21 gramos: las cenizas, la urna y el sexo

08 / 01 / 2016
POR Salima Issaoui

En francés se utiliza la expresión la petite mort para referirnos al periodo refractorio que ocurre después del orgasmo. Pongámonos un poco más profundos y entendamos el orgasmo como el cúmulo de experiencias que ocurren antes de la muerte, es decir; tomemos la palabra orgasmo como sinónimo de vida. Así pues, después del orgasmo llega la muerte; la pequeña muerte -pues esta solo pesa 21 gramos.-

 

f55f2d22-4813-4cc7-a7c3-c0ec9780212e

 

“21 gramos”, además de ser el peso que todo cuerpo fallecido pierde, es el nombre del último proyecto de Mark Sturkenboom: artista y diseñador de producto holandés.

 

¿21grams nace del sexo o de la muerte?

De la muerte. Fue al ver la urna en la que mi vecina guardaba las cenizas de su difunto marido cuando empecé a pensar en hacer un nuevo proyecto. Más tarde leí un artículo que hablaba sobre como el 70% de las mujeres holandesas posee un juguete sexual, pero sólo 1 de cada 5 lo reconoce. Además, durante ese período de tiempo también leí diferentes artículos que algunas mujeres viudas habían escrito para hablar sobre cómo gestionar el duelo y el hecho de extrañar la intimidad sexual que solían tener con sus difuntos queridos. Entonces empecé a pensar en dar voz a estas mujeres.

Tres ingredientes: las cenizas, la urna y el sexo…

Esos fueron los tres elementos que me ayudaron a ver qué quería hacer. Pero, en este caso, mi objetivo era proporcionar a las mujeres un producto con el que pudieran establecer cierto contacto emocional y seguir compartiendo un espacio íntimo con sus maridos. Es un modo más de reaccionar ante la muerte y metaforizarla a partir de un objeto.

urna

Por eso no te limitaste a diseñar un consolador-urna…

Exactamente. No quise hacer un consolador-urna porque no quería que fuera exclusivamente sexual. La intimidad sexual no es lo único que quieres recordar cuando tu querido muere. Quise hacer algo que respetara las emociones y jugara con otras nuevas alternativas. El dolor y el humor pueden coexistir, así como la ironía y melancolía.

¿Qué representa para ti?

Eso es irrelevante. Si yo le pongo una etiqueta, construyo muros. Obviamente tengo mis propias interpretaciones; cada proyecto que diseño me hace dibujar de nuevo mis propios límites, acercándome a otros significados y formas de entender la vida. Pero si revelo todas estas representaciones, nadie mirará el proyecto de otra forma. Quiero que la gente sienta la libertad de interpretarlo como quiera, no quiero imponer una única definición.

Puede ser el reflejo de vuestras vidas sexuales, pero por supuesto también se puede utilizar fisicamente.

85ce67a5-b375-4dbc-b3ea-fad54af42763

En tu manifesto declaras que: “Mi atención no se centra en la apariencia de las cosas, sino en lo que yo llamo las capas más profundas de la relación entre un objeto y su propietario. Trato de invocar una miríada de asociaciones y estimular nuestro pensamiento acerca de lo que es importante en nuestras vidas”.

¿Cuál es la relación entre 21 grams y su propietario? ¿Crees que es el difunto, o es más bien la necesidad de sentirnos menos incómodos con la ausencia?

Podemos moldearlo todo excepto la muerte; de modo que el vínculo entre el proyecto y el propietario son, por supuesto, las emociones. Recuerdo una conversación con una señora sobre este mismo tema. Para ella,  21 grams es gritarle a la muerte un verdadero fuck you.

urna1

¿Es esta tu obra más polémica? 

Probablemente sí. Supongo que es lo que ocurre cuando hablas de sexo y muerte y conexionas ambos aspectos de la vida en un único proyecto. Si eres capaz de evocar emociones en tu trabajo, el éxito llega.

Pero no todas las críticas han sido agradables…¿qué me dices de las acusaciones sobre tu supuesta necrofília?

Es verdaderamente fácil lanzar un twit o crear un título sensacionalista; en esos casos mi respuesta  es el silencio. De todos modos, sólo he recibido este tipo de porquería online. Siempre que he tenido la oportunidad de hablar sobre el proyecto con alguien cara a cara, he podido ver que les gusta.

Yo me lo tomaría como un halago. Generar opiniones y emociones es la primera evidencia del triunfo. Si nadie reacciona, tu proyecto es irrelevante; está predestinado al olvido.

Si…pero si lo odian, que sea por un buen motivo.

¿Tiene tu proyecto algún buen motivo para ser odiado?

Todo tiene un buen motivo para ser odiado. Pero, por supuesto, como creador de éste, sólo puedo decir que no.

Cuando hablamos de diseño de producto y la necesidad de satisfacer una necesidad sexual, podemos encontrar dos tipos de proyectos: aquellos que se basan en la funcionalidad y aquellos que van más allá. Creo que también tiene que ver con lo que llamamos erotismo y pornografía. ¿Cómo diseñamos eróticamente?

Indagando en las vidas de la gente, las relaciones emocionales que establecen con la vida y estudiando el rol que el sexo toma en ella.

De hecho, este es el único modo en el que sé diseñar. Siempre empiezo del mismo modo: observo, algo me llama la atención, me digo a mi mismo “what the fuck” y después me pregunto “¿y si…?”

Y para finalizar…una última curiosidad: ¿has enseñado el proyecto a tu vecina?

Risas.- No. Su marido fue el punto de partida en la fase de inspiración, pero ahora ya no tiene nada que ver. Quise desconectar ambas historias. Por supuesto, diseñar debe ser personal; pero es importante desunir las historias que te inspiran del producto final, de lo contrario no habría ningún debate abierto y estas personas serían vulnerables sin haberlo escogido. Es esencial respetar tus fuentes de inspiración y las personas que te rodean.

 

www.marksturkenboom.com