Tratado sobre la resaca

09 / 05 / 2022
POR Julia González

La popular ilustradora Monstruo Espagueti nos cuenta todos los secretos de este famoso malestar posborrachera en su nuevo libro.

La resaca ha formado parte de la historia de la humanidad desde que el ser humano es ser humano. Sin embargo, todavía hay muchos misterios acerca de ella y, sobre todo, respecto a cómo curarla.

Todos nos hemos puesto piripis alguna vez. Ya sabemos que es muy divertido hacer la cucaracha en un karaoke, pero después llega el “oh, viejo amigo”, también conocido como BAJÓN. ‘Tratado sobre la resaca’ (Plan B), firmado por Monstruo Espagueti, aka Natalia Bengoechea, es un peculiar recorrido cómico en torno a esa temida consecuencia: la RESACA.

En él encontramos los fundamentos científicos de esta dolencia; los tipos de resaca que existen y cómo varían según las edades de los que la padecen; descubriremos a los grandes resacosos de la humanidad y lo más importante los remedios más famosos para combatirla.

‘Tratado sobre la resaca’ es un libro que aborda ese  estado por el que todxs nos hemos pasado alguna vez, pero que es un poco tabú en cuanto se sale un poco del contexto social, ¿cómo fue que decidiste escribir sobre ello?

Los tabús me parecen absurdos. Cuanto más hablemos con naturalidad de todo, mucho mejor.

En la intro del libro comentas que después de tu segunda publicación te propusiste no volver a escribir otro pero aquí tenemos un nuevo trabajo. ¿Qué fue lo que te hizo cambiar de opinión?

Empezó a picarme el gusanillo al cabo de un tiempo de haber publicado el segundo. Lo que más me animó es encontrar un tema con el que sabía que iba a encerrarme y pasarlo bien haciéndolo.

Aunque por el título no lo parezca, es un libro que toca cualquier tema relacionado con la resaca. No sólo qué es, sino remedios, resacas famosas, incluso hay recetas de cócteles. ¿Cómo se te fueron ocurriendo los temas que tratas en el libro?

Lo fui organizando por capítulos y a partir de ahí lo desarrollaba. El proceso ha sido divertidísimo.

¿Cuál fue la parte que más interesante te pareció a la hora de escribir o recabar información?

Los personajes históricos, las rockstar y su relación con la adicciones. Hubiese seguido desarrollando pero tenía que entregar el libro. Lo que me ha parecido una putada es que hay gente que tiene predisposición genética a las adicciones.

Es un obra que normaliza totalmente el consumo de alcohol pero en todo su contexto resulta pedagógico, ¿era éste el fin?

No es que lo normalice, es que ya no está solo normalizado sino incrustado en nuestra cultura y en todas nuestras celebraciones.

El motivo de hacer el libro era desarrollar un tema divertido y este tiene mucho jugo. Si de paso ha resultado interesantes, ¡mejor que mejor!

Al hilo de esto, uno de los capítulos del libro explica el por qué se produce la resaca en términos científicos, ¿has tenido la oportunidad de hablar con expertos sobre este tema?

Toda la info la saqué de google. Me encantaría decir que estuve investigando en la Biblioteca Nacional pero no. Eso sí, al estar hecho en tinta, le da ese toque artesanal ¡y en eso sí que invertí horas!

También nos descubres a varios personajes históricos que tenía una relación muy estrecha con el alcohol, ¿conocías a todos o ha habido alguna sorpresa?

He escogido personajes que ya conocía o por los que siento algún cariño especial aunque desgraciadamente famosos con adicciones ha habido miles.

Cuentas tu experiencia viviendo en Reino Unido y cómo era el consumir allí y cómo afecta eso a la hora de relacionarse ¿qué fue lo que más te chocó?

En especial la relación tan insana que tienen con el alcohol, como válvula de escape y para poder ser ellos mismos. Los latinos estamos más desinhibidos y nos parecemos más a nuestro yo borracho. Los anglosajones cambian mucho y se desmadran como locos.

Por último y sin hacer ningún spoiler, ¿cuál es tu tipo de resaca?

Yo ya tengo poquitas resacas porque bebo con moderación como una profesional (aunque me encanta el champagne, el mezcal…) ¡La moderación es la clave! Así puedes disfrutar de muchas cosas durante mucho tiempo.