El paso a cyborg de Kai Landre

04 / 03 / 2022
POR Esther Gallego

Experimental, digital y con sonidos cósmicos, así es el EP: ‘Cyborg’. Tras su anterior disco ‘Human’, podemos escuchar el tránsito del artista a androide con este nuevo proyecto. Hablamos con él.

De lo humano a lo robot, Kai Landre es un artista experimental que expone este tránsito con su nuevo EP: ‘Cyborg’. La pandemia fue el marco para este disco que presenta tracks  “a partir de sonidos cósmicos, pero esta vez dejándonos llevar por lo que saliera sin necesidad de mantener fidelidad a la primera grabación melódica”, señala Landre.

Los productores Lyzza, ETM, Hot Sugar y Mercabae forman parte de este disco, aportando experiencias y toques característicos al trabajo del músico cyborg. Conoce mejor a Kai Landre en #VEINDIGITAL:

Con tu anterior proyecto, ‘Human’, reflexionas sobre abandonar esa humanidad para dar paso a la identidad cyborg, mientras que en este disco la abordas de lleno. ¿Cómo dirías que ha sido este tránsito?

Efectivamente, en mi release previo a este nuevo EP muestro a través de los lyrics de los tracks conversaciones entre el Ego y el Espíritu (la composición humana en el plano metafísico). Mientras que en el ‘Cyborg’ EP se muestra de lleno todo el proceso mental relacionado a la transición humano-cyborg. 

Estos dos proyectos toman sentido en conjunto al aparecer este nuevo release; ya que se relacionan entre sí, a nivel conceptual y de sonido. Primero es ‘Human’, y segundo ‘Cyborg’. Tenía muy claro en el momento en el que hice el release de Human quería que fuera la primera parte del ‘Cyborg’ EP, pero en secreto.

Apuntas que este disco es un “conjunto de canciones que tratan sobre el proceso mental” por el que has pasado, ¿cómo dirías que logras transmitir esta evolución a otras personas?

He intentado hacerlo a través del Sound Design de los tracks, empezando por ‘Human’, si se presta atención al detalle sonoro se podrá escuchar que todos los sonidos son de cristales rotos, bombas, alarmas… En definitiva, sonidos propios de la humanidad, de la Tierra. Y a medida que el EP avanza, se vuelve mucho más confuso rítmicamente, más duro, rápido. Asimismo, se van introduciendo poco a poco sonidos más ”otherwordly”, por lo que la evolución entre humano y cyborg, aparte de en los lyrics que hablan de distintas emociones y sensaciones, también queda retratada en el diseño sonoro que acompaña cada canción individualmente.

¿Cómo ha sido el proceso creativo de este EP?

Ha sido una auténtica locura, empecé a desarrollar los tracks al inicio de la pandemia, en la mítica cuarentena. Me pasé cada noche del encierro en vela, frente al ordenador haciendo música con luces lilas y mucho vino.

Poco a poco me fui dando cuenta de que los tracks tomaban sentido entre sí, y de que tras un largo período sin hacer releases, estaba preparado para volver a publicar música. Decidí escribirle a Lyzza, quien aceptó la propuesta de ser mi mentora para el proyecto, y 2 años más tarde aquí estamos, publicando este entrañable proyecto tras muchos, muchos cambios.

A nivel compositivo ha sido bastante interesante de hacer; llevaba ya un tiempo componiendo pequeñas piezas a partir de melodías de rayos cósmicos extraídas del sentido cyborg que utilizo. Para este proyecto quería llevar esa metodología de trabajo al siguiente nivel: les propuse a otros productores que desarrolláramos juntos tracks a partir de sonidos cósmicos, pero esta vez dejándonos llevar por lo que saliera sin necesidad de mantener fidelidad a la primera grabación melódica. Por lo que el proceso fue mucho más abstracto y también, claro está, se tardó mucho más.

¿Existe algún hilo conductor entre los temas del disco?

Los temas que componen este proyecto se interrelacionan de forma evolutiva: empezando por ‘Human’ y terminando por ‘Cyborg’. Los temas que se tratan siguen la línea temporal de mi propia evolución personal, de mi propio entendimiento.

¿Cuál dirías que es el sonido clave que conecta todos los temas del disco?

Sin duda el melódico, pues aparte de que todas las melodías que provienen de grabaciones de rayos cósmicos, todos los tracks tienen progresiones melódicas un tanto disonantes.

Los sonidos usados en los tracks son mayormente voces mías distorsionadas y convertidas con sintetizadores digitales. He estado experimentando con la distorsión del sonido en digital, tratando de averiguar hasta dónde se puede llevar el sonido los ordenadores de los que disponemos. De momento he llegado hasta lo que se puede escuchar en el EP, sin embargo, seguiré experimentando con este concepto.

El disco presenta distintos featuring, ¿cómo ha sido colaborar con  Lyzza, ETM, Hot Sugar y Mercabae? Y, ¿qué aportación consideras que da cada productor a tu proyecto?

Ha sido un sueño, empezando por el hecho de que son productores a los que admiro y admiraba mucho antes de colaborar con ellos. Asimismo, he aprendido mucho, cada uno se rige por un entendimiento de la música muy personal y distintivo frente al resto. Por lo que he tenido el placer de poder entender un poco más del proceso que sigue cada uno. Al final, también me he podido nutrir de mi propio proceso al observar cómo ellxs hacían la música.

Para mi compartir procesos creativos con cualquier otra persona es algo que considero siempre fructífero. En el caso de la música, usando un lenguaje común se puede extraer muchos aprendizajes tanto de creación, como de experimentación e incluso de valores personales. Hay que observar y ya.

¿En qué manera estás experimentando con tu estilo de electrónica?

Actualmente me encuentro sumido en un proceso de experimentación dentro del marco de lo digital, me interesa mucho todo lo que se refiere a música compuesta analógicamente pero voy paso por paso.

Estoy experimentando con la deformación del audio; tratando de llevar la onda de audio binaria al extremo estirándola, filtrándola… Me divierte y a la vez me hace sentir como si abriera puertas a nuevas dimensiones a través de las frecuencias de audio.

Presentas tu EP con el adelanto ‘Lights On Me’ y señalas que es una exploración y una muestra del “progreso personal”, ¿en que manera muestras este proceso con el videoclip?

Este track representa para mí la aceptación de uno mismo, ese momento en el que dejé de sentirme confuso sobre el ciborgismo y empecé a explorar en él.

¿Cómo ha sido trabajar junto al director Nil Fernandez en este vídeo?

Un placer como siempre, ya habíamos colaborado anteriormente, pero sin duda las ideas que tuvo para hacer el videoclip de L.O.M fueron increíbles. Solo hace falta ver la imagen que sacó de la grabación que hicimos, me gusta mucho la sencillez y conceptualidad de su mente al trabajar con él.

Descubre el nuevo proyecto de Kai Landre, escucha ‘Cyborg’

_