Sara Búho: “es necesario reconciliarse con la propia vulnerabilidad para aprender a respetarse y a perdonarse”

15 / 10 / 2021
POR África Poveda

Hablamos con la autora de ‘Fragilidades’, una obra íntima y reivindicativa que muestra la aceptación de la sensibilidad como algo hermoso.

La belleza reside en todo aquello que no es intocable. La fragilidad florece en esos momentos de mayor incertidumbre, situaciones que residen dentro de nosotrxs y que tenemos que aceptar. Sara Búho lo tiene claro, y así lo plasma en ‘Fragilidades’, su nuevo libro publicado en septiembre de 2021 bajo la editorial ‘Lunwerg’. La poeta gaditana, consagrada como una de las autoras más reconocidas de la nueva poesía, regresa con nuevas palabras, más intimas y más humanas que nunca, con el objetivo de mostrarnos el camino hacia una nueva sensibilidad. Quiere demostrar que la esencia de lo frágil es algo que nos acompaña, algo de lo que no nos podemos desprender: solo queda valorarla, aceptarla y mirarla desde su lado más bello.

Comenzó con un blog en internet, y casi 20 años después, Sara Bueno cuenta con más de 400 mil seguidores con los que ha crecido y a quienes les muestra su personalidad más artística y literaria en su día a día. Ahora, tras lanzar varios escritos, ‘Fragilidades’ vuelve a mostrar su intimidad y sencillez, pero también una madurez indiscutible en su trayectoria. A través de unos versos delicados y las ilustraciones de ‘Norte.00’, la escritora nos invita a sumergirnos en su mundo desgarrador y profundo donde tenemos que abrazar nuestros límites para volvernos más resilientes. Un viaje a nuestras pasiones, miedos, ilusiones, sueños, finales… un lugar donde conocernos y reconocer que la fragilidad es, precisamente, aquello que nos fortalece.

Te abriste a la poesía por necesidad de sacar los sentimientos que te removían. Ahora, has conseguido ser una gran poeta seguida a nivel internacional. Cuéntanos, ¿quién es Sara Búho y cuál es su magia para hacer arte de todo lo que escribe?

Qué bonito, muchas gracias. Es difícil contestar a esa pregunta porque siento que aún me estoy descubriendo, pero a priori te diría que Sara Búho es Sara Bueno, alguien que necesita escribir para entender el lugar que ocupa en el mundo y ordenar sus emociones.

Un poemario donde cada verso muestra la fragilidad como algo hermoso. Sin embargo, la mayoría de la gente entiende la fragilidad como algo negativo. ¿Pretendes demostrar lo contrario a través de este libro?

Igual eso es un poco pretencioso, pero desde luego sí que plasmo mi experiencia en ese proceso de confrontación con mis fragilidades. Creo que sí existe o ha existido a lo largo de la historia esa tendencia muy marcada de ocultar aquello que nos hace vulnerables, de hacer como que no existe o incluso de señalarlo como algo por lo que sentir vergüenza. Se entiende como una manera de protegerse, pero a veces también lleva a la negación de una parte de nosotros mismos que es necesaria para estar en paz. 

Dices que la fragilidad florece de los momentos de más incertidumbre. En tu caso, has aprovechado esos momentos de sensibilidad para convertirlos en algo muy bonito: unos versos que desgarran el alma. ¿Piensas que la fragilidad es el motor para impulsar y motivar a las personas a sacar lo mejor de ellos mismos? 

Creo que es necesario reconciliarse con la propia vulnerabilidad para aprender a respetarse y a perdonarse, y también para aprender a hacerse respetar y perdonar. Yo soy sensible, ese es mi motor, y negarlo es negar una parte fundamental de mi manera de existir. 

Empezaste con un blog en internet en 2005 y, 8 años después, te conviertes, con más de 400.000 seguidores en Instagram, en una de las poetas urbanas más reconocidas de tu generación. ¿Qué supone para ti esta comunidad de seguidores que te apoyan en tu día a día? ¿Definen de alguna manera tu estilo y lenguaje?

