La canción del buen amor, por Caracazador y Gervalesi

14 / 01 / 2022
POR Juan Marti

“De momento bien”, el segundo tema de estos jóvenes cantantes supone la continuación de su aplaudida crónica musical y sentimental.

¿De qué hablamos cuando hablamos de amor? me pregunto inspirado por la obra literaria de Raymond Carver. Es cierto, que actualmente el amor en lugar de parecer una bonita experiencia, resulta un inconveniente caracterizado por Incertidumbres, desplantes y un continuo esfuerzo por encontrar esa deseada sintonía con la otra persona. Pero, ¡hey, paremos el carro! ¿y si apartamos el cinismo y deseamos que todo salga bien? Artistas como Caracazador y Gervalesi son un ejemplo musical y sentimental de cómo las cosas pueden lograrse y disfrutarse. La carta de presentación de estos dos artistas fue la balada pop “aun no lo cuentes” en el que no solo introducían al mundo su simbiosis musical, también su recién estrenada unión sentimental. Y es que juntos, Caracazador y Gervalesi, han decidido dar carpetazo a toda la oscuridad que inunda las temáticas de la musica actual para volver a hablar de cuando el quererse no duele. Su nuevo tema, “de momento bien”, lo dice todo. Chiques, el amor ha vuelto.

 

Contadme, chicos. ¿Qué tal habéis empezado éste 2022?

C: Lo empezamos en Cádiz en casa de mis padres, así que muy tranquilos. Nos hizo muy buen tiempo y pudimos ir a la playa a darnos un baño. Ahora ya de vuelta en Madrid todo es un poco más caótico, pero a fin de cuentas, estamos en casa.

G: Flipándolo con la comida de su madre, así que fenomenal.

 

Antes de todo, por fa, contadme el origen de vuestros nombres artísticos…

G: Son nuestros nombres de usuarios de Instagram. Eran los que teníamos antes de hacernos un nombre artístico. El mío es un juego de palabras con mi apellido, porque el nombre ya estaba cogido. Como Dulceida (risas)

C: “caracazador” es el título de una canción de un grupo chulísimo que se llamaba “Hola A Todo El Mundo”. Luego ya lo estilicé sin espacios ni mayúsculas.

 

Vuestra primera colaboración juntos fue en el tema “aún no lo cuentes”. Ahora presentas “de momento bien”. ¿Cómo habéis evolucionado de un tema a otro?

 C y G: El primer tema lo compusimos de forma muy natural. Nos estábamos conociendo y nos sentamos a componer sin expectativas, solo para pasarlo bien y por diversión. Al final nos quedó una canción muy bonita y sincera. Cuando vimos que había tenido una recepción positiva, quisimos hacer más, y ahí cambió un poco la dinámica de trabajo. Principalmente porque nos pusimos a las espaldas las expectativas de hacer algo que nos gustase más, o por lo menos lo mismo, que “aún no lo cuentes”. No ha sido tan fácil como creíamos pero nos ha ayudado a conocernos mejor. Al final, hemos aprendido que existen varios tipos de procesos creativos, algunos más cómodos que otros. Este último ha sido muy gratificante.

 

Estos dos temas hablan de vuestra relación sentimental, ¿por qué habéis decidido contar vuestra historia de amor a través de estas canciones?

G: No fue una decisión, simplemente surgió así. Ahora bien, una vez el proyecto empezó a tomar forma sí tomamos conciencia de la importancia que tenía. Por un lado, porque durante gran parte de nuestras vidas nos hemos visto silenciados. Por otro lado, nos hacia ilusión aportar nuestro granito de arena a la visibilización del colectivo, y es que sigue sin haber suficiente representación en el panorama musical, especialmente en el pop.

 

 

“Aún no lo cuentes” sirvió para desvelar al público que estabais juntos, que vuestra rela-ción musical y amorosa estaba empezando. ¿Cómo vivisteis el momento de lanzar ese tema?

G: Muy divertido, el día del lanzamiento fuimos a cenar a nuestro restaurante chino de confianza para celebrarlo. Los días siguientes recibí un montón de mensajes de conocidos y desconocidos muy positivos. Estaba contento con lo que habíamos hecho y disfruté mucho leyendo los comentarios de todo el mundo.

