‘Somos más que pieles’: María Uve y las diferentes caras del amor

12 / 11 / 2021
POR Julia González

Una búsqueda de nuevos equilibrios, diferentes fórmulas y relatos menos opresivos. Hablamos con la autora sobre la cara oscura y la luminosa de las relaciones.

Victoria González, la artista detrás de María Uve, nos muestra imágenes cargadas de pasión y erotismo. Pero si miramos más allá de lo inmediato, en sus dibujos reconoceremos a personas fuertes, seguras de sí mismas e independientes. Personas que aman desde el respeto, se relacionan con libertad y reclaman igualdad en el sexo y en la vida.

En ‘Somos más que pieles’, la autora nos muestra un poco de su propia piel, de sus cicatrices y de sus heridas abiertas a través de cuidadas ilustraciones en las que hay intimidad, pero también liberación y pasión. Un viaje por todas esas sensaciones opuestas y significados del amor para mostrar que a pesar de todo lo bueno y lo malo, el amor es un camino que merece la pena recorrer.

Portada de ‘Somos más que pieles’.

Con una comunidad de 668 mil seguidores en Instagram, esta ilustradora y fotógrafa gallega ha revolucionado las redes con sus insinuantes ilustraciones cargadas de erotismo y sus textos contra corriente. “Me encantaría convenceros de que somos más que pieles y que un puñado de huesos con fecha de caducidad. Que somos especiales, que estamos conectad@s, que estamos hech@s de experiencias, que vivimos suspendid@s en la delgada línea que separa el odio del amor”.

A través del ying y el yang, dos conceptos orientales que representan el lado negativo y el lado positivo que todos tenemos dentro, la autora intenta reflejar todo lo bueno y lo malo que nos presenta el amor. Ambas fuerzas se complementan y se necesitan, así lo ilustra Victoria en este libro cargado de sensaciones opuestas para las que no encuentra nombre, pero que consigue retratar con total precisión.

Ardo de ti y tú conmigo.

¿Cuál es la semilla de ‘Somos más que pieles’?

La semilla del libros es un viaje introspectivo en el cual trato de comprender determinadas emociones, para darles el peso correcto, para autoayudarme o sobreponerme en situaciones y para mantenerme con los pies en el suelo en otras.

Pero ‘Somos más que pieles’ nació como un proyecto en el que quería incluir pedacitos de fotografías de personas de todo el mundo en mis dibujos (de ahí la portada, que está hecha con pedacitos de fotos que me han enviado las personas que me siguen en instagram) la idea es tratar de explicar que cuando hablas de emociones no me refiero a un género o a una orientación sexual o a una etnia, sino a todas las personas.

¿El libro gira en torno al ‘ying yang del amor’. ¿Cómo dialogan en él las luces y las sombras?

El libro está enfocado en el aspecto “romántico” o amoroso de la vida, porque al final el amor es un gran motor muy presente en todos nosotros, pero creo que el concepto es aplicable a cualquier emoción, es importante entender que tanto las luces como las sombras son igual de necesarias.

Mejor que soñarte es despertarme a tu lado.

Las ilustraciones y los textos se complementan ¿cómo es poner imagen a tus propias palabras y viceversa? 

En mi caso siempre es viceversa. Tengo un concepto o idea, lo traduzco en imagen y ella me ayuda a tratar de explicarla.

Arrancas con un manifiesto sobre un lenguaje que se nos ha quedado corto, sin embargo en los textos se refleja muy bien lo que quieres decir, ¿puede ser que hayamos desarrollado otra forma de comunicarnos? 

Cuando me refiero al lenguaje quiero decir gramaticalmente. Existen muchísimas formas de comunicarnos y por eso a veces no nos entendemos bien y otras sobran las explicaciones.

También en el libro se desarrolla un viaje de descubrimiento personal, ¿está relacionado este periodo con la forma en la que nos comunicamos? 

Me imagino que sí, cuanto más nos conocemos a nosotr@s mism@s más fácil nos resulta comunicarnos con los demás.

Te mueves con esa calma que guarda mi espalda y arropa mis miedos.

No sólo nos comunicamos de forma verbal, sino también con acciones, porque muchas veces recurrimos a hechos para trasladar a las personas lo que no nos atrevemos a decir, ¿qué hay de estas comunicación en el libro?

Bueno, en realidad el libro trata bastante de eso, por eso hablo de lo sencillo que sería tener subtítulos. A veces la gente que nos hace daño es la que más nos quiere y simplemente es un error de comunicación.

Un tema recurrente es lo fácil que serían las relaciones si tuviéramos subtítulos. ¿’Somos más que pieles’ trata de serlo?

Sí, totalmente.

¿Cuál es el texto que te resultó más complicado de escribir? ¿Por qué?

La parte del yang, me resulta más complicado expresar de forma “literaria” las emociones positivas.

¿Todos los escritos han sido creados de cero para este libro, o se trata de pensamientos o situaciones que has ido viviendo y han dado como resultado ‘Somos más que pieles’?

Algunos poemas ya los tenía escritos, no han sido de cero, pero somos más que pieles era un concepto que llevaba mucho tiempo trabajando.

Con sólo tocarme nacen raíces en tu cama.

El libro cuenta un proceso de cambio que alguien sufre tras una ruptura pero finalmente llega a un punto de equilibrio y de conocimiento personal ¿hay algo de autobiográfico?

Tiene algo bastante de autobiográfico.

Pero en realidad no es un proceso específico, puede darse a la inversa también, se puede ser una persona muy equilibrada y ser arrollada por las emociones, solo es un recordatorio de que tod@s tenemos en nuestro poder el saber gestionar y aprovecharlas en beneficio propio.

¿A qué conclusión te gustaría que llegaran las personas que se acercan a ‘Somos más que pieles’?

Mmmm… difícil pregunta, no me gusta condicionar al lectora tod@s somos muy nuestr@s pero supongo que aliento a que seamos más empátic@s, sepamos relativizar y entender que (dentro de unos parámetros morales de respeto) ni lo bueno es tan bueno ni lo malo es tan malo.

Tú y yo somos de esas velas que nunca se apagan del todo hasta que no se consumen.