Teyou: “yo quería ser blanca, yo quería tener los ojos azules y yo le rezaba a Dios por las noches”

02 / 07 / 2021
POR Gabriella Nuru

Hablamos con la artista afrodescendiente sobre ‘Pantera’, un canto para que las personas racializadas no olviden su potencial y se celebren siempre.

Para Teyou ‘Pantera’ supone dar un paso adelante en la música con decisión. Es una forma de reconocerse y hacer las paces con su niña interior que durante años creció llena de inseguridades y sin referentes de peso que le pudieran recordar lo bonita y única que era. Como su historia hay miles. De ahí la importancia que tiene un single como el suyo, que busca que las personas racializadas no olviden su potencial y se celebren siempre, pese a crecer en un contexto y entorno que no las visibiliza o no siempre les da valor.

La joven artista afrodescendiente, que hace un par de años colaboró con Carlos Jean en el tema “Dancing Together”, canción oficial del Mundial de Rusia 2018, habla con seguridad y espontaneidad de lo urgente de contar nuestras historias y no ponerse límites a la hora de crear y sentirse una misma.

El single Pantera que forma parte de su inminente primer EP, es el inicio de un gran camino donde la multidisciplinariedad artística y la sensibilidad creativa son sus puntos de partida.

¿Quién es Teyou y cuándo empezó su trayectoria en la música?

Teyou es Elena Matateyou y es una chica que empezó a cantar casi desde que tiene memoria y a escribir canciones sobre sus amigas, sobre a dónde quería ir de viaje, sobre que no quería crecer. Esto ya con 5 años así que empezó bien pequeñita…

¿Tus orígenes han marcado el estilo de música que cantas o las temáticas que sueles abordar con tus letras?

Cien por cien. Yo creo que igual no tanto en estilo porque igual me influye más la música que mi madre me ponía de pequeña (que no tienen nada que ver con mis raíces camerunesas), pero sí que a nivel temática cien por cien porque ahora mismo hablo mucho de identidad, hablo mucho de mi cuerpo, de mi piel, de mi autoestima y todo esto está muy ligado a mis orígenes y a mi raíz, o sea que sí, en ese sentido sí.

¿Qué influencias musicales dirías que tienes? ¿Qué artistas te han inspirado a lo largo de tu carrera o te inspiran ahora mismo?

Las influencias que tengo ahora mismo son básicamente las artistas que siempre me han inspirado; Tracy Chapman, Nina Simone, Mahalia y Stromae, una de las personas que más me ha influido a la hora de escribir, de cómo quiero abordar un tema y de ver que se puede hablar de lo que te dé la gana en una canción, ¿sabes?, no hace falta que sea de amor, que eso es una obviedad.

Has tocado varias ramas a nivel artístico como la interpretación. ¿Crees que todo está interconectado? ¿Qué valor le das a la multidisciplinariedad en tu camino como artista? 

En mi caso sí. Personalmente no hubiera llegado a encontrar tal vulnerabilidad a la hora de escribir mis canciones si no hubiera estudiado Arte Dramático. Me quité muchísimas resistencias, me conocí muchísimo más a mí misma porque es un trabajo donde tienes que desprenderte de todos los bloqueos que puedas tener y conocerte mucho para afrontar un personaje. Eso dio pie a que yo pudiera escribir desde un sitio muy concreto que hace años no hubiera podido. En mi caso sin duda están súper ligadas la interpretación con la música.

En cuanta a la multidisciplinariedad, le doy muchísimo valor y me siento muy afortunada de haber tocado tantos palos y poder tener tanta amplitud de miras a la hora de afrontar un proyecto porque sí que es verdad que le da una riqueza y me da un punto de vista que me gusta mucho y que creo que aporta, ya sea la hora de producir el tema, ya sea a la hora de escribirlo, de cómo lo puede recibir el público luego a la hora del videoclip; qué quiero que se vea, cómo, los colores, etc. Al final mi formación como actriz ha influido totalmente en lo que soy como cantante.

¿Cómo ha influenciado tu forma de ver el arte el hecho de que seas una mujer afrodescendiente en España? ¿Crees que como mujer afro el arte tiene que ser necesariamente una herramienta de lucha y reivindicación?

Creo que me ha hecho ver el arte desde pequeña desde una madurez que igual no era la propia de la edad, pero como que tuve que desarrollar una empatía y una conciencia de la realidad. Yo no comía los dibujos con patatas, yo los veía y decía: aquí no hay nadie como yo, no hay personas negras, no hay nada más porque claramente en España no pasa. Entonces tenía que hacer yo ahí una reflexión en vez de decir: pues mira qué bonito este cuadro, mira que bonita esta serie o este videoclip, ¿no? Tenía que hacer un trabajo de comprender más allá de lo que estaba viendo y no, no creo que por el hecho de ser una persona racializada tengas que hablar constantemente de que eres una persona racializada y que tenga que ser motivo de lucha. O  sea, yo creo que puedes hablar de amor, de follar, de fiesta y de lo que te dé la gana. Yo creo que tu color de piel no dice lo que tienes que hacer o no como artista. Yo elijo cantar sobre esto porque es lo que a mí me ha nacido en este primer tema, pero no me parecería justo tener que hablar solo de esto.

Acabas de sacar tu single Pantera con un mensaje fuerte y empoderador. ¿Cómo surgió la idea de la canción? ¿te has basado en experiencias personales para escribirla?

