Julia G. Escribà lleva la tecnología de la NASA a la 080 Barcelona Fashion

26 / 10 / 2021
POR Julia González

Hablamos con la diseñadora sobre su nueva colección basada en nuevas tecnologías que hacen las prendas más funcionales.

La diseñadora vuelve a participar otra vez en la 080 después de que en la anterior edición debutase como la diseñadora más joven. Júlia G. Escribà presenta esta vez ‘Utopía’ una colección que incorpora una tecnología termorreguladora aplicada a los tejidos para combatir el cambio climático desarrollada por la NASA. La propuesta que ella hace corresponde a un estilo atemporal, genderless, diversa para todo tipo de cuerpos y centrada en la sostenibilidad en el ciclo de producción y distribución.

La colección forma parte del programa TheMedNew de la Unión Europea y su objetivo es comprometer a las marcas de moda de Europa y de Oriente Medio con la responsabilidad social empresarial. ‘Utopía’ es la primera propuesta del programa y apuesta por lo colores atemporales como los tonos tierra y piedra, basándose en la teoría sonocromática de Neil Harbisson e inspirándose en el mediterráneo. 

Utopía.

Utopía.

Además, con este trabajo busca abrir un debate ideológico sobre lo que puede alcanzar la tecnología para facilitarnos ese futuro utópico en el que que todos somos conscientes de lo que suponen nuestras acciones para el medio ambiente. Júlia G. Escribá es una marca dirigida a personas comprometidas e inquietas que apuestan por la moda sostenible y que entienden que su consumo es una apuesta política y comprometida.

Utilizas en la colección tecnología termorreguladora para combatir el cambio climático, ¿nos podrías contar en qué consiste? 

En Júlia G Escribà creamos piezas de ropa urbana (y, por tanto, cotidiana) termorreguladora, unisex y adaptables a todo tipo de cuerpos.

Todas nuestras prendas contienen tecnología Outlast, desarrollada originalmente para la NASA. Ésta utiliza materiales de cambio de fase (PCM) que absorben, almacenan y liberan calor para un confort térmico óptimo. Esto se debe a que las microcápsulas poliméricas tienen en ellas un material de cambio de fase. Es decir, si la temperatura se eleva por encima de la temperatura de cambio durante su fabricación, el material se licua dentro de las microcápsulas y absorbe el exceso de calor. Por el contrario, si la temperatura baja, se solidifica y las microcápsulas liberan el calor. De este modo, siempre se mantiene la temperatura relativamente constante.

La tecnología Outlast es comparable al hielo en una bebida; a medida que cambia de sólido a líquido, absorbe calor y enfría la bebida, manteniéndola a la temperatura deseada por más tiempo. Los materiales de cambio de fase funcionan de la misma manera, pero están microencapsulados para estar permanentemente encerrados y protegidos en una cubierta de polímero. A los materiales de cambio de fase microencapsulados los llamamos Thermocules. Este proceso de encapsulación hace que Thermocules sea excepcionalmente duradero para muchas aplicaciones.

Outlast le da a cualquiera de nuestros productos la capacidad de regular continuamente el microclima de la piel. Esta tecnología nos permite que la prenda se adapte al microclima del cuerpo de todos los usuarios y, por lo tanto, que no se necesiten tantas capas de ropa. Gracias a ello, conseguimos reducir el consumo textil y contribuir en la lucha contra el cambio climático.

Utopía.

‘Utopía’ forma parte del programa de la Unión Europea TheMedNew contra el cambio climático, ¿qué ha supuesto para la firma?

TheMedNew ha representado la combinación perfecta en cuanto nuestra implicación en todos los procesos de la industria, ya que ahora abanderamos el proyecto europeo y tenemos el soporte de diferentes instituciones. ‘Utopía’, la nueva colección de Júlia G Escirbà nace ante la visualización utópica que tiene la firma ante la Industria téxtil y se hace bajo el paraguas del programa TheMedNew de la Unión Europea. Júlia G Escribà lidera TheMedNew, con Texfor y TexMedAlliances. El objetivo del programa es comprometer las marcas de moda del Mediterráneo con la responsabilidad social empresarial; apostando por una industria de la moda comprometida con la emergencia climática, la disminución de la huella ecológica y el futuro de las generaciones futuras. El programa TheMedNew agrupa marcas que se caracterizan por estilos de diseño, tejidos y compromisos sociales y ambientales propios de la esencia Mediterránea, manteniendo esta hacia la globalización. La colección de Júlia G Escribà – ‘Utopía’ es la primera propuesta del programa TheMedNew; realizada con el apoyo de Texfor y TedMed-Aliances. La industria de la moda Mediterráneo se compromete así con los grandes retos de sostenibilidad del siglo XXI y los objetivos de desarrollo sostenible 2030; la emergencia climática: menos consumo textil, menos piezas de ropa y de mayor calidad, incorporación de los smarts textiles, reducción de emisiones en la fabricación y economía circular; y por otro lado la reducción de las desigualdades, apostando por circuitos cortos, economía local y salarios justos.

