‘Fandangô de Carmen Porter’, el viaje por el sentimiento de pérdida de Califato ¾ y Nono Ayuso

02 / 12 / 2020
POR David Alarcón

El grupo musical andaluz se alía con el director cinematográfico en su nuevo videoclip. Un recorrido en blanco y negro por el dolor de perder a alguien plagado de apariciones.

Iker Jiménez y Carmen Porter, la indestructible pareja conductora del –por todos conocido- Cuarto Milenio, y una histórica leyenda con origen en Andalucía rodeada de rumores, misterios e incógnitas. Una insólita combinación titulada Fandangô de Carmen Porter enmarcada en distintos espacios y tiempos con un nexo común definido por los interrogantes abiertos. “Carmen es como una diva folclórica con un punto muy naif hablando de cosas que en cierta manera chocan con su imagen cercana y familiar” comentan los integrantes de Califato ¾  acerca de la presentadora que da nombre a su nuevo tema. El grupo andaluz, conocido por combinar la electrónica avanzada con sonidos tradicionales recogidos de la música popular andaluza, se sumerge en los archivos de su tierra para proyectarse hacia el futuro.

Fandangô de Carmen Porter

Definida por los siete integrantes de la banda como “una historia de amor sobrenatural”, su último single –y primer adelanto de su próximo álbum, ‘La Contraçeña’- habla del sentimiento de pérdida en clave paródica, aludiendo a conceptos como ‘internet’ a la vez que escenifica una aparición sobrenatural. Si bien la canción en sí no nos aporta los detalles de la trama, el videoclip que la acompaña nos pone en situación resolviendo todas nuestras dudas. Dirigido por Nono Ayuso, con quien hablamos hace un año con motivo del lanzamiento de su short film ‘The Heartbeats of Memory’, el creativo afincado en Londres pone rostro a los protagonistas de la narrativa. “Hay dos conceptos básicos en esta película: la pérdida (desde un punto de vista emocional y espiritual) y la identidad andaluza, que es algo que la banda tiene por bandera y con lo que yo me estoy reconciliando tras muchos años viviendo fuera de Andalucía” explica.

Grabado en Cádiz y emplazado en una posguerra tardía (alrededor de los años cincuenta), el videoclip se desmarca de la letra aportando una nueva visión al sencillo. Un enfoque cinematográfico inspirado en sectas y cultos marcados por el enigma como el de la Iglesia palmariana. Ayuso dirige la mirada hacia el dolor de alguien que, en un momento de enajenación, llega a tener visiones. “La letra de la canción tiene un giro cómico y moderno, con la referencia a los presentadores de Cuarto Milenio. Pero yo quería descontextualizar la imagen del 100% de la letra. Me parece interesante hablar de un concepto como la pérdida desde un punto de vista universal y perenne” comenta sobre su filme, grabado en 16mm y coloreado en blanco y negro.

Hablamos con Califato ¾ y con el responsable del video, Nono Ayuso, para conocer todos los detalles del Fandangô de Carmen Porter.

¿Qué nos podéis contar acerca de la leyenda de la Virgen de las Salinas?

Pues la verdad es que de La Virgen de las Salinas sabemos muy poco. La gente cuenta cosas, hay muchos rumores y misterio en torno a ella. Eran otros tiempos, de mucha miseria, en los que cualquier acto de profundo amor podía parecer milagroso. La gente necesitaba creer y tener esperanza para poder seguir adelante. Sobre la veracidad o lo sobrenatural del hecho, no podemos hablar con precisión.

¿Por qué habéis bautizado a vuestro último proyecto como “Fandangô de Carmen Porter”

La canción cuenta una historia de amor con un punto sobrenatural, con su parte visceral y su parte irónica. La llamamos “Fandangô de Carmen Porter” porque Carmen aparece en la letra y para nosotros es un personaje muy particular. Es como una diva folclórica con un punto muy naif hablando de cosas que en cierta manera chocan con su imagen cercana y familiar. En nuestros “campamentos musicales” siempre nos ponemos algún que otro especial de la Nave del Misterio para desconectar.

¿Qué papel juega la presentadora de Cuarto Milenio en esta trama?

Iker y Carmen aparecen en la letra de la canción poniendo el broche final: “Vamos a salir en la tele, este domingo otra vez, los dos con la cara blanca, tú con el Iker Jiménez, yo con la Carmen Porter”. Con esas frases se resuelve el misterio y se cierra la historia de un amor roto cuyas huellas permanecen para siempre en los lugares donde se desarrolló.

Nono, tú has dirigido el videoclip que acompaña el nuevo sencillo ¿Tuviste claro la forma en la que lo abordarías desde un primer momento?

Venía desde hace tiempo con una idea de rodar en las salinas de Cádiz y tenía ciertos esbozos de posibles historias. Cuando Curro Piqueras me pasó la canción para crear el videoclip , me cuadró perfectamente. Había ciertas imágenes que me venían a la cabeza escuchando el ritmo y ese punto oscuro que tiene el tema. Y por otro lado, tenía mucho interés en contar algo profundamente andaluz. Así que contestando a tu pregunta, tenía una idea muy parecida a lo que ha quedado cuando comencé a trabajar en este videoclip.