 

¿Cómo definiríais la simbiosis musical que hay entre vosotros?

C: No sé si podría describirlo… Diría que se asemeja al pop. Rodrigo escribe muy bien y tiene buen gusto, es capaz de retener una imagen en su cabeza sobre qué aspecto debe de tener una canción. A mí se me da bien crear melodías y además me encargo de la producción. Nos queda siempre un pop meloso. Pero nuestras fuentes de inspiración son completamente distintas: Rodrigo viene de escuchar música en francés, tipo Angèle o Videoclub, y mi fijación está siempre en Sufjan Stevens o Hikaru Utada. La combinación resultante son temas de un contenido más actual y unas letras directas con una producción muy polifónica, melodías alargadas y ascendentes, instrumentales suaves pero rítmicas… Creo que “pop” es la mejor palabra para describirlo.

 

La canción habla de vuestra vida, antes y después de conoceros. ¿Os imagináis la vida si eso no hubiera sucedido?

C y G: Sí, esta etapa juntos está siendo muy gratificante especialmente a nivel creativo, pero en otras circunstancias en las que no nos hubiéramos conocido imaginamos una vida igual de boni ta. Hay mil formas de ser feliz y este es solo una de ellas. Lo único malo sería que las canciones no existirían jaja.

 

“De momento bien” habla del amor sano, el amor del bueno. En un momento plagado de relaciones tóxicas, ¿es la canción un foco de esperanza?

G: No hablaría de esperanza, en realidad, tener una relación sana implica simplemente una buena gestión emocional. Todos somos capaces de ello, pero nos parece inalcanzable porque es algo que no se visibiliza. La industria del entretenimiento se centra en mostrar relaciones tóxicas con comportamientos poco saludables que terminamos por encasillar erróneamente como la norma. En “de momento bien” quisimos llevar esa reivindicación un poco más lejos reflejando que una relación sana también puede ser motivo de inspiración.

 

 

En una de las estrofas decís que os sentís distintos a cuando creíais ser felices, ¿de qué manera os ha cambiado el amor como personas?

C: Esa frase es mía, jaja. Realmente, antes de conocer a Rodrigo, tenía una creencia sobre cómo era una relación que no se ajusta en absoluto a la realidad que llevo por dentro. Bajo una educación en la que el amor es un constante nudo en el estómago y ha de elevar cada una de tus emoción a su máxima potencia, yo me encuentro en una continua sensación de calma, plenitud, tranquilidad y amistad. No creía que amar significaría eso. Ahora recuerdo algunas de mis anteriores relaciones —las cuales me han ayudado muchísimo y no me arrepiento de ellas— y veo que lo que yo sentía no era algo bueno. Pero sin embargo, pensaba que era feliz.

 

Decís que las influencias han sido fundamentales a la hora de crear este tema, ¿podéis desvelarnos cuáles han sido?

C: “Ribs” de Lorde es un tema suave pero potente que nos encanta, y mi canción de los últimos años está siendo “Un Gatito” de La Bienquerida. Buscaba en cuanto a producción eso mismo, algo que fuera tranquilo y bailable al mismo tiempo. G: En cuanto a la letra, la música de Angèle toca todo tipo de temáticas que me han inspirado a liberarme en cuanto a lo que quiero escribir.

 

¿Qué otros temas deseas explorar en vuestro futuro musical juntos?

C y G: Nos gustaría hablar de temas que no hayamos tocado antes y que no sean tratados habitualmente en la música que consumimos. No nos cerramos a nada.

 

¿Podrías hablarme un poco de los planes que tenéis para el éste 2022?

C y G: Tenemos varias canciones guardadas en el cajón que están previstas para ser lanzadas este año además de contenido audiovisual. A nivel individual tenemos también muchos proyectos que todavía no han salido a la luz en los que nos apoyamos mutuamente, de los que de momento solo podemos adelantar próximas fechas de concierto para Caracazador y su nueva música.

Síguelos en @caracazador y @gervalesi

La foto de “Aún no lo cuentes” es de ALBA BERNABÉ
Las fotos de “De momento bien” son de ÚRSULA SOLARI