manera de ayudarme en este momento es apoyando a mi hermana. No porque ella sea mi hermana, sino porque es una persona maravillosa y fuerte”.

Beata Ernman vía Instagram

3. Sus “superpoderes”

En la autobiografía de Malena Ernman, ‘Nuestra casa está ardiendo’ (Lumen), la cantante no solo habla de la repercusión que tuvo la emergencia climática en el núcleo familiar, sino que trata temas más delicados como las condiciones mentales de sus hijas, a las que ella misma se refiere como “superpoderes”. Malene cuenta cómo tanto ella como su marido, el actor Svante Thunberg, tras tratar el síndrome de Asperger, TOC y mutismo selectivo de Greta a los 10 años, han tenido que convivir también con los “superpoderes” de Beata, la cual ha sido diagnosticada de TDAH con rasgos de Asperger, TOC y TOD, desencadenando puntualmente en episodios de ira.

4. Feminista

De nuevo, la autobiografía de Malena nos revela otra de las facetas e inquietudes que conmueven a  Beata: el feminismo. Según los relatos, la joven de los Thunbergh no entiende por qué socialmente “los chicos valen más que las chicas” y por qué “sus logros se llevan más aplausos o sus discursos son más escuchados”.

5. Al margen del “fenómeno Greta Thunberg”

Atendiendo a sus redes sociales, sobre todo su cuenta de Instagram (@beataernman), la joven deja claro que no pretende ser la sucesora de su hermana ni nada que se le parezca. Beata se presenta a sus 14.000 seguidores como “amante de la música, el baile y los abrazos cálidos” y muestra instantáneas de comida, vídeos bailando con sus amigas, e incluso cantando. En definitiva, un perfil propio de cualquier chica de su edad que aprovecha el incentivo de la fama familiar para hacer lo que más le gusta (cantar) y a su vez mandar mensajes necesarios para combatir lacras tan importantes como el acoso escolar o la desigualdad de género.