La colección está compuesta por prendas totalmente atemporales, ¿cuál ha sido tu inspiración para los diseños?

Los diseños son pues atemporales. Por eso la marca cree que es necesario crear un movimiento ante estos valores y esta identidad, que han definido como outopikí avantgarde; movimiento transparente, sostenible, atemporal y tecnológico. La voz de la esperanza la tienen las nuevas generaciones, que suben con mucha fuerza y sed de cambio. Para la nosotros el personal es político, y que una marca debe tener referentes ideológicos claros, políticos, económicos, socioculturales, medioambientales y cultural.

La sostenibilidad debe ser algo innato e incorporado de por sí en las marcas, no hay otra manera. La moda española será sostenible o no será. Para la firma la sostenibilidad no debe ser una tendencia, para la firma la tecnología es utópica usada para acercarnos de manera óptima a los objetivos de la agenda 2030, para la firma la Industria o es cooperativa y las grandes empresas colaboran con startups o no pondremos freno al impacto de la Industria al ecosistema y no dejaremos de ser la segunda más contaminante del planeta.

Utopía.

En cuanto a la gama cromática de ‘Utopía’, has colaborador con Neil Harbisson que ha desarrollado una teoría sobre el color y la idea de que son emisores de sonido. ¿Qué papel ha jugado este trabajo la colaboración?

La nueva colección ha analizado la atemporalidad de los colores. Utopía SS 22 apuesta por los colores atemporales; colores piedra y tierra basándose en la teoría de la Escala sonocromática Pura de Neil Harbisson, que ha colaborado con la propuestas de colores de los tejidos. El ciborg afincado en Cataluña mantiene que los colores también son emisores de sonidos, los colores neutros y tierra emiten sonidos más suaves y armónicos, e incluso silencio.

Para conseguir la transformación de los colores en sonidos, el Eyerborg de Harbisson se ayuda de la escala musical. Cada nota de la escalera musical se corresponde con un color básico. El fundamento del estudio está registrado en la Escala Sonocromática Musical de Harbisson. La primera versión de esta escala se publicó en 2003: es una escala microtonal y logarítmica de 360 notas dentro de una octava, cada nota corresponde a un grado específico del círculo cromático. En el 2005, desarrolló la Escala Sonocromática Pura de Harbisson, una escala no logarítmica basada en la transposición de frecuencias de luz a frecuencias de sonido, que descarta el color como círculo cromático e ignora la percepción logarítmica musical para poder así traspasar los límites de la percepción humana.

Además ‘Utopía’ es una propuesta artística en la que han colaborado varios artistas, ¿qué nos puedes decir sobre ello? También eres partidaria de la interdisciplinariedad en el proceso creativo, ¿cuáles son las disciplinas que has usado?

Un valor primordial para la marca es la cooperación, y por lo tanto como hemos podido ver en ‘Utopía’, se muestra la combinación de la funcionalidad de la tecnología por ambas partes: la intervención artística que se puede crear utilizando la tecnología también como instrumento, junto combinación de varios movimientos ideológicos y tecnológicos en la actualidad. La finalidad del proyecto se compone pues, de una investigación y un análisis de campo, junto a una intervención artística en una plataforma como un desfile, como metodologías utilizadas de forma conjunta. En esta intervención han participado diferentes profesionales y artistas:

European Union under the ENI CBC Mediterranean Sea Basin Programme, Fashion Re-Start, TEX-MED ALLIANCES and TEXFOR, Konstantinos Tsigaros, She Chocolate, los estilistas Dennis Martín y Rosana Ehizele Ozgul, la dirección artística de Carol Vivé, Kevin García Marcos y Clàudia Moreno, música de Pol Paraíso y Feo Messi, baile de Soad Kholty y el equipo técnico formado por Laura Serra y Miquel Roig.

