ANDREA VILLALÓN: Yo soy mi casa y no necesito ningún objeto o espacio.

09 / 09 / 2019
POR Ángela B. Suárez

Hablamos con la artista Andrea Villalón desde su estudio para realmente descubrir el motor de toda esta energía y compartir sus tips sobre cómo sobrevivir siendo mujer, joven y artista en México.

Andrea Villalón es una joven artista mexicana que ha conseguido acercar y hacer tangible el mundo del arte para un público sediento de algo fresco y despreocupado. Su sentido del humor y talento se aúnan en un perfil que la hace accesible y colaborativa, como una brisa que desbanca a lo estancado e inmóvil, ella se impone con variedad de vídeos, fotografías y pinturas llenos de pequeñas sorpresas y detalles, de poesía y humor. Andrea aporta con su visión a que este mundo sea más espontáneo y que la creatividad joven imponga su potencial. Hoy nos invita a su estudio para realmente descubrir el motor de toda esta energía y compartirnos sus tips para cómo sobrevivir siendo mujer, joven y artista.

 

Yo te conocí a través de la radio con la que colaboras de manera activa, la plataforma Radio Nopal y nada más entrar en tu estudio me hablaste de lo importante que es para ti escuchar música mientras trabajas. ¿Qué grupos te inspiran más para trabajar en este momento?

Sí, escucho música la mayor parte de mi día, sobre todo cuando me pongo a pintar por horas porque me ayuda a no pensar. Justo ahora estoy en un punto muy curioso donde quiero escuchar música todo el tiempo pero ya estoy harta de escuchar la misma música de siempre entonces me pongo a explorar playlists, soundtracks o discos viejos. Mi selección es muy ecléctica, me encanta la música clásica, el hip hop, rap, folk, rock alternativo, dream pop, noise rock, reggae etc… Ultimamente escucho Blonde Redhead, Jessica Pratt, Cate Le Bon, Rodrigo Amarante, Kendrick Lamar, Sonic Youth, Stereolab, Duster, Mgmt, John Fahey, HTRK, Juana Molina, Sibylle Baier, Felt, Coulmn, Beak, Jedi Mind Tricks, Suuns…

 

 

Has formado el colectivo de mujeres artistas, Concha Eléctrica. ¿Qué te suele llamar la atención en las artistas jóvenes que seleccionas? ¿Qué criterios sueles tener en cuenta para valorar el potencial de un artista emergente?

Mi intención con Concha Eléctrica es que sea un espacio virtual donde puedes meterte a conocer nuevas artistas e inspirarte para seguir creando o comenzar a crear, entonces busco que haya diversidad de medios y de mensajes para que todxs se sientan identificadxs, normalmente trabajamos con fotografía, pintura, collage, ilustración, medios experimentales, videos etc… Mi fuente número uno de inspiración es ver a otra mujer inspirada y trabajando, me da esperanza y confianza en el futuro y eso es lo que busco en las artistas que invito a participar, mujeres que les apasiona lo que hacen y por lo mismo trabajan muchísimo para lograr lo que quieren y eso se ve reflejado en su obra.

 

 

Veo una fuerte conexión entre tu obra y las redes sociales, incluso a través de Concha Eléctrica has creado una fuente muy exitosa de colaboración y apoyo en este medio, has sido muy capaz de dar forma a tu expresión a través de vídeos y posts, incluso me comentaste que la mayor parte de tus ventas vienen de Instagram. ¿Qué factor juegan las redes sociales en tu obra? ¿Cuáles serían tus consejos clave para alguien que quiere explotar este medio?

Mi obra obedece mi estilo de vida que desde hace unos meses se ha vuelto muy solitaria; como casi no salgo de casa, mi celular se ha vuelto una ventana al mundo, una forma de estar ahí sin tener que estarlo. Paso todos los días en mi estudio pintando por horas sin salir y a través de Instagram y Gmail puedo arreglar todas mis asuntos de trabajo. Las redes sociales son un arma de doble filo, pueden traerte grandes oportunidades y ahorrarte mucho tiempo y dinero, al igual que pueden consumir todo tu tiempo y causarte ansiedad y malos ratos. Mi consejo es usar las redes sociales sabiamente y solo para lo que es verdaderamente necesario, procurar no perder toda tu vida en una pantalla.

