Influencers vs. la masa: la vida sin likes en Instagram

26 / 07 / 2019
POR Alegría Olmeda

¿Cómo se las apañarán las marcas? ¿Seremos más libres a la hora de mostrar nuestras creaciones? Te contamos las posibles consecuencias.

Fotos Instagram Charli XCX con Pabllo Vittar / Charli XCX

Dime cuántos likes tienes y te diré lo cool que eres. Esta regla evidente -a la vez que absurda a nivel personal- ha provocado un aumento preocupante de ansiedad y depresión entre jóvenes. Hacemos lo que nunca hubiésemos hecho por conseguir un buen puñado de likes. ¿Dónde queda ese deseo desinteresado por enseñarle al mundo qué somos y de qué manera?

En otra liga juegan los modelos, músicos y artistas, que más allá del ocio, utilizan Instagram profesionalmente, siendo el número de likes un escaparate para atraer a marcas o clientes.

“Queremos que tus amigos se centren en las fotos y vídeos que compartes, no en los likes que consigues. Podrás ver tus propios likes en la lista de personas a las que le ha gustado la publicación, pero tus amigos no tendrán la posibilidad de ver los likes que tus post han recibido”. Así lo anunciaba Instagram a través de su cuenta.

Seas influencer o no, así afectará la eliminación de nuestra sed de validación. Bienvenidos al adiós al like de Instagram.

 

La masa

 

Mostrará su versión más real. Nada de publicar para nadie más que para nosotros mismos. La cantidad de “me gusta” que recibimos no será vista, de esa manera, el cambio positivo vendrá de la mano con el deseo de publicar nuestra mejor versión, la más orgánica, nada idílica.

No a las comparaciones. Aunque seguiremos viendo cuántos “me gusta” recibimos personalmente, será menos importante. Los demás no podrán verlo, por lo que la preocupación hacia qué pensarán los demás, desaparece.

 

Influencers

 

La incertidumbre. Ahora no podremos comparar si el número de likes tiene sentido en relación a los followers. ¿Cómo se identificarán los seguidores comprados?

No tendrán manera de demostrar a las marcas cuán influyentes son. Sin los likes que demuestran el compromiso, es más difícil para los posibles clientes ver su valor de inmediato, incluso llegando a convertirse el trabajo en inútil. ¿Entrará en declive el mercadeo en las redes sociales sin esa visibilidad??

Puesta en valor la creatividad. Sin likes y estadísticas de por medio, los captadores se dejarán llevar por trabajos que consideren realmente buenos, más allá de que hayan sido socialmente aceptados por el público.

El omnipresente algoritmo. La calidad de participación en términos de ‘me gustas’ dejará de ser la preocupación, pero, aunque haya disminuido últimamente, el algoritmo seguirá teniendo el papel de crear ese vínculo con las marcas.