‘ExNovo’, de BFlecha: un antídoto contra el vértigo

16 / 07 / 2021
POR África Poveda

Hablamos con Belén Vidal sobre su nuevo disco, en el que dialoga con la tecnología, la filosofía, la ciencia y el futuro aplicado al presente.

Tras una década de carrera, la cantante y compositora gallega ha conseguido consolidarse como una de las grandes tendencias del panorama musical mezclando vanguardia sonora e instinto pop con trabajos como ‘βeta (2013) yKwalia’(2017). Belén Vidal aka BFlecha, pionera en el R&B cantado en español en nuestro país y en la fusión de sonidos de raíz con electrónica, vuelve para ofrecer nuevos timbres orgánicos, texturas digitales y R&B deconstruido en la intersección entre filosofía, ciencia y poesía. Todo ello lo encontramos en ‘ExNovo’ (Arkestra Discos), su último álbum que gira en torno al pensamiento de una nueva manera de estar en el mundo, respecto a las redes sociales, al tema medioambiental, social… un statement con muchas lecturas más allá de lo musical. Compuesto y grabado a lo largo de 2019, en su interior encontramos 12 temas escritos y producidos por la propia artista en colaboración con Mwëslee y con su círculo habitual: Judah GT, Monkey’s Cymbal o Lost Twin. Además de su música, BFlecha ha participado en grandes proyectos durante este último año, como componer la melodía para la pieza audiovisual de Diana Toucedo con Donna Haraway y Vinciane Despret que forma parte de la nueva expo del CCCB.

En esta entrevista, la viguesa fotografiada por ‘White Dog Studio’, nos cuenta todos los detalles de este proyecto, un lugar que considera perfecto como antídoto al vértigo generado por la aceleración del presente. ‘ExNovo’ es una reivindicación del vacío y del silencio, un espacio donde las estadísticas y los algoritmos han sido abolidos para recuperar la atención y escuchar con ojos cerrados para soñar otra vez.

El pasado abril lanzaste tu último disco, ‘ExNovo’, tras ‘ßeta’ (2013) y ‘Kwalia’ (2017), ¿cómo definirías tu evolución? ¿Qué podemos esperar de este último disco?

Es una continuación de mis anteriores trabajos, en el cual se pulieron ideas que estaban en los discos anteriores. Exnovo significa “de nuevo”. Es un disco que reflexiona sobre nuestra realidad, sobre los cambios que estamos viviendo en los últimos años y se pregunta cómo afrontarlos, cómo es estar en el mundo de otra manera, ya que lo que hicimos hasta ahora no funciona.

Respecto al sonido, hay una necesidad de buscar más espacio en la música. Quizás por el contexto en el que estamos de aceleración, de saturación de información, hizo vaciar la música, trabajar con texturas más minimalistas para dejar más espacio a las voces e instrumentos orgánicos que de alguna manera representan lo vivo, lo celular.

Hablas de ‘ExNovo’ como una zona de emergencia, un dispositivo prismático. Háblanos un poco de este espacio que intentas crear con el disco.

Está escrito antes de la pandemia, pero creo que muchas de las ideas que aparecen reflejadas cobraron sentido con ella porque reflexiona sobre el contexto en el que ya estábamos antes. Como en el día a día, que sabemos que todo esta mal, pero de una manera subconsciente seguimos con nuestro ritmo de vida y no cambiamos nada. Con la pandemia todo eso que estaba escondido salió a flote. 

En los momentos difíciles y de incertidumbre pueden surgir oportunidades para empezar de nuevo, y sobre todo para desconfiar de lo “normal” y para darnos cuenta de que desde el área de acción de cada uno, podemos hacer pequeños cambios para transformar el futuro desde el presente.

En el disco encontramos una variedad muy amplia de sonidos, desde gaitas hasta sonidos eléctricos a sintetizadores, ¿cómo construyes esta fusión?

Este disco hay colaboraciones de Judah, Pablo Martin, Lost Twin … pero la mayor parte del trabajo lo produjimos entre Mwëslee y yo. Entre los dos investigamos cómo crear una simbiosis entre lo orgánico y lo tecnológico. Intentamos crear una especie de híbrido, trabajando con gaitas, caracolas, pandeiros, palos, piedras .. y sonidos digitales, síntesis granular. Un espacio sonoro donde la tecnología estuviese al servicio de la vida, en la que respirasen en armonía y al tempo de los ciclos naturales de la tierra.

‘ExNovo’ en sus letras y por la forma en que está compuesto, tiene una vertiente muy filosófica, ¿qué conceptos dirías que explora? 

Trata de como la omnipresencia de las imágenes coloniza nuestra capacidad de imaginar, nuestros pensamientos y parece que nos inhabilita el resto de los sentidos, ya no escuchamos con los oídos sino con los ojos, miramos los números, las estadísticas…Se pregunta cómo plantear nuestro lugar en un mundo donde el humano ya no es el centro, y nuestra relación con el resto de las especies con las que co-habitamos el planeta. También busca ir mas allá de la frustración provocada por todos estos cambios y convertirlos en un posicionamiento creativo y positivo.