 

 

¿Cómo ves el futuro de las mujeres artistas en México? ¿Qué problemas piensas que se deben depurar?

Estamos pasando por muchos cambios donde las mujeres están reclamando un lugar y ser escuchadas y poco a poco lo vamos obteniendo pero creo que nos estamos topando con una traba más grande que es el gobierno de México y no sé qué vaya a pasar, solo espero que todo este movimiento y cambios continúen y las mujeres sigamos unidas y confiadas en cumplir nuestros sueños.

 

Siempre me ha dado mucha curiosidad cómo diferentes artistas enfocan nuevos proyectos, cómo son estos procesos. ¿Tienes algún ritual de inspiración? ¿Vas en búsqueda de ideas e investigas o todo sucede de forma más casual y fluida?

La forma en la que obtengo mis ideas es un proceso muy gracioso y tortuoso. Cuando estoy a punto de comenzar un cuadro me siento frente al lienzo pensando por horas, y son las horas más tristes y desesperantes cuando me digo cosas terribles como “ya lo perdí”, “solo fue una buena racha”, “es momento de considerar otra carrera” etc… y en algún punto después de autoflagelarme por horas solo me paro, elijo un color, pinto formas y poco a poco llegan a mí ideas de situaciones, objetos, personajes y cosas que son importantes para mi y yo obedezco a esta intuición que siempre me sorprende. Más que tener un ritual creo que procuro conservar un ritmo de trabajo y hago todo lo posible para que ese ritmo no sea afectado por cosas exteriores, lo procuro, lo cuido, lo nutro.

 

 

Me hablaste de un proyecto que llamó especialmente mi atención “Quiero ver cómo tu ves”, en el cual intercambiaste tu casa y pertenencias con tu amiga Carla Escareño durante un mes. Me hablaste lo difícil que se te hizo vestirte con su ropa, usar sus productos de belleza, acostumbrarte a no tener tus pertenencias y objetos… después de esta experiencia ¿a qué conclusiones llegaste? ¿De qué manera es situación intervino con tu creatividad?

Ahora que ha pasado un año y puedo verlo en perspectiva, me doy cuenta que una de las cosas más importantes que aprendí es que yo soy mi casa y no necesito ningún objeto, espacio ni nada para ser yo y sentirme completa.

 

Tu obra oscila entre la pintura y la fotografía. ¿Hay un deseo de decantarse por alguna de las dos o piensas que la una alimenta a la otra? ¿Cuál es tu relación con el medio que decides que va a ser tu forma de expresión?

Mi obra es mi vida; en el pasado, por ejemplo hice más fotografía porque yo tenía ganas de estar en la calle y caminar por horas descubriendo la ciudad de México, entonces la fotografía urbana me quedaba como anillo al dedo; pero conforme han pasado los años se me han quitado las ganas de estar en la calle y de salir de casa en general y ya no busco mi obra afuera (ni física ni metafóricamente) ahora procuro trabajar conmigo misma y mis ideas y no depender del azar de las calles, y el medio que funciona más para poder seguir este estilo de vida es la pintura, así puedo trabajar por horas y avanzar en mi obra sin tener que salir al exterior, paso unas cuantas horas pintando y otras horas leyendo y pensando en mí, quién soy, qué necesito y qué no etc…

 

 

Actualmente tienes una exposición de fotografía en el Salon Malafama y presentaste tus pinturas en la galería Machete Art junto con otras mujeres artistas. ¿Cuáles son tus próximos planes? ¿Hacia dónde quieres llevar tu obra?

No sé qué vaya a pasar en el futuro, espero pronto tener una exposición individual donde pueda mostrar todo lo que he hecho hasta el momento pero por lo pronto solo estoy enfocada en titularme, seguir pintando y vivir el presente.

 

Ya para terminar, ¿Cómo enfrentas el día a día como artista? ¿Cómo esquivas esa ansiedad de no saber exactamente qué vendrá después?

Trabajar sin parar es lo mejor y único que uno puede hacer, efectivamente no hay forma de saber qué nos depara el futuro pero cuando llegue el futuro quiero poder decir que hice todo lo que estaba en mis manos, que si no pasó tal o tal cosa, fue porque así tenía que ser y no porque no puse todo mi esfuerzo y dedicación.

 

Fotografías y entrevista de Ángela Suárez para #VEINMX

Sigue a Andrea Villalón en su web y @andreavilllalon