Annaiss Yucra: “Una prenda nuestra es para marcar una diferencia en el mundo”

29 / 12 / 2021
POR Esther Gallego

Pachamama’ refleja un estilo de vida donde el ecofeminismo es la clave. La diseñadora peruana nos invita a regresar a nuestras raíces y conectar con la tierra.

“Artivismo, identidad y color”, así define a la marca quién le da nombre, Annaiss Yucra. La diseñadora peruana fomenta el cambio a través de su discurso lleno de consciencia, reivindicación y feminismo. En su última colección, ‘Pachamama’, observamos la visión más holística de la diseñadora. Invitando a regresar a nuestras raíces y conectar con la tierra para sentirnos vivos.

La firma surge en 2018, narrando a través de sus colecciones diversas historias y realidades. Acercándose a las mujeres de ahora, pero sin olvidar a las anteriores generaciones. Apostando por técnicas antiguas gracias a su taller sostenible, el cual tiene más de 30 años en activo.

Annaiss Yucra “necesitaba dar voz” y reflejar un legado, la base de su marca: su madre. Ella le enseñó a mirar y fue el impulso en esta trayectoria tan reconocida en Latinoamérica. Descubre mejor a la diseñadora, así como su última colección ‘Pachamama’ en esta entrevista para #VEINDIGITAL:

¿Con qué edad te iniciaste en el mundo textil?

Desde que tengo uso de razón crecí en un ambiente textil. Mis padres tenían un taller de confección en donde exportaban algodón y alpaca a distintas partes del mundo. Siempre ha sido parte de mi ADN. Recuerdo cuando empacábamos las cajas y les pasábamos “ruda”, planta que atrae la buena suerte, y lo hacíamos para que la carga saliera bien. Existía un nexo holístico en este proceso, no solo veían el producto como una materia prima, sino que existía unas ilusiones. Es más, muchas de las personas que trabajan en el taller me conocen desde pequeña.

¿Cómo consigues hacer activismo a través de la moda?

Siempre he tenido un lado político dentro de mí. Crecí en una familia muy tradicional donde veía falta de oportunidades dentro de mi propio hogar, así como la diferencia dentro de mi género. Sentía que tenía una voz muy fuerte que necesitaba ser escuchada y necesitaba buscar algún medio que me permitiera llegar a más personas, así me ayudaba a reafirmar mi compromiso con el propósito.

Gracias a la moda encontré una plataforma que sí escuchaba mi voz, un espacio de comunicación donde una comunidad podía entenderme y donde podía ser. Para mi tener una prenda bonita y colorida es solo la punta de lo que simboliza esa prenda.

¿Cuál dirías que es la seña de identidad de tu marca?

Sería artivismo, yo al final lo hago activismo a través del arte y la moda. Aunque tres palabras que definen mis prendas son artivismo, identidad y color. Una prenda de Annaiss Yucra es para ese momento en el que quieres marcar una diferencia en el mundo.

Cuando compramos una prenda de Annaiss Yucra, ¿qué estamos adquiriendo?

Cuando adquieren una pieza se llevan con ellos una pieza de nuestra historia, no es una prenda más en su armario, sino que tienen una parte de cómo es ser peruano y de revolución a través de la moda. Es una pieza que vas a poder mantener generaciones. 

Asimismo, considero que cada prenda tiene una parte de mí y tiene una serie de mensajes. Además, la moda es una manera de diálogo, cuando llevas una prenda pueden preguntarte por ella o hablar sobre lo colorida que es. Siento que una prenda de Annais Yucra es un gran medio de comunicación, mediante la cual puedes empezar a tomar temas que quizás si usaras una blusa negra no tendrías esa oportunidad de diálogo.

¿Dónde podemos ver la influencia de pertenecer a la tercera generación de mujeres indígenas?

Principalmente en las técnicas. Muchas de las prendas de las colecciones son tejidas por mis propias tías de 70 años, hay un matriarcado que se repite en cada una de las piezas. Para mí era muy importante crear un producto que sea significativo y que contará la historia de mi familia. Poder unir lo que simbolizar ser un inmigrante del campo a la capital y de todas las tradiciones que vienen con ello para luego ir modernizándolo, pero reafirmando el mensaje.

Tus prendas fomentan un estilo ecofeminista, ¿podrías definirnos este concepto? ¿Qué relación tiene con vuestra producción?