Utopía.

Propones un debate sobre el impacto que puede tener la tecnología en la producción y el diseño en la industria, ¿cuál es tu punto de vista? 

La palabra utopía, tal y como se ha heredado en castellano, y en la gran mayoría de lenguas modernas, significa “lugar bueno”, o “estado ideal de las cosas”. A lo largo de la historia se han visto referentes de esta palabra proveniente del griego, que se caracteriza por enmarcar algo sublime, perfecto e idílico, en un contexto social y político, entendida como a la sociedad puramente positiva y deseable, del adopción de una óptima mirada en cuestiones políticas y sociales frente a las soluciones adoptadas en la sociedad. Por otra parte, nos encontramos con que si el término utopía es utilizado para describir esta sociedad a la que el individuo aspira como algo mejor, el término distopía corresponde al antónimo del significado expuesto de utopía, por tanto con connotaciones negativas, algo que da miedo, que no es deseable.

La propuesta de la colección Utopía, es exponer el doble significado y la doble interpretación sobre lo que se entiende como utopía en un contexto tecnológico.

En cuanto a la llegada de la tecnología a las empresas actuales y a su gestión, será una gestión de cambio donde estará la transformación digital como concepto que representa el cambio que tendrán que asumir para afrontar con éxito todos los retos que están directamente relacionados con las nuevas tecnologías, nuevas claves y reglas de todos los mercados, la globalización y un nuevo patrón de comportamiento de los clientes. Por tanto habrá una transformación que no significa una amenaza para las empresas a nivel objetivo a través de datos, se basa en una focalización en la gestión del cambio y adaptarse también a la necesidad de ser sostenibles ante los nuevos paradigmas, de la forma más utópica posible- desde mi punto de vista.

¿Además de la tecnología termorreguladora has experimentado con otras herramientas?

Sí, des de los 15 he testeado con diferentes materiales tecnológicos, sobre todo smart textiles; la idea de Júlia G Escribà es ser un referente de moda y tecnología, y por lo tanto la introducción de nuevas tecnologías en la firma ya está en proceso; todo con el objetivo de mejorar el impacto de la industria textil al ecosistema y llegar gracias a la tecnología con más facilidad a los objetivos de la Agenda 2030.

Utopía.

El concepto en torno al que gira la colección es el ADN mediterráneo, ¿por qué te decantaste por él?

El programa TheMedNew esta abanderado por nosotros, la Unión Europea, Texfor y TedMed-Alliances, con ENI CBC med, dentro del Mediterráneo. Nace como primera colección del proyecto con la responsabilidad moral y social de hacer del mundo y concretamente del Mediterráneo, un espacio mejor para generaciones actuales. Es una plataforma que nace en el mediterráneo, y la idea es llevar esta a nivel internacional. Los principales retos de la plataforma se basan en los tres pilares del desarrollo sostenible aplicados a la moda:

Ambiental: la contaminación continua de nuestra casa, la destrucción del hábitat para millones de especies y la negativa a reconocer los límites planetarios, que conduce tanto a la pérdida de biodiversidad como el clima.

Emergencia social: barreras a la inclusión, desigualdades crecientes, normalización del discurso de odio, instituciones democráticas debilitadas, falta de solidaridad y educación cívica.

Económico: un modelo que crea grandes disparidades en la sociedad y estimula el consumo excesivo centrándose en el crecimiento económico a corto plazo gasto de la sociedad y del medio ambiente.

Nos comprometemos a incorporar los pilares que hemos descrito de la sostenibilidad en todo lo que hacemos y mejorar los problemas de la industria de la moda relacionados con la sostenibilidad.

La plataforma nace para unificar unos valores en la Industria y para  concienciar de lo que nos ofrece la tierra cercana en cuanto a materia prima y sus necesidades, y actuar en colaboración de manera responsable.

Desde tu debut en la 080 Barcelona Fashion la anterior edición y esta vez ¿qué ha cambiado en Júlia G. Escribà?

Júlia G Escribà vuelve a participar otra vez en la 080, tras su debut como diseñadora más joven, ahora se presenta con equipo, esa es una de las grandes diferencias. Así como hemos reafirmado y reforzado la teoría de la atemporalidad en el textil a nivel científico, gracias a un estilo atemporal, sin género, diversa para todo tipo de cuerpos y completamente centrada en la sostenibilidad en el ciclo de producción y distribución.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.

Utopía.