Pantera nació cuando yo un día hace ya un año y pico o así fui a Santander que es donde yo crecí y vi una foto mía de pequeña y vi que era muy guapa y no porque sea yo sino porque dije: “qué niña tan guapa y qué fea me sentía”. En ese momento tuve un click de decir “esta niña es guapa” y se ve en su mirada cómo se sentía la cosa más fea y monstruosa del mundo, esa niña quería ser blanca. Entonces, de ver esa foto y de recordar y que se me removieran las tripas de la sensación que yo tenía, me nació escribir Pantera. La letra es mi vida literalmente en plan: yo quería ser blanca, yo quería tener los ojos azules y yo le rezaba a Dios por las noches para que me cambiara el color de piel, en plan “por favor, por favor, por favor, yo ya no quiero tener este color de piel, quiero ser como mis amigas”. Esa primera percepción que yo tuve de mi misma me parecía muy importante contarla porque creo que es la de muchas niñas en España.

Es un tema que está acompañado de un videoclip muy potente y de mucha calidad.  ¿Es importante para ti el equipo técnico con el que te rodeas?¿Qué visión tenías a la hora de darle forma al formato visual?

Para mí el videoclip era muy importante. Era casi igual de importante que la canción; tenía que ir de la mano de la canción. Al final es un tema que habla de estética y de imágenes y referentes, entonces necesitaba una pieza visual muy potente. El equipo ha sido maravilloso, la verdad es que para mí es súper importante encontrar gente que entienda este tema y lo vaya a cuidar como yo necesito y, vamos, no he podido salir más contenta. Y el cast, ya se ve en el vídeo, son niñas maravillosas y preciosas que comprendieron completamente de lo que estaba hablando la canción y yo se lo contaba en día del rodaje y de qué iba y todo. Comprendían completamente y eso luego se ve en sus miradas, se nota en el videoclip que esas niñas saben perfectamente la sensación y el peso que se siente cuando no te sientes bien en tu piel y en tu cuerpo.

Yo tenía muy claro que quería que fuesen momentos de mi vida. Quería que hubiera una parte muy costumbrista en plan: yo en mi habitación con mi poster de Hannah Montana porque ese era mi referente o yo pintando con “color carne” a una chica rubia porque era lo que yo quería y para mi el color carne era la piel blanca, no asociaba el olor carne al color de mi piel. Y luego el momento espejo al final del videoclip me parece el momento más bestia y el plano más bonito de todas sujetando el espejo para que la niña se mire porque estamos ahí nosotras diciéndole mírate, que eres bella y maravillosa y estamos aquí para que te mires y te veas.

¿Crees, por tanto, que la representación y los referentes que tengamos es importante sobre todo en un país como España que se nos da poca visibilidad?

España en concreto es un país que ha ido muy por detrás en este tema y a nivel referentes afrodescendientes en España ahora está empezando a haber más y de diferentes tipos y de diferentes disciplinas pero, vamos, cuando yo era pequeña es que literalmente no había nadie en quien yo me pudiera reflejar en España, Por tanto me parece muy importante que los niños y las niñas se puedan mirar y aspirar a lo que quieran y que sientan que su piel es maravillosa y que sea  igual de válida que la de Hannah Montana porque Raven también existe y Raven es la puta amo también. Entonces, necesitamos eso en España.

Además no hay que olvidar que todo este tema afecta directamente a la psique; cómo cuidemos de nuestra salud mental y de nuestra autoestima después afecta a la parte académica , a la parte profesional o a la hora de relacionarnos con los demás. Por tanto, ¿desde dónde nos relacionamos con los demás?, ¿Por qué creemos que no tenemos tantas oportunidades con los otros? Si no nos vemos reflejadas en en ciertos espacios automáticamente pensamos que ese no es nuestro sitio. Hay que ir reseteando estas cosas porque todo el mundo se merece todas las oportunidades y estar en todos los sitios.

En una industria tan competitiva como la musical, ¿crees que se le da espacio a todos los artistas afrodescendientes del panorama musical? ¿te has sentido alguna vez con algún tipo de presión o, por lo contrario, las cosas están mejorando?

Yo creo que sí, se le está dando espacio en España a artistas afrodescendientes ahora mismo y poco a poco y en general aunque todos sean emergentes se nos está dando espacio. Creo que hay muchísimo interés en ver qué se propone y qué nueva música se hace y sí que es verdad que he sentido presión. Siempre hay muchas expectativas como mujer en la industria pero claro como mujer negra ya sientes como que la gente espera cosas de ti que igual no tiene nada que ver contigo, pero claro eso es una vez más ignorancia que poco a poco hay que ir dejando atrás. También pasa que igual te ponen en competición con las únicas otras dos personas negras que hay haciendo música y la movida no va de eso pero inconscientemente la gente lo hace, divide de esa forma. Pero vamos, yo creo que sí hay espacio.

¿Qué planes tienes para el futuro? ¿Con qué expectativas lanzas Pantera? 

Ahora mismo estoy currando como actriz en una cosa que no sé si puedo contar pero es muy guay y sacaré el EP y que va a transitar entre el odio hacia mí misma (eso es Pantera) hasta la aceptación y el amor y el quererme. Pronto sacaré el segundo tema de este EP y tengo muchas ganas. 

En cuanto a con qué expectativas lanzo Pantera pues, básicamente queriendo que acompañe a las personas que hayan podido sentir como yo aquí y queriendo que con esta canción y con este videoclip muchas personas se hayan podido sentir reflejadas y comprendidas, y verlo hecho con mimo, con cuidado y mucho amor porque ahora nuestra historia se ha contado y nuestra historia queda escrita, y es importante que no se olvide porque a día de hoy muchísimas personas siguen viviéndolo, las mismas niñas del videoclip me lo contaban. por tanto, hay que contarlo, hay que verbalizarlo y hay que escucharlo.