Además, has estrenado videoclip del doble single ‘Vacío’ / ‘Zaï’ junto a Joost Eggermont, un desarrollador de videojuegos, cuya idea surge del Mito de Gualchován. ¿Puedes contarnos un poco qué queríais explicar con él?

Tanto la canción como el video es una defensa de la tierra, una reivindicación para recuperar imaginarios afirmativos, útiles. Llevamos décadas alimentándonos con distopias, de tanto verlas es la crónica de una muerte anunciada. El videoclip representa un Apocalipsis inverso, el triunfo de la vida y el fin de la “Roca Negra”, que representaría los fondos buitre, la banca, Wall Street..

Al contrario de la gente de Silicon Valley, que una vez que ya ha explotado el planeta quiere ir a Marte a seguir colonizando y expoliando para su propio beneficio, “quedarse” (como dice la canción) significa implicarse, asumir responsabilidad y no traicionar nuestra casa, lo que nos permite vivir, y reafirmar nuestra identidad común que es la Tierra.

Por otro lado, la estética en general es bastante futurista, pero de alguna forma este disco explora la frontera entre un mundo más orgánico y el progreso, no se trata de elegir uno u otro pero ¿cómo definirías vivir en este intersticio? 

Claro, no se trata de elegir sino de lograr un equilibrio entre ambos, la tecnología es creada por el humano por lo tanto es algo natural, los animales tienen su propia tecnología también. ¿Qué diferencia hay entre un nido de pájaros y un edificio? Creo que la tecnología debe servir para crear un futuro mejor, para organizar la realidad. El problema es que algunos humanos solo la utilizan para su propio beneficio económico. Esa tecnología moldea nuestra realidad, cambia nuestra cultura, estamos a merced de ella. Somos nosotros los que nos adaptamos, y esto nos convierte en autómatas, nos cosifica.

Creo que no se trata de dejar de lado esa tecnología, sino de recuperarla. Usarla para el beneficio de los habitantes de este planeta: humanos, plantas, animales… hacer sistemas más libres que podamos modificar y cambiar para el bien común. 

‘ExNovo’ se presenta como una reivindicación del vacío y el silencio, ¿crees que a veces se nos olvida la importancia de esto en este mundo que va tan rápido y con tantos estímulos?

En la prisa y la saturación de información, las redes sociales.. no nos dejan tiempo para pensar. Estamos entretenidos en un mundo de millones de canales, zapeando o creando contenidos que ademas adquieren una vida muy corta y devalúan nuestro trabajo, ya que la unidad de medida son las reacciones que tenga la publicación, no el trabajo en sí mismo. Todas estas nuevas plataformas son las nuevas estructuras por las que nos comunicamos, trabajamos.. Los diseños y como funcionan son muy cómodos y optimizados pero en la comodidad está la trampa. 

Para imaginar otras alternativas hace falta tiempo y paciencia, y como decía Chris Marker: “no podemos imaginar el futuro si estamos intentando sobrevivir”. Con la precariedad en la que está la mayoría de la gente es normal que cuando llegue a casa lo único que quiera es desconectar. Creo que la clave es recuperar nuestro tiempo y atención para poder soñar otra vez.

Por primera vez te adentras en el gallego para cantar uno de los temas con un poema de Xavier Queipo. ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué ha significado para ti este cambio?

Hasta la fecha todas mis letras las escribí yo, así que es la primera vez que canto sobre los textos de otra persona. Xavier me pasó varios poemas y cuando leí ‘Enantiómeros’ sentí que encajaba perfectamente con el resto del disco. Para mi fue estimulante trabajar con los textos de otro autor y dejarme llevar por el ritmo de su escritura, por las palabras, sin saber que iba a salir… También me gusto explorar las sonoridades del gallego, cómo integrarlo de una manera natural en mi música..

Llevas más de una década en el mundo de la música, y hemos leído que defines tu carrera como un todo que se construye pasito a pasito, ¿tienes pensado algún lugar (musicalmente hablando) que quieras explorar próximamente?

Me gustaría seguir investigando en como hacer temas más libres rompiendo las típicas estructuras de la canción. También probando nuevas sonoridades pero sin perder la esencia del proyecto… seguir cuidando el modus operandi: cómo se hacen las cosas…

Creo que es necesario crear una conciencia en el oyente para que se de cuenta de que es una pieza fundamental en todo esto y también tiene poder para transformar el mundo de la música, para que proyectos del underground puedan ser sostenibles para seguir existiendo, fomentar la biodiversidad en el arte y la cultura.

Puedes escuchar ‘ExNovo’ en todas las plataformas digitales con www.smarturl.it/blazares.com

_