Tenemos un taller textil con más de 30 años, y durante estos años el ciclo de la moda ha cambiado. Mi familia al heredarme este taller me dejó mucha merma textil. Lo primero que hicimos fue seleccionar aquello que se podía reutilizar para crear unas prendas. Nació ahí, como una manera de reciclaje, utilizando la materia prima muerta y hacer prendas contemporáneas.

También se han dado casos en los que hemos partido de prendas antiguas de algodón, para reutilizarlo cambiando los patrones. Volviendo a ese supra-reciclaje de cada prenda.  Nosotros no usamos cuero animal, últimamente estamos usando cuero de piña o de silicona. Buscamos innovar en materia prima, encajando esos nuevos puentes en los que se pueda co-crear y es esta experimentación la que hace que se cree este mundo de princesas ecofeministas.

La figura de tu madre está muy presente en todas tus colecciones, ¿cómo se traduce en tus diseños?

La base de mi marca tiene mucha inspiración en ella. En ese nexo que yo tenía con ella, el cual siempre ha sido un motor muy grande. Cuando me gradué en diseño de moda, lo sentimos como si ambas lo hubiéramos hecho. 

A través de la marca buscó no solo contar su historia, sino mostrar y seguir su legado como artesana, pionera textil ya que estaba muy adelantada a su época. También quiere crear una generación de mujeres que no tenga límites ni que se los impongan a ellas mismas, así como recordar que acepten tal y cómo son. Mi madre me transmitió ese mensaje durante la crianza, la tuve como una aliada que me empoderaba. Este concepto trasciende en mí y se expone en diferentes frases a través de la marca, ya sea en prendas o etiquetas.

¿Consideras que tu colección Matriarca fue un punto de inflexión?

Totalmente, considero que fue una colección muy importante en mi carrera. Fue la primera que digitalizamos, la pusimos en 3D e hicimos varias intervenciones que fomentaron realmente un cambio. Se habló de una historia muy fuerte que es el caso de Lina Medina, así como el caso de mi abuela. Pienso que al final todas las colecciones tienen un vínculo muy especial conmigo, y en ese momento era lo que quería comunicar a mi comunidad.

¿Cómo definirías tu última colección ‘Pachamama’?

Esta colección es más holística, se gestó en un tiempo en el que estábamos encerrados en plena pandemia. Eran otros parámetros de vida, considero que las personas necesitaban un tipo de mensaje enfocado en volver a sentirse vivos, volver a conectar con la tierra. ‘Pachamama’ tenía y debía tener ese mensaje de volver a regresar a tus raíces, hablar de la vida como una alegoría y es una colección mucho más feliz. Aunque también habla sobre el otro lado, la agricultura y las mujeres dentro de este sector.

Dio la casualidad que en Perú se dio un problema en cuanto a la explotación de los trabajadores y trabajadoras de los campos de uva. Entonces, me parece muy interesante que la colección también se alineara con este suceso.

Con ‘Pachamama’ observamos una alegoría a lo “sembrado este año”, ¿qué concepto buscas transmitir en esta cosecha del futuro?

Con el año que pasamos debido a la pandemia ha cambiado la perspectiva de muchas personas. Para mí la cosecha del futuro significa eso, aprender a priorizar las cosas que quizás no eran tan tangibles dentro de nosotros. ¿Cuáles son nuestras prioridades como seres humanos? ¿qué buscamos para nuestro bienestar? Creo que esto es lo más importante para la cosecha del futuro, considero que esta pandemia sacó todo lo mejor que tenemos las personas. Se vio una unión que hacía tiempo que no vivíamos.

La imagen gráfica dibuja un mundo muy especial, ¿cómo fue el proceso creativo de este fashion film? ¿Qué buscas transmitir con él?

Parte de la digitalización de ‘Pachamama’ está inspirada en el documental ‘Sembrado de hace día’. Contamos la historia de una de las sembradoras de día, esta agricultura no usa pesticidas y trabaja su tierra de forma muy sana así como holística. Es muy bonito el concepto.

Además, trabajan la flor de la quinoa y conseguimos digitalizarla, marcando un estilo futurista y mostrándolo pero no de una forma frontal. Queríamos que no se viera de forma directa como “es quinoa una planta típica peruana”, buscábamos que se mostrará como un fruto del futuro. Hay varios aspectos pequeños encerrados en este fashion film, también se puede ver la montaña de siete colores y varios elementos más.

Descubre la colección Pachamama de Annaiss Yucra en su página web

_