Suponen algo muy importante ya que probablemente sin esta comunidad no me hubiera animado a publicar mis libros, y quizás, sin ellos, ahora no estaría en la situación que estoy. Siempre he sido alguien con bastante miedo, algo que en ocasiones limita la capacidad de soñar. Yo no tenía la confianza suficiente como para apostar por una carrera literaria, no venía de un entorno lector y no sabía cómo funcionaba el mundo editorial. Seguí el camino convencional, me gradué en Derecho y mientras tanto, las letras seguían ahí. Ellos, los lectores del blog y su ilusión por tener un libro con mis poemas, me empujaron a materializarlo. 

‘Fragilidades’ te transporta a un viaje por tus pasiones, miedos, amores, inseguridades, sueños…haciéndose notar la madurez artística y personal que has ido adquiriendo a lo largo de tu trayectoria profesional. ¿Estamos ante la obra más íntima de Sara Búho?

Es probable. Creo que cada libro ha sido íntimo a su manera, algunos desde un punto más visceral, otros desde un prisma más calmado. Para mí, lo especial de ‘Fragilidades’ es que es casi como un diario, y cada poema está escrito desde un sentir muy explícito que no sabía hacia dónde me iba a llevar. No podía imaginar que toda esa derrota que tanto rechazo me producía iba a acabar convirtiéndose en una defensa de lo frágil. En un abrazo.

Entre las páginas de tu libro encontramos algunas ilustraciones minimalistas de la artista ‘Norte.00’ que expresan de una forma muy especial lo que ya habíamos imaginado con tus palabras. ¿Crees que la ilustración es una buena forma para transmitir mejor las sensaciones a los lectores?

La ilustración me parece una buena forma de jugar. Me gusta la sutileza contundente de artistas como Norte.00 o Laura Agustí, porque cuando veo sus creaciones me llevan a eso que siento mientras escribo el poema. Es un reflejo, solo que en otro formato. Creo que aportan algo bonito, se alinean con la poesía.

Tu último trabajo, ‘La inercia del silencio’, consiguió vender más de 10.000 ejemplares convirtiéndose en una referencia de la poesía actual. Aunque cada vez hay más gente interesada por este género, tú has logrado enganchar con tus versos a todo tipo de público. ¿Cuál es tu secreto? 

Creo que el secreto está en que todas las personas experimentamos situaciones parecidas, y los poemas son un buen punto de encuentro para los sentimientos. 

 Encontramos poemas de inseguridad, superación, valentía o (des)amores. Pero lo que más sorprende son los mini fragmentos en los que hablas sobre tus días de ansiedad con una delicadeza y naturalidad fascinante. ¿Piensas que escribiendo sobre temas tan importantes que implican la salud mental puedes ayudar a que muchos se sientan identificados?

Esos fragmentos fueron parte de una terapia, de ahí igual la naturalidad. Están escritos en el momento preciso en que la crisis aparecía. Hacer el esfuerzo de escribirlo me ha ayudado a entender las somatizaciones y a asimilar que iban a desaparecer de la misma manera en que habían aparecido. Me ha ayudado a ir perdiendo el miedo mientras sucedía y así poder ganar un poco de control sobre mi mente y mi cuerpo. Pensar en lo que estaba sintiendo para poder escribirlo me alejaba algunas veces de la emoción y hacía que todo pasara antes. Otras tantas veces no, pero me servía para llevar un registro.

He recibido muchísimos mensajes de lectoras y lectores que se han visto reflejados y se han sentido menos solos en su proceso, y es que muchas personas no sabían qué les estaba sucediendo hasta que lo leyeron. Creo que es muy importante poner estos temas sobre la mesa y visibilizarlos porque hay mucho que cambiar en la atención pública a la salud mental.

 Acabas de sacar nuevo libro, y puede sonar pronto decirlo pero…¿algún proyecto próximo que puedas contarnos? ¿Habrá fechas de firmas para que tus lectores puedan conocerte y charlar contigo?

Tenemos programadas fechas de firma y presentación en Granada, Sevilla, Málaga, Madrid y Barcelona por el momento. Y en cuanto a proyectos, os puedo avanzar que ando trabajando en dos proyectos editoriales que creo que van a sorprender porque se alejan un poco de lo que he hecho hasta el momento.

_