Lena Dunham: “la revolución se pintará los labios de rojo”

06 / 06 / 2017
POR Carolina Romeu

Objeto de deseo y también de discordia. A lo largo de la historia ha tenido tanto fieles seguidores como extremados detractores. Hoy el debate sigue encima de la mesa.

 

@lenadunham

 
La creadora y protagonista de la serie Girls, Lena Dunham firma un artículo en Vogue en el que explica la importancia y el protagonismo de la barra de labios roja en su vida. La actriz hace un recorrido desde sus primeros recuerdos al lado de su madre y explica cómo, pese a no tener un estilo muy ‘femenino’, siempre llevaba los labios pintados de rojo. Su madre se dedicaba al mundo del arte en una época en la que el sector estaba dominado por los hombres pero su sello de distinción, tal y como afirma Lena, era el color rojo en sus labios, “ser una mujer no era fácil en ese entorno. Requería fuerza, precisión y despreocupación. Tal vez por eso, de pequeña, recuerdo mucha ropa de hombre: camisas blancas, pantalones de J. Crew, hombreras, pero siempre un labial rojo”.

Seguridad, feminidad, sensualidad o glamour son algunos de los adjetivos que describen a una barra de labios roja. Pero su importancia histórica va mucho más allá de la belleza, forma parte de la sociedad, la presencia de las mujeres y lo que quieren transmitir. A pesar del tradicional debate, en los últimos tiempos algo apunta a que, tal y como afirma Lena, “la revolución se pintará los labios de rojo”.

Dunham comenta que después de casi 40 años todavía nos encontramos haciendo preguntas sobre nuestros derechos como mujeres que nunca pensamos que deberíamos cuestionar. Esto ha animado a una nueva generación de mujeres a entablar un diálogo sobre lo que queremos, lo que merecemos y lo que se necesitamos para conseguirlo.

Lena Dunham afirma que a medida que el mundo avanzaba tras el circo surrealista de la temporada de elecciones en Estados Unidos, era difícil no ver la conexión entre la paleta completa de Pantone de carmines y la sensación de que muchas mujeres insatisfechas reclamaban colectivamente más.

Lo cierto es que el pintalabios rojo no es un simple producto de belleza. Es mucho más que eso: es historia de la mujer. Más allá de que Marilyn Monroe usara 5 capas de labial rojo para resaltar la sensualidad de sus labios o que Elizabeth Taylor exigiese que solo ella pudiese lucirlo en sus películas, los pintalabios color carmín han sido censurados a los largo de la historia. Así sucedió en 1770 cuando el Gobierno Británico prohibió su uso o, por el contrario, utilizado como señal de empoderamiento por las feministas Elizabeth Cady Stanton y Charlotte Perkins Gilman en 1912 en una marcha en Nueva York a favor del voto de la mujer. Sin duda una larga historia donde la mujer ha sido siempre la protagonista. Un producto de belleza como arma de poder usada a lo largo de los años y que últimamente vuelve a poner sobre la mesa un debate, para algunos ingenuo e irrelevante, pero que los siglos no han conseguido acallar. ¿Se puede seguir siendo feminista con los labios pintados de rojo?