¿Qué has querido reflejar? ¿Dónde lo habéis grabado y quiénes integráis el equipo?

Hay dos conceptos básicos en esta película: la pérdida (desde un punto de vista emocional y espiritual) y la identidad andaluza, que es algo que la banda lo tiene por bandera y con lo que yo me estoy reconciliando tras muchos años viviendo fuera de Andalucía. Aunque lo que se narra en el videoclip no pasa todos los días en Andalucía, quería mostrarlo de una manera profunda, evitando los clichés tan manidos andaluces y profundizando en quienes somos. Ésta es una historia de locura, fanatismo y pérdida, pero hecha desde la honestidad.

Fue grabado en dos localizaciones de Cádiz: Villaluenga del Rosario, cementerio, calles y casa, y en unas salinas de Chiclana el resto. Pese a que el equipo es internacional -Michal Babinec, el director de fotografía, es eslovaco y se vino a Andalucía a rodarlo porque el proyecto le apasionaba. Nico Cabuche, el productor ejecutivo de la productora Landia es argentino, la otra productora que ha participado, Dude, es de Milán. O yo, que aunque soy andaluz, resido en Londres- gran parte de los que trabajaron aquí son andaluces, como Pilar Angulo, directora de arte, o Andrea Escudero, vestuarista. Y por supuesto, los actores: Óscar Corrales, Cristina Domínguez y Alba López. Era algo muy importante para mí que se rodara en Andalucía y que también gran parte del equipo, y especialmente los actores, fueran andaluces, porque sólo el que vive aquí puede entender ciertas formas de sentir.

¿En qué época, personaje o hecho histórico te has inspirado a la hora de dar forma a la pieza visual?

La época es difusa. Digamos que es posguerra tardía, alrededor de los 50. Recuerdo que durante el confinamiento vi una serie documental sobre la secta del El palmar de Troya, y me pareció muy interesante profundizar sobre cómo se crea una secta-culto. Con el co-guionista, Curro Piqueras, hablamos mucho al respecto Imagínate en los 50 en un pequeño pueblo rural andaluz. Si alguien decía “he visto a la virgen”, eso iba al BOE. ¿Quién iba a contradecirlo en una sociedad católica a ultranza y reprimida por una dictadura? La gran diferencia con esa referencia es que la historia de El Palmar de Troya tiene un componente de estafa, pero en la nuestra queríamos explorar el dolor de alguien que en un momento de enajenación es capaz de tener visiones.

A nivel visual hice una gran investigación, especialmente con fotógrafos españoles. Muchos me han comentado acerca de las referencias de Buñuel, Val del Omar o Urusevsky, y obviamente algo habrá porque los admiro y he visto sus películas. Pero si he de citar una gran referencia consciente esa fue la serie de fotografías de Carlos Pérez Siquier en La Chanca y una fotografía de Josef Koudelka de un velatorio gitano en la antigua Checoslovaquia.

La pérdida, la ruptura o el dolor sirven como nexo entre una historia moderna (narrada en la canción) y los orígenes patentes en el video. Háblanos de esta relación pasado-presente.

La letra de la canción tiene un giro cómico y moderno, con la referencia a los presentadores de Cuarto Milenio. Pero yo quería descontextualizar la imagen del 100% de la letra. Me parece interesante hablar de un concepto como la pérdida desde un punto de vista universal y perenne. Al final y al cabo, el desgarro al perder un ser querido, que te abandone tu pareja o que se muera tu perro es transversal y no está anclado al momento histórico, sino a las emociones. ¿A quién no le ha generado obsesión la pérdida? El ser humano necesita constantemente explicaciones, y cuando algo tan doloroso sucede sin aviso, sea cual sea la pérdida, es fácil caer en una espiral de locura. Al menos transitoria.

El blanco y negro nos ayuda a sumergirnos de lleno en el pasado, conectando con la emoción y el sentimiento. ¿A qué responde esta decisión?

Está grabado en 16mm y coloreado en blanco y negro. Creo que no había mejor manera de conectar con esta historia que utilizando estos dos elementos. En una cultura superpoblada de videoclips con colorines y ritmos vertiginosos, quise hacer algo lento y en blanco y negro.

Y por último, Califato 3/4… ¿Qué nos podéis adelantar acerca de vuestro próximo álbum “La Contraçeña”? 

El disco consta de 13 temas y estará disponible el próximo 28 de febrero, segundo día de Andalucía. Antes de su salida queremos adelantar cuatro temas,  con sus correspondientes videos. El primero fue “Fandangô de Carmen Porter”. El siguiente sale el 4 de diciembre, día de Andalucía también. Hay colaboraciones de gente con la que queríamos trabajar desde hace tiempo, y para nosotros este álbum supone un grado de madurez del proyecto que no esperábamos alcanzar